El secreto del éxito popular de Ana Milán

·4 min de lectura
VITORIA-GASTEIZ, SPAIN - SEPTEMBER 01: Ana Milan attends 'By Ana Milan. T2' premiere at the Europa Palace Congress during the FesTVal 2021 day 2 on September 01, 2021 in Vitoria-Gasteiz, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Ana Milán gana popularidad y apoyo gracias a su feminismo y personalidad (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Ana Milán está de moda y no solo por su trabajo como actriz sino por su arrolladora personalidad con la que muchas mujeres se sienten representadas.

Ana es magnética y tiene esa chispa que te atrapa. Hay mujeres que son tímidas y admiran su descaro y su gracia a la hora de expresarse, otras mujeres ya están empoderadas y no temen gritarle al mundo, siendo Ana un altavoz que las refleja ante la sociedad.

Actualmente, tanto en España como en muchos países del mundo, el feminismo está afortunadamente a la orden del día y Ana Milán es el paradigma de este movimiento y de los ‘zascas’ bien dado que se merecen los hombres en los medios de comunicación.

Las preguntas arcaicas y machistas que cosifican a la mujer son un clásico en los eventos. Mientras que de los actores hablan por su trabajo y nunca se les pregunta de qué marca es su esmoquin o si tiene novia, a las mujeres siempre.

Milán está siendo viral por contestar con su desparpajo a un reportero (y, posteriormente, a otra reportera) que, en vez de preguntarle por su trabajo deciden preguntar si está soltera.

Cuando le preguntan, Ana responde que está soleta y el reportero le replica si es que “quieres estar sola” y Milán, rápida y audaz como siempre, le rectifica con una aplaudida reacción: “Bueno es que me parece que confundir estar soltera con estar sola es un error” y el hombre responde: “¿No te apetece?” a lo que la artista, insiste: “¿No me apetece qué? ¿Me estás haciendo una proposición”, tirando de ironía.

Él le dice “Nunca se sabe” y ella sentencia: “Ah, ¿nunca se sabe? Pues cuando lo tengas claro me lo cuentas” y se da media vuelta para irse.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde luego Ana tiene una marcada personalidad y, lejos de ponerse borde aunque seguro que está harta de las preguntas machistas, tira de su especialidad, el humor, para dejar en evidencia al que formula semejantes soeces.

Otro ejemplo que sigue en la memoria televisiva de todas y eso que pasó hace una década fue la visita de Ana a “El Hormiguero” donde dejó a Pablo Motos a la altura del betún en un sinfín de ‘zascas’ que pusieron de manifiesto su machismo a la hora de entrevistarla durante la promoción de su libro ‘Sexo en Milán’.

No es la primera vez que a Pablo le acusan de machista y es que sus preguntas a grandes profesionales dejan mucho que desear. En el caso de Milán, le preguntó por ejemplo algo tan absurdo como: "Aunque una mujer tenga cinco bolsos sin estrenar, se tiene que comprar otro más. ¿Por qué tenemos que entender ese disparate?”

Ana, sin titubear y con esa sonrisa gélida que pone de mala malísima -pero entrañable. le dijo: "Claro, de vital importancia. Porque esas cosas nos gustan. Nosotras ya hemos crecido, ganamos dinerito y nos compramos con él los bolsos que queremos".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su feminismo, su rebeldía y sus directos en Instagram durante la pandemia la han catapultado de ser una actriz más a ser, además de seguida por su trabajo, admirada por miles de fans a nivel personal.

Se desenvuelve con naturalidad, sin pretenderle caer bien a nadie, y de un modo tan directo y honesto que conecta inmediatamente con sus seguidores. Además, hasta con ellos no tiene pelos en la lengua y, sin ir más lejos, una señora la acusó en una foto de que “se me ha caído un mito, te has puesto pómulos, qué horror.”

Ana hizo público el comentario y se quedó tan ancha respondiendo en su línea irónica: “¿Se te cae un mito? ¿No será que no ves bien o que eres un poco tonta para andar diciendo esas cosas?” además de aclarar que no se ha retocado la cara en absoluto.

La verdad es que da gusto encontrar a mujeres tan fuertes de personalidad que abanderan un movimiento social tan necesario como es la igualdad y la lucha contra la opresión de género. Además, cuando lo hacen mediante el humor y la ocurrencia (porque Ana es súper rápida a la hora de reaccionar ante ataques machistas normalizados socialmente), se genera este fenómeno y ese es justo el secreto del éxito popular de Ana Milán.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente