El nuevo “Joker” loco esquiva la controversia: la conexión con “Batman”

Algunas películas solo quieren ver el mundo arder. Joker, la versión ultra violenta y oscura de Todd Phillips sobre el Príncipe Payaso del Crimen de DC Comics (interpretado por Joaquin Phoenix) llegó al Festival Internacional de Cine de Toronto en medio de una ola de celebración y controversia.

El actor Joaquin Phoenix llega al estreno de "Joker" ("Guasón") en el Festival Internacional de Cine de Toronto, el lunes 9 de septiembre del 2019 en Toronto, Canadá. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)

La celebración se debe a que la película con clasificación R acababa de ganar el codiciado León de Oro en el Festival de Cine de Venecia, donde también recibió una ovación de pie que duró ocho minutos, convirtiéndose así en la primera película basada en un cómic que se lleva tal premio.

La controversia versa sobre el hecho de que la película ha sido percibida como una potencial apología de las acciones violentas de un hombre solitario y emocionalmente perturbado en un mundo donde los titulares están llenos de historias reales similares, como el reciente tiroteo masivo perpetrado en el oeste de Texas.

Quizás por eso no debe sorprendernos que Phillips no haya hecho referencia a esa tragedia específica en sus comentarios iniciales en Toronto ni en la sesión de preguntas luego de la proyección. Sin embargo, el director habló sobre cómo su película se aparta del tradicional manual de superhéroes.

“Se los advierto, es una locura”, comentó Phillips antes de que se apagaran las luces. Y no estaba bromeando: Joker se aventura en algunos lugares inquietantes mientras presenta la historia del origen de este Joker en particular, el payaso aficionado y comediante fallido Arthur Fleck.

Joaquin Phoenix metiéndose en el papel de “Joker”. (Foto: Warner Bros.)

Ambientada en una Gotham anterior a Batman, dibujada deliberadamente en Manhattan aproximadamente a finales de los 70 y principios de los 80, la película toca temas contemporáneos como el conflicto de clases entre la élite privilegiada y los trabajadores pobres, el abandono de los enfermos mentales y la aceptación pública de la vigilancia como la única forma de sacudir a una sociedad calcificada.

Después de la película, Phillips reforzó la idea de que no deberíamos ver Joker como una película de cómic tradicional, sino como “un estudio de personajes” según la perspectiva de un narrador notoriamente poco confiable. “Había una enorme libertad en eso”, confesó el director refiriéndose a la manera en que él y el coguionista Scott Silver, así como su protagonista, mezclaron las diferentes historias sobre el origen del personaje de Joker que se habían contado a lo largo de los años. Por su parte, Phoenix describió la película como “una de las mejores experiencias de mi carrera. Nos dio mucho. Todo lo que hicimos fue muy emocionante, energizante y sorprendente”.

Sin duda, los fanáticos de los comics reconocerán parte del material original sobre el cual se basó Phillips. Hay un poco de Killing Joke, un poco de Dark Knight Returns e incluso un par de guiños al Batman de Tim Burton y The Dark Knight de Christopher Nolan, filmes en los que Jack Nicholson y Heath Ledger interpretaron respectivamente el papel del enemigo de toda la vida de Batman.

Phoenix bailando como si nadie lo estuviera mirando en Joker. (Foto: Warner Bros.)

Más allá de Batman, también se incorporaron a la narrativa elementos de novelas gráficas seminales como V for Vendetta y Watchmen. Sin olvidar las referencias a los grandes mitos de Batman, incluido un breve encuentro con un joven Bruce Wayne, cuya aparición incluye una astuta referencia a la serie de televisión de 1966, y varias escenas con su condenado padre Thomas, quien en esta versión de los acontecimientos está a años luz de la amable figura paterna que Bruce recuerda.

Sin embargo, no debemos confundir esas referencias con un intento de sincronizar Joker con el resto del Universo Extendido de DC. Esta película, que llega a un final bastante definitivo, es una especie de “etiqueta adyacente”, un discurso que, según Phillips, siempre formó parte de su idea inicial en Warner Bros. “Nunca hubo la intención de conectarla”, insistió en la sesión de preguntas. “Así que no creo que se conecte a nada en el futuro”.

Y el futuro incluye el debut de Robert Pattinson como el Caballero Oscuro en el próximo relanzamiento de la franquicia de Matt Reeves, The Batman, otra película cuya conexión con el Universo Extendido de DC parece ser muy tenue. Los comentarios de Phillips parecían apuntar a la especulación de que el Joker de Phoenix finalmente se encontraría con el Batman de Pattinson en la gran pantalla.

Mientras tanto, Phoenix se emocionó al rendir homenaje a su difunto hermano, River. “Cuando tenía 15 o 16 años, mi hermano River llegó a casa del trabajo y tenía una copia VHS de una película llamada Toro Salvaje, me sentó e hizo que la viera. Y al día siguiente me despertó y me obligó a verla de nuevo. Y dijo: ‘Vas a comenzar a actuar otra vez, esto es lo que vas a hacer’”, rememoró Phoenix cuando recibió el premio TIFF Tribute Actor. “No me lo preguntó, me lo dijo. Y estoy en deuda con él por eso, porque actuar me ha brindado una vida increíble”.

Lo que al inicio parecía ser un curioso experimento, se está perfilando como una apuesta segura, al menos en términos de taquilla. Según algunas previsiones, Joker va camino de lograr 100 millones de dólares en su fin de semana de estreno, superando a Venom del año pasado, que también se presenta como una alternativa más oscura a las películas tradicionales de superhéroes. Y el público de Toronto recibió la película mayoritariamente con vítores y aplausos, dirigiendo la mayor parte de los elogios a Phoenix.

La #películaJoker es una versión perfecta y mejorada del clásico villano de Batman. Es una obra maestra brutal, inquietante y caótica.

Mira #Joker. Es oscura. Piensa en ella como en una película de cómic. Extrañamente relevante para este momento. Muy retorcida aunque también familiar. Joaquin lo ha logrado: vamos a hablar mucho sobre esta película. #TIFF19

Joaquin Phoenix ofrece una actuación retorcida y oscuramente deslumbrante. Repleta de comentarios sociales sobre la salud mental, la violencia, las clases sociales y mucho más. Utiliza la incomodidad de la audiencia para transmitir su mensaje.

A Joker le encantaría la #películaJoker. Es oscura, cruel y loca. Funciona más de lo que no funciona. Phoenix es notable, pero la película te hace sentir repulsión en más de un sentido. Quizá ese sea el propósito. Necesito reflexionar más #TIFF19

#Joker es oscura. Realmente violenta, y la actuación de Joaquin Phoenix es asombrosa. La multitud gritó y dijo “oh, Dios mío” varias veces. Necesito algo de tiempo para pensar en este thriller psicológico. #TIFF19

Si estas reacciones prosiguen, es muy probable que Phoenix se convierta en el segundo Joker cinematográfico en ser nominado, y posiblemente ganar, un Oscar. Y no es una broma.

Joker se estrena en los cines el 4 de octubre.

Ethan Alter