El motivo 'sexual' por el que tomarás aceite de oliva (virgen) en vez de mantequilla

El ‘oro líquido’ de la dieta mediterránea podría ser una herramienta terapéutica de cara a mejorar la fecundidad masculina

Un consumo regular de aceite de oliva permite al hombre tener espermatozoides de calidad aumentando las posibilidades de éxito en la gestación. (Foto: Getty)
Un consumo regular de aceite de oliva permite al hombre tener espermatozoides de calidad aumentando las posibilidades de éxito en la gestación. (Foto: Getty)

Científicos de la Universidad de Jaén y de Cádiz han confirmado que una alimentación rica en aceite de oliva virgen protege de daños oxidativos en las células de los testículos. Al mismo tiempo, los expertos han comparado los efectos que provocan las grasas saturadas y la dieta mediterránea sobre la fertilidad masculina.

Y resulta que el aceite de oliva, como componente principal de la dieta mediterránea, tiene una capacidad inmunoprotectora en los testículos, lo que contribuye a reducir anomalías que provocan una deteriorada fertilidad masculina.

Hasta ahora, los científicos han encontrado que, en algunas etapas de la producción de espermatozoides en el túbulo seminífero, (que se encuentra en los testículos), estos se alteran con el exceso de grasas y los altos niveles de colesterol, y se normalizan con el consumo de aceite de oliva.
Hasta ahora, los científicos han encontrado que, en algunas etapas de la producción de espermatozoides en el túbulo seminífero, (que se encuentra en los testículos), estos se alteran con el exceso de grasas y los altos niveles de colesterol, y se normalizan con el consumo de aceite de oliva.

Para ello, los investigadores han comparado los efectos en el funcionamiento de los testículos de una dieta rica en aceite de oliva y otra a base de mantequilla, analizando el túbulo seminífero, zona donde se forman los espermatozoides, y el epidídimo, órgano en el que maduran y se almacenan durante un predeterminado tiempo.

Las conclusiones del estudio, publicado en el International Journal of Molecular Science, demuestran una relación directa entre la modificación de los lípidos y la actividad de enzimas implicadas en el mantenimiento del proceso de formación de las células sexuales masculinas.

<strong>Los niveles altos de colesterol pueden producir complicaciones en el aparato reproductor masculino</strong>. Esta situación podría revertirse con un mayor consumo de aceite de oliva. O mejor dicho, con una dieta en la que se reemplacen las grasas, por este tipo de aceite. (Foto: Getty)
Los niveles altos de colesterol pueden producir complicaciones en el aparato reproductor masculino. Esta situación podría revertirse con un mayor consumo de aceite de oliva. O mejor dicho, con una dieta en la que se reemplacen las grasas, por este tipo de aceite. (Foto: Getty)

En este sentido, han demostrado que ciertos componentes del aceite de oliva virgen, como los polifenoles, tienen un efecto protector en el desarrollo de la función testicular.

“El aceite de oliva virgen contiene sustancias que previenen la oxidación celular, como el hidroxitirosol. Además, presenta una capacidad inmunoprotectora en los testículos, con lo que contribuye a reducir anomalías que desembocan en una deteriorada fertilidad o infertilidad masculina”, explica Germán Domínguez-Vías, responsable de este estudio e investigador en la Universidad de Cádiz.

La grasa (mala) afecta a los espermatozoides (Foto: Getty)
La grasa (mala) afecta a los espermatozoides (Foto: Getty)

Para estudiar la funcionalidad testicular asociada a la grasa de la dieta, los científicos analizaron la actividad de tres proteínas con diferentes roles: regular el sistema hormonal y controlar la presión sanguínea, supervisar la función reproductiva y equilibrar el desarrollo del testículo, en especial su estado inmunológico.

Una vez analizadas estas proteínas vinculadas a una dieta mediterránea y otra caracterizada por su alto contenido en grasas, los expertos observaron que actúan de forma diferente. Por un lado, obtuvieron que solo la grasa saturada de la mantequilla es capaz de modular la protección del testículo. “De esta forma, exige una mayor defensa ante agentes externos y también la eliminación de sustancias tóxicas procedentes de la degradación oxidativa de los lípidos”, aclara Domínguez-Vías.

En cambio, con el aceite de oliva virgen detectaron que la proteína encargada de proteger el testículo podría favorecer el equilibrio en el proceso de formación de espermatozoides. “Esta consecuencia se debe a los efectos antioxidantes de los polifenoles del aceite de oliva cuando actúan en los testículos”, señala este investigador.

En este estudio, además de evaluar el estado funcional de los testículos, los científicos trabajan en analizar las propiedades del aceite de oliva virgen extra con el fin de considerarlo un agente colaborador de la fertilidad masculina. De todas formas, puesto que los resultados se obtuvieron con ratas de laboratorio y no son concluyentes. Así que los expertos dejan claro que todavía no se puede confirmar la capacidad del aceite de oliva para mejorar la fecundidad.

“Todavía no podemos confirmar que tenga capacidad de mejorar la fecundidad, pero sí podemos evidenciar que mejora algunos de los parámetros testiculares que determinan un correcto funcionamiento inmunitario en el desarrollo de espermatozoos”, concluye el experto.

¿Crees que la dieta afecta a la fertilidad? ¿Tomas alimentos funcionales?

También te puede interesar:

Crean espermatozoides a partir de células madre extraídas de los testículos

¿Qué cosas pueden hacer los hombres para mejorar el ADN de sus espermatozoides?

Comer nueces puede ayudar a mejorar la calidad del esperma

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente