El motivo 'invisible' por el que tu trabajo te enferma

Este es el factor a evitar para no caer enfermo en la oficina

Puede que la razón de esa alergia o problemas respiratorios esté dentro de la oficina y no fuera. (Foto: Getty)
Puede que la razón de esa alergia o problemas respiratorios esté dentro de la oficina y no fuera. (Foto: Getty)

Un tercio de las horas del día lo pasamos en nuestro puesto de trabajo. Oficinas, locales y naves son los espacios más habituales donde la mayor parte de los españoles desarrollamos nuestra tarea profesional.

Estos entornos han de reunir las condiciones ambientales y estructurales adecuadas para garantizar la salud y bienestar de los empleados. Si tenemos en cuenta factores como el Mapa de la humedad relativa de España, en el que más de la mitad de los españoles viven en zonas por encima de un 65 por ciento de humedad ambiental, contraproducente para la salud, unido a que por el tipo de materiales de construcción que se emplean hoy en día va en aumento la humedad en las edificaciones, uno de los riesgos a evitar por los empleados para no ausentarse del trabajo es sin duda alguna la humedad.

Le echamos la culpa de todos los males al estrés pero hay otros factores que nos hacen enfermar. (Foto: Getty)
Le echamos la culpa de todos los males al estrés pero hay otros factores que nos hacen enfermar. (Foto: Getty)

Como dato ilustrativo, basta recordar que las zonas costeras del Atlántico, Cantábrico, Mediterráneo, costa de Andalucía y las Comunidades Autónomas de Cataluña, Navarra, norte de Aragón, norte de Castilla y León y La Rioja, están por encima de lo saludable en cuanto a humedad ambiental.

Además, según los últimos datos de las Mutuas de Trabajo, las patologías asociadas a las vías respiratorias y óseas, son de las más frecuentes. Para evitar este tipo de situaciones, las empresas tienen la obligación de atender la salud y bienestar de sus empleados en el puesto de trabajo, y conocer cuáles son las causas que derivan en ausencias y bajas médicas, impidiendo al trabajador cumplir con sus obligaciones laborales. El lugar de trabajo, debe reunir unas condiciones óptimas de salubridad, por tanto, para evitar el absentismo como consecuencia de la humedad en el puesto de trabajo, es recomendable que las empresas inviertan en la erradicación definitiva de la humedad.

Cuando se produce esta situación, aunque no seamos conscientes de ello, estamos rodeados de ácaros, hongos y bacterias producidas por el exceso de humedad ambiental, y minusvaloramos las posibles consecuencias que pueden ejercer sobre nuestra salud.

Después de pasar 8 horas o más en un espacio cerrado puedes sufrir irritación ojos, nariz y garganta, dolor de cabeza, erupciones cutáneas y problemas respiratorios. (Foto: Getty)
Después de pasar 8 horas o más en un espacio cerrado puedes sufrir irritación ojos, nariz y garganta, dolor de cabeza, erupciones cutáneas y problemas respiratorios. (Foto: Getty)

Los valores de humedad saludables varían entre el 40 y el 60 por ciento, y es considerado perjudicial a partir del 65 por ciento por los microorganismos que pueden reproducirse en las superficies.

Trabajar expuestos a la humedad aumenta el riesgo de contraer enfermedades respiratorias como alergias y asma (un nivel de humedad del 70 por ciento o superior aumenta la posibilidad de contraer infecciones virales y bacterianas), agrava las óseas (especialmente el dolor causado por el reuma, artrosis y artritis), y puede producir graves alergias o patologías dermatológicas (como la dermatitis atópica o erupciones cutáneas).

Las humedades pueden aparecer en cualquier zona del lugar de trabajo, causadas por factores como la mala o nula ventilación, un sistema de aislamiento deficitario, o la poca calidad de los materiales de construcción. Para no llegar a situaciones donde la salud del trabajador se vea perjudicada, es importante que, a la mínima aparición de manchas en paredes, mal olor o sensación de frío, se actúe inmediatamente.

Cómo saber si tu puesto de trabajo es perjudicial:

En el momento que seamos conscientes de que el espacio donde trabajamos sufre algún tipo de patología debido a la humedad, es recomendable seguir los siguientes consejos para poner fin al problema cuanto antes, evitando afecciones de salud y fomentando el bienestar de todos los trabajadores:

  • Comunicar el problema a la Dirección de Recursos Humanos o responsable más directo.

  • Alejarse de la humedad, tanto los empleados como cualquier aparato electrónico (ordenador, impresora…).

  • Debemos conocer que la inhalación de las esporas generadas por hongos y moho causado por la humedad, provocan enfermedades respiratorias, óseas y patologías dermatológicas.

  • Si no se ataja esta circunstancia, derivará con casi toda seguridad en ausencia del trabajo o baja laboral de los empleados situados junto a la humedad, aumentando irremediablemente la tasa de absentismo en la empresa y provocando la correspondiente pérdida económica y productiva.

  • Los empleados que sufren alergias o problemas respiratorios, especialmente en primavera, verán aumentados sus síntomas durante la jornada laboral si trabajan cerca de las humedades.

  • Hay que acabar con el problema optando por una solución integral y definitiva: no pensar en pequeñas reparaciones, porque serán un parche que no acabará con la situación de forma radical.

  • Para solucionarlo, elegir una empresa con experiencia demostrable y consolidada en el sector antihumedad, con la certificación UNE-EN-ISO 9001, que acabe definitivamente con las humedades mediante tecnología probada e innovación en tratamientos antihumedad.

“Se estima que el coste indirecto de la Incapacidad Temporal según el V Informe Adecco sobre absentismo en España, es de 3.857,25 millones de euros y el coste de oportunidad en términos de la producción de bienes y servicios que se dejaron de producir, asciende a 52.387,15 millones de euros. No debemos obviar por tanto como inversión, la prevención en salud y bienestar de los empleados en el puesto de trabajo”, concluye Guillermo Cortés, director general de Humetek.

Por el contrario, la gente que trabaja en un entorno sano, lo que implica edificios ‘verdes’ piensa con más claridad y se siente mejor cuando está en el oficina. Y, cuando llega a su casa, duerme mejor.

También te puede interesar:

¿Te imaginas pasar una primavera sin sufrir por la alergia?

El (penoso) futuro que te espera si no cuidas tu entorno laboral

El nuevo ‘wereable’ que corrige la postura y evita lumbalgias

Ejercicios básicos contra el ‘text neck’ y la ‘whatsappitis, las razones (tecnológicas) por las que te duele el cuello

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente