El salto flamenco de Isabel Pantoja: se tira del helicóptero hecha un mar de lágrimas

Supervivientes 2019 ya es una realidad. La primera gala del reality de supervivencia estrella de Telecinco no ha defraudado a los espectadores. Las expectativas eran máximas, especialmente por descubrir cómo sería la llegada de Isabel Pantoja a la isla tras convertirse en el fichaje más inesperado, a la par que en el mejor pagado en la historia del programa.

Telecinco

Y, como me imaginaba, su salto desde el helicóptero, el cuarto del clan Pantoja, se hizo esperar ya que la tonadillera fue la última participante en precipitarse al mar, acompañada de Chelo García-Cortes, con quien llevaba cinco años sin dirigirse la palabra. Lógicamente Mediaset sabía que España entera estaba pendiente de este momento y hasta su hija Isa Pantoja se mostraba preocupada desde plató por lo que se espera de su madre en el concurso. Pero el resultado ha sido, sencillamente, pura emoción.

[MIRA EL SALTO COMPLETO EN LA WEB DE TELECINCO]

Así, antes de reunirse con sus compañeros de edición, la tonadillera se mostró visiblemente emocionada con Jorge Javier Vázquez. De hecho, no pudo contener las lágrimas cuando el presentador le comunicó que desde plató sus hijos le mandaban todo el apoyo y que Isa Pantoja estaba hecha un mar de lágrimas. “Quiero decir a mi familia que estoy bien y quiero mandarle todo mi cariño”, comentaba primeramente.

La artista sevillana, a la que Jorge Javier Vázquez ya vuelve a llamar Maribel, no podía ocultar los nervios, pero tuvo el acierto de dedicar, con la voz rota, el salto a su madre, a sus hijos, a sus nietos, a su familia, a sus amigos, a sus fans ¡y hasta a España entera! “Estoy convencida de que vas a ser una concursante extraordinaria”, le doraba la píldora el presentador catalán.

A la concursante de 62 años las piernas le flaquearon durante el salto, pero aun así fue épico, más que nada porque Isabel Pantoja es la gallina de los huevos de oro de la edición y cada uno de sus pasos genera morbo en la audiencia. Por eso, me ha encantado descubrir cómo se ha crecido ante las cámaras de la televisión, era la artista en el escenario. Y, aunque ha tardado unos segundos en envalentonarse y lanzarse, la intérprete de Marinero de luces ha puesto los brazos en cruz y se ha zambullido de pie en el agua, nadando hacia la orilla de Cayos Cochinos.

Más allá del esperado salto, que ha contribuido a que sea el estreno de Supervivientes más visto de la historia, la viuda de Paquirri ha dado mucho juego y hemos sido testigos de excepción de su llanto desconsolado. Me parece muy significativo porque, de alguna manera, ha abierto su corazón y ha empezado a compartir sus sentimientos con la audiencia alejándose de la imagen de mujer estirada y regia a la que nos tenía acostumbrados.

Así, la cantante de coplas se derrumbó en los días previos al estreno del programa, pensando en sus familiares. Y es que leyó unos pergaminos que le insistían en que pensase en sus seres queridos para tener fuerzas y valentía en el concurso. Pero además, en la primera gala Isabel Pantoja mostró su lucha incansable en el barro dejando claro que ha empezado con muchas ganas esta aventura televisiva que inicia en el Equipo Pirata formado por Mónica Hoyos, Carlos Lozano, Azúcar Moreno y Chelo García Cortés.

El comentado salto de la tonadillera, que se ha convertido en el segundo más votado por la audiencia, ha dado el pistoletazo de salida oficial a su participación en el concurso que os prometo desde ya que no va a dejar indiferente a ningún espectador. Porque si ya en el primer programa Isabel Pantoja, con su clavel rojo en la coleta, ha demostrado que no tiene miedo a las alturas y ha lucido palmito, moviendo el pareo de lunares como si fuera la bata de cola, me espero cualquier cosa de ella. Así que fuera dramas porque la folclórica va a por todas y tirarse desde el helicóptero no ha sido más que su primera declaración de intenciones en Honduras.

Para seguir leyendo:
Isabel Pantoja ha puesto como condición para participar en Supervivientes un tinte para que no se le noten las canas
Un pasajero asegura que Isabel Pantoja no paraba de llorar en su viaje rumbo a Honduras

Imagen: ©Mediaset