El pequeño de ‘Un niño grande’ ya no es tan niño: Nicholas Hoult derrocha talento como Tolkien

Nicholas Hoult ya es todo un niño grande, padre de familia y estrella de sus propias películas. Aquel actor que con 11 años cautivó al mundo como el niño del norte de Londres que aprende a aceptarse a sí mismo mientras enseña a un adulto (Hugh Grant) que nunca es tarde para madurar en Un niño grande (Un gran chico, 2002), no ha dejado de explorar su talento interpretativo desde entonces.

Imagen de Un niño grande (©2002 - Universal Studios); y Nicholas Hoult en Tolkien (Crédito: David Appleby. © 2019 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved)

Este actor es capaz tanto de meterse en la piel de un papel secundario perfecto, como hizo en Mad Max: Furia en la carretera (2015) o siendo el hazmerreír de Emma Stone y Rachel Weisz en La Favorita (2018), como pasar a convertirse en mutante en la saga X-Men (actualmente en cartelera como la Bestia de nuevo en X-Men: Fénix Oscura) o millennial ambicioso y asesino en la infravalorada Kill your Friends (2015).

Y ahora, a sus 29 años vuelve a los cines como el protagonista de la biografía del autor de El señor de los anillos y El Hobbit en Tolkien. Dirigida por uno de los directores finlandeses más aclamados en su país y Europa, Dome Karukoski (Tom of Finland), la película repasa los años de juventud del autor y su gran amor; pero sobre todo la influencia que sus amigos y la pesadilla vivida durante la Primera Guerra Mundial tuvieron en la creación de sus obras literarias.

Aquel niño que nos sigue provocando la misma ternura cada vez que vemos la escena de autoaceptación oyendo Shake ya ass en los pasillos del colegio, ahora nos trae su primer biopic a gran escala y uno que resuena especialmente en su vida. Tal y como nos contó en nuestro encuentro en Londres ante el estreno de Tolkien el 14 de junio, descubrió el universo literario de Tolkien durante el rodaje de Un niño grande. Fue durante las largas pausas del rodaje que se introdujo en el mundo imaginario de la Tierra Media y ahora, años más tarde se atreve dándole vida en su biopic.

Tolkien es un biopic diferente al resto, que no encaja dentro del género biográfico de forma literal. Al tratarse de un autor con un imaginario rico y extenso, Dome Karukoski optó por apoyarse en la imaginación y fantasía que lo representa para invocar algunos de los momentos que marcaron su vida. La película cuenta con actuaciones potentes de Nicholas y su compañera Lily Collins en la piel de su esposa Edith, creando un biopic digno de nuestra atención aunque de un ritmo plano que quizás decepcione a los amantes del legado literario de Tolkien. La cinta carece del mismo imaginario, apoyándose más en los hechos e influencias que sembraron las bases de lo que vendría después en su vida.

P.- ¿Cómo descubriste el universo de J.R.R. Tolkien?
R.- Me dieron los libros de ‘El Hobbit’ en el set de Un niño grande cuando tenía 11 años. Recuerdo leerlo por entonces, y que me encantaran. Adoré las películas de Peter Jackson pero no sabía nada sobre el hombre detrás de las historias. Nunca se me había ocurrido conocer más sobre Tolkien, ya que simplemente me dejaba llevar por sus historias.

P.- ¿Te sorprendió entonces conocer su historia?
R.- Sí, muchísimo, porque su historia de vida es extraordinaria. Experimentó tantas cosas en su vida que jamás habría imaginado. Conocer los detalles que lo marcaron junto a la lectura de sus libros, me hicieron apreciar aún más sus creaciones. Fue como armar un rompecabezas, descubriendo piezas de su vida que nos enseñan por qué creó sus personajes e historias.

Cortesía de Fox Searchlight Pictures. © 2019 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

P.- ¿Qué te fascinó de su personalidad?
R.- Creo que lo más complicado fue interpretar a una persona que fue imaginativa y creadora, dos características que no son fáciles de plasmar en la pantalla. Y es por eso que Dome y su equipo tuvieron la idea de representarlo mezclando su vida con fantasía, así como las imágenes alucinatorias que debe haber visto mientras luchaba en la Primera Guerra Mundial cuando sufría de fiebre de las trincheras. No es un biopic al uso.

P.- A su vez, vemos cómo Tolkien parecía sentirse solitario y ajeno al mundo exterior, ¿te sientes representado con esta faceta?
R.- Creo que todos nos hemos sentido así alguna vez, y por eso aprecias mucho más cuando encuentras un grupo de gente o un momento de tu vida que se transforma en el ‘aquí y ahora’ que sientes que debías estar viviendo. Sí que me identifico con esa faceta de su vida.

P.- Hay una frase memorable de Tolkien que dice que “el coraje a veces puede encontrarse en los lugares más inesperados”…
R.- Es cierto, y a veces lo que requiere de coraje absoluto es ser honesto con uno mismo y el resto. Y es algo muy difícil. Puedo relacionarlo con mi profesión, porque requiere que seas valiente porque debes prepararte y exponerte al fracaso o la crítica, y aceptarlo a medida que va sucediendo.

P.- ¿Cómo analizas el fracaso ahora tras años de experiencia en la industria?
R.- Hay una frase de Bhagavad Gita que dice: “tienes el derecho de trabajar pero por el bien del trabajo solamente, y no por el fruto de sus recompensas”. Y es un concepto que intento recordar. Porque me encanta estar en el set y rodar películas, pero luego debo dejarlas ir. Y esa es la parte con la que me siento más inseguro. No quiero que la experiencia de un trabajo sea arruinada por los resultados. Ya sean buenos o malos. Básicamente intento no pensar en el fracaso porque la experiencia de hacer una película debe ser la verdadera recompensa.

P.- Esta película nos revela aspectos de la vida de Tolkien que sembraron su legado literario, ¿crees que como artista estás haciendo lo mismo a través de películas?
R.- Creo que a medida que te haces mayor, la noción de estar creando un legado se va haciendo más importante, pero no es algo decisivo a la hora de aceptar un personaje. Pero quizás, a medida que vas creando una familia, comienzas a considerar proyectos que crees que pueden ser interesantes para tus hijos en un futuro.

Para seguir leyendo:

Michael Fassbender y James McAvoy creen que nadie podrá interpretar a los X-Men mejor que ellos

Cuando una madre es capaz de un amor atroz: 'The Act' te pondrá los pelos de punta

Los vampiros vuelven a las series con Zachary Quinto en NOS4A2 (Nosferatu): “Fue una experiencia única”