El origen de Úrsula, la bruja del mar, fue la drag queen más icónica del mundo

Que la valiente Ariel estuviera inspirada en Alyssa Milano lo sabe la gran mayoría que vivió su infancia junto a La Sirenita. Era una de las adolescentes en alza de la época y su belleza y naturalidad fueron de gran ayuda para los dibujantes de Walt Disney. ¿Pero, y Úrsula?

La bruja del mar también tuvo una fuente de inspiración de carne y hueso, aunque mucho más inusual.

© 1989 - Walt Disney Studios. All rights Reserved.

Ahora que Variety ha dado a conocer que Melissa McCarthy negocia convertirse en la bruja del mar en el reboot de acción real que dirigirá el director de Chicago y El regreso de Mary Poppins -pero también de la infumable Into the woods- Rob Marshall, he recordado a la verdadera fuente de inspiración de este personaje que nos dio más de una pesadilla a los niños de los 80. Y aquí se las comparto por si no la conocían (que a la mayoría nos encantan las curiosidades de Disney).

Desde que debutara en la película de 1989, Úrsula se convirtió de forma instantánea en un ícono entre los villanos del estudio. Yo misma era de esos niños que se obsesionaron con esta película, sabiendo los diálogos de principio a fin, y no solo por la historia de amor o porque Ariel fuera la primera princesa Disney que comenzaba a marcar la diferencia con un rol femenino que se lanzaba a la aventura sin esperar a que nadie la rescatara (en el historial de la casa animada, ella fue la primera en marcar el camino hacia personajes femeninos diferentes a la típica princesa en apuros utilizada hasta entonces, seguida por Bella y Jasmín hasta el debut definitivo de Mulan). Sino también porque tenía una villana vengativa, con una voz increíble que nos hacía temblar. Y para crear un ícono, recurrieron a otro.

Muchos no lo saben, pero Úrsula estuvo inspirada en Divine, la drag queen que se convirtió en estrella de culto gracias a Pink Flamingos (1972), el clásico de su amigo y vecino John Waters sobre la mujer más sucia del mundo que se dispone a demostrarlo. Con esta película estableció su carrera dentro de la contracultura americana y dejó una de las escenas más asquerosas e icónicas de su filmografía cuando comía excremento de perro.

Nacido un 19 de octubre de 1945, Harris Glenn Milstead era un niño tímido y con sobrepeso que desarrolló una habilidad innata para la comedia tras sufrir la humillación del acoso escolar por su amor a las muñecas y el maquillaje. Fue estrella de la música disco de los 80 y trabajó en teatro y cine como Divine, alcanzando la fama dentro de la corriente mainstream con la adaptación de Hairspray de 1988.

Divine era un personaje que resumía desenfado, vanidad y un tono de comedia ofensivo e hilarante. Pero tras sufrir obesidad toda su vida no pudo disfrutar de la fiebre del éxito. Murió mientras dormía de una miocardiopatía hipertrófica a los 42 años el 7 de marzo de 1988. A un mes del estreno de Hairspray. La revista People la definió como "la Drag Queen del siglo" y durante su vida y tras su muerte sigue siendo una de las figuras más emblemáticas de la comunidad LGBT.

Fue por su transformación como Divine, con las cejas arqueadas a base de maquillaje, pestañas largas, labios rojos, sus pelucas alborotadas y su físico corpulento que los dibujantes de Disney encontraron la inspiración perfecta para Úrsula en la película animada, mezclando su actitud villanesca con el personaje de Alexis Carrington en Dinastía, el rol más clásico de la carrera de Joan Collins.

Miren qué parecido:

© 1989 - Walt Disney Studios. All rights Reserved. / Divine en Cosa de hembras (1974, Dreamland)

Pero ¿a quién se le ocurrió que la drag queen que se había hecho un ícono por comer excremento llegará a la inocencia de los estudios Disney? Ese fue el productor Howard Ashman. Después de escribir y triunfar con La tienda de los horrores (1986), experimentó la realidad del fracaso con Smile, y decidió aceptar un puesto en Disney, según Hazlitt. Junto a Alan Menken, debían escribir las letras del primer cuento de hadas de Disney a 30 años de La bella durmiente en 1959, justo cuando Disney intentaba crear un blockbuster tras el fracaso de Taron y el caldero mágico (1985). Ashman terminó convirtiéndose en productor también debido a su visión del potencial de los musicales en el cine. Los primeros bocetos del personaje de Úrsula la diseñaron como una mantarraya inspirada en Joan Collins, pero ninguna idea funcionaba, hasta que un animador llamado Rob Minkoff dibujó una especie de matrona vampiresca con sobrepeso, que enseguida les recordó a Divine.

Completando con el maquillaje de la drag queen terminaron creando a la villana que dejó huella en la biblioteca de clásicos de Disney.

Seguramente a Divine le hubiera encantado ver el papel de Úrsula tan parecido a su imagen como la drag queen del momento, pero lamentablemente nunca llegó a verla. Murió un año antes del estreno de La Sirenita en 1989. Es más, según el documentalista que trabajó en la vida de Divine, Jeffrey Schwartz, seguramente "habría querido interpretarla él mismo" si hubiera estado con vida.

Rob Marshall ya está trabajando en el reboot que comenzará a rodarse en abril de 2020 con música del compositor original, Alan Menken, pero con la ayuda de una de las estrellas del género, Lin-Manuel Miranda. Si bien Lindsay Lohan ha expresado su deseo de interpretar a Ariel, todavía se desconoce qué actriz podría optar al personaje, o si Disney buscará a una estrella ya consagrada o a una figura nueva para el público. La primera opción ya la utilizaron con éxito al fichar a Emma Watson en La Bella y la Bestia, pero también la segunda con Naomi Scott con Jasmín en Aladdín.

De momento quedan muchos detalles por conocer y si Melissa McCarthy finalmente se hará con el papel de Úrsula o no. Este fichaje desmiente entonces los rumores que señalaban a Lady Gaga como candidata al personaje, aunque a más de uno nos hubiera encantado verla en el papel. Supongo que si quieren imitar el diseño corpulento que inspiró Divine a finales de los 80, Melissa podría ser el fichaje perfecto. Aunque oír 'Pobres almas en desgracia' en la voz de Gaga seguramente nos hubiera puesto los pelos de punta.

Para seguir leyendo:

El déjà vu inunda la cartelera: el pasado y el presente están más conectados que nunca

Es hora de decir adiós: Toy Story 4 cierra una saga perfecta

Angelina Jolie vuelve con una Maléfica malvada y sexy en el primer tráiler de Maléfica: Maestra del mal

Disney utilizó la misma sintonía triste en varias escenas de sus películas; y un vídeo lo demuestra