El padre de Meghan Markle, ¡sufre un infarto y no va a la boda!

La presión va en aumento en la familia de la futura esposa del Príncipe Harry, Meghan Markle. Recientemente, su padre, Thomas Markle, ha sufrido un infarto que le impedirá asistir al enlace Real del 19 de mayo, ¿o es por vergüenza?

Thomas Markle ha sufrido un infarto que le impedirá asistir al enlace Real de Meghan y Harry el 19 de mayo, ¿o es por vergüenza?

UN INFARTO ¿COMO EXCUSA?

Thomas Markle sufrió un infarto hace seis días. El padre de Meghan Markle fue ingresado en el hospital pero pidió el alta cuando estuvo estable para poder preparar el viaje, el traje y el resto de cosas para asistir al enlace matrimonial de su hija.

Ahora, Thomas ha decidido que no asistirá a la boda Real del Príncipe Harry porque, además de estar todavía poco estable debido al susto médico que se llevó, se le cae la cara de vergüenza.

ALIVIO PARA MEGHAN

Estoy convencida de que, a pesar de ser su padre, Meghan Markle respira aliviada al conocer la noticia de que su progenitor no asistirá a la boda y es que, tal como se ha comportado la familia en los últimos días, cabía esperar cualquier cosa si asistían al enlace.

Cabe recordar que, de toda su familia, Meghan sólo había invitado a su padre al matrimonio y, de hecho, era él quien la iba a acompañar hasta el altar pero, por culpa del ‘falso robado’ que protagonizó, esto ahora ya es historia.

THOMAS MARKLE Y LAS RIDÍCULAS FOTOS

Estos días no se habla de otra cosa que no sea el falso robado de Thomas Markle en una tienda de telas tomándose las medidas para el traje de la boda Real.

Peor aún es la foto que le muestra en un cibercafé mirando una foto del Príncipe Harry y de su hija en la pantalla del ordenador, ¡muy creepy todo! ¿Qué habrá pensado Meghan al ver tan burdo montaje? ¿Y la Reina Isabel? ¡No paro de pensar en su posible reacción!

Lo más triste es que le pillaron hablando con el paparazzo antes de que le hiciera las fotos supuestamente robadas así que todo era un pactado y se le ha visto el plumero.

NO QUERÍA PERJUDICAR A SU HIJA, ¡PERO SÍ LAVAR SU IMAGEN!

Samantha, la hermanastra de Meghan, asumió públicamente la culpa del pactado de las fotos y explicó que la prensa siempre pilla a la gente en sus peores posturas y momentos así que creyó oportuno que Thomas posara en actitud positiva, mirando fotos de su hija en internet, comprando verduras y bebiendo agua.

Además, Samantha sostiene que la buena imagen de Thomas también es positiva para la imagen de la Familia Real y que, aunque desconoce si su padre ha cobrado por las fotos, afirma que “si lo ha hecho, será una cantidad insignificante”, hay que reírse.

LA GRAN INCÓGNITA

En definitiva, ahora que Thomas no va a la boda, la gran pregunta que todos nos hacemos es, ¿quién acompañará a Meghan al altar? ¿Será otro miembro de su familia invitado por sorpresa a última hora por el cambio de planes? ¿O será quizás alguien de la familia de Harry o la propia Kate Middleton?  El sábado despejamos todas las dudas, ¡no te pierdas nuestra cobertura de la boda en directo!

Te puede interesar…