¿El puesto de Asensio? Para cualquiera menos para Lucas Vázquez, esperemos

La lesión de Marco Asensio duele especialmente por todo lo que había sucedido este verano. El mallorquín, consciente de su desastrosa campaña anterior, había decidido renunciar a la selección sub-21 en un país donde no se perdona demasiado este tipo de cosas para prepararse a fondo para la siguiente temporada.

Pasó de la lluvia de críticas que le cayeron y se puso como un toro para convencer a Zidane de que merecía una segunda oportunidad, que lo de su año anterior no reflejaba su verdadero potencial. En poco más de 20 minutos, ilusionó hasta a los más escépticos. Se le vio rápido, fuerte, y se atrevió con su otrora famoso de larga distancia. Se estrelló contra el poste, pero después marcó con otro zapatazo, este más cercano.

El mazazo es duro para el Real Madrid porque la banda derecha del ataque es una auténtica incógnita, un puesto que no tenía dueño claro al empezar la temporada, pero para el que el favorito era Asensio. Más con cómo se estaba mostrando en esta temporada.

Sin él, toca buscar una solución, una alternativa. Y ahí es donde puede estar el problema, el gran problema. Hay un amplio sector del madridismo que teme que el gran beneficiado, siempre entre comillas, de la lesión de Asensio sea Lucas Vázquez. Sin Marco y con Bale con pie y medio fuera del Real Madrid, el resto de opciones son jugadores jovencísimos, prometedores, quizás futuros cracks, pero con poco peso a día de hoy en el equipo. Y a Zidane siempre le ha gustado Lucas...

Lucas Vazquez y Marco Asensio celebrando un gol (REUTERS/Susana Vera)

La verdad que nadie puede tener ni un solo reproche hacia el extremo gallego. Trabajador incansable, comprometido al 100% con la camiseta y el escudo, el gran problema es que no le da. La calidad no le da para ser el titular del Real Madrid, ni tampoco para ser el primer suplente, el primer cambio en el minuto 70. Vamos, lo que ha venido sucediendo en las dos últimas temporadas.

La planificación deportiva sería un fracaso si dejara al extremo gallego en esa misma situación, en la de ser el mejor colocado para ser titular en el primer partido de Liga. Zidane debe ser valiente, apostar por Vinícius por la derecha, por darle minutos a Brahim o por ir metiendo en el equipo a Rodrygo. También puede apostar por un 'doble nueve', con Benzema junto a Jovic. Variantes tiene. Pero la última, ultimísima opción, debe ser darle galones a Lucas Vázquez en este nuevo proyecto.

También te puede interesar:

Los 300 millones del Madrid y el plan de Zidane

¿Pogba? ¿Neymar? Solo Mbappé ilusiona a todo el madridismo

No estamos valorando el jugadorazo que es Hazard