‘El programa de Ana Rosa’ y el propósito que hizo con Rocío Flores que nunca cumplió

·5 min de lectura

Rocío Flores se ha alzado como una de las protagonistas de la jornada de este 21 de septiembre. Y no por lo que ha hecho, sino por lo que no volveremos a verle hacer, al menos, hasta nuevo aviso. Tal como publica la revista Lecturas, Rocío ha sido despedida de El programa de Ana Rosa, en Telecinco, donde llevaba participando como colaboradora desde abril de 2021. Un espacio de televisión al que acudió con un propósito muy firme, pero que se diluyó muy rápido.

La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco era una chica relativamente anónima, hasta que en 2020 aceptó la oferta para participar en Supervivientes, en Telecinco. El reality estrella de Mediaset la convirtió en alguien muy popular, y allí protagonizó todo tipo de momentos que llamaba la atención del espectador. Por ejemplo, el día que le comunicaron a los robinsones que había una pandemia mundial por el coronavirus, y ella rompió a llorar pidiendo saber cómo se encontraba su madre, con la que hacía años que no mantenía una relación.

MADRID, ESPAÑA - 23 DE JUNIO: Ana Rosa Quintana en el fotocall de  'El Programa de Ana Rosa' de  Mediaset el 23 de junio de 2021 en Madrid, España. (Foto de Carlos Álvarez/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 23 DE JUNIO: Ana Rosa Quintana en el fotocall de 'El Programa de Ana Rosa' de Mediaset el 23 de junio de 2021 en Madrid, España. (Foto de Carlos Álvarez/Getty Images)

En marzo de 2021, Telecinco empezó a emitir la serie documental Rocío. Contar la verdad para seguir viva, donde Rocío Carrasco detalló el sufrimiento que ha tenido por culpa de su ex Antonio David Flores y la violencia vicaria que ejerció a través de sus hijos. En uno de los episodios, incluso narró cómo Rocío Flores le dio una paliza en el año 2012, lo que volvía a poner a la joven de actualidad.

Coincidiendo con el estreno de la serie documental, Telecinco confirmaba a Olga Moreno, entonces pareja de Antonio David Flores, como concursante de Supervivientes. Una sevillana con la que Rocío se llevaba estupendamente, y a la que no dudaba defender en televisión.

En abril de ese 2021, Rocío Flores ficha por El programa de Ana Rosa, cuando su testimonio no puede resultar más interesante gracias a la emisión de la serie documental. Pero para alejarse de la etiqueta del morbo, Ana Rosa Quintana quiso aclarar que Rocío Flores estaba allí exclusivamente para comentar Supervivientes. Al fin y al cabo, ella había vivido esa experiencia, y estaba capacitada para opinar sobre cómo Olga Moreno y sus compañeros se lo estaban montando en Honduras. “Evidentemente, si tú contratas una persona para hablar del reality no tiene por qué hablar del tema de su madre, aunque esté sucediendo en este momento, no sé si ella hablará o no hablará”, explicaba entonces Ana Rosa Quintana.

Sin embargo, Rocío Flores habló más que de Supervivientes en matinal de Telecinco, quedando así el propósito por el que fichó completamente anulado. Ella interesaba como personaje del corazón, por ser la hija de quién es y por haber vivido lo que ha vivido, y no precisamente en la isla donde se filma el reality. Solo hay que darse una vuelta por la página de sus noticias en Telecinco para comprobar que en Ana Rosa ha hablado de su madre, de su padre, de Olga Moreno, de la nueva novia de su padre y de cualquier tema que corresponda.

MADRID, ESPAÑA - 8 SEPTIEMBRE: Rocío Flores Carrasco durante la presentación de
MADRID, ESPAÑA - 8 SEPTIEMBRE: Rocío Flores Carrasco durante la presentación de "The Extreme Collection x Nieves Alvarez" en Es Moda el 8 de septiembre de 2022 en Madrid, España. (Foto de Beatriz Velasco/Getty Images)

Eso los días que habla, ojo. Que a menudo ha aparecido en aquel plató para hacer acto de presencia y poco más, esquivando mojarse en los asuntos que atañen a los suyos. Un caso muy llamativo sucedió en marzo de este 2022; tras varias semanas fuera del magacín, reapareció. Y como era de esperar, le preguntaron sobre asuntos que interesaban en ese momento, como si había roto o no su relación con Manuel Bedmar, con el que llevaba seis años. Ella optaba por el silencio y nada más. “Yo soy un personaje público, pero jamás he cruzado el límite de comercializar con mi relación ni hablar de mi vida privada. No voy a cruzarlo ahora ni dar explicaciones sobre mi vida”, le dijo a Joaquín Prat, unas palabras que cayeron muy mal al presentador. Tanto como para que días después le afease el no hablar en el programa que le da de comer, para que luego saliesen imágenes de ella junto a otro chico.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Esas palabras de no querer comercializar con su vida privada adquieren ahora otro significado con relación a su salida de El programa de Ana Rosa. Y es que para este nuevo curso televisivo, la joven realizó dos peticiones: una, más dinero, pues parece que los 1.000 euros que se embolsaría por intervención le parecía insuficiente. Y dos, no tener que hablar de todos los aspectos de su vida personal. La suma de ambas peticiones ha hecho que El programa de Ana Rosa decida prescindir de Rocío, y es fácil entenderlo.

La hija de Antonio David interesa para comentar la actualidad de su familia, para hablar de su vida sentimental. Si blinda los contenidos que puede tratar y los que no, y encima pide más dinero, ¿de qué va a hablar? ¿De realities? Su perfil se ha vuelto entonces de lo más prescindible, y por ello le han señalado dónde está la puerta de solo salida. La premisa de que iba a ir a opinar sobre Supervivientes ya quedó obsoleta, si es que alguna vez se cumplió de verdad. Pero ella igual no quiere darse cuenta de esto todavía.

Más historias que podrían interesarte: