El mensaje de la Reina Letizia a su cuñada Cristina va en los pendientes

La entronización de Naruhito nos ha permitido ver brillar a la Reina Letizia con algunos de sus mejores atuendos y varias de sus más importantes joyas. La esposa del Rey Felipe VI ha abrió el joyero real para llevarse ciertas joyas espectaculares a Japón. Si la Reina Letizia ha acaparado la atención de todos, lo que es seguro es que habrá captado la atención de su cuñada la Infanta Cristina. Porque a la Infanta no le deben pasar desapercibidos los pendientes de chatones que ha lucido la Reina en el viaje. Esa joya es clave para Cristina. A través de esos pendientes, la Reina puede mandar un claro mensaje a la esposa de Iñaki Urdangarin. Y no sería la primera vez que lo hace.

King Felipe of Spain and his wife Queen Letizia arrive at the Imperial Palace for the Court Banquets after the Ceremony of the Enthronement of Emperor Naruhito in Tokyo, Japan October 22, 2019. Pierre Emmanuel Deletree/Pool via REUTERS

La tiara de la flor de lis, el collar de chatones, las pulseras de Cartier, los pendientes de diamantes y zafiros a juego con la pulsera de diamantes y zafiros, son algunas de las joyas que han formado parte de los magníficos estilismos que ha realizado la Reina Letizia en su viaje a Japón. Todas han sido todas espectaculares. Pero, si gran parte de la prensa se fijaba especialmente en el collar de chatones, por ser la primera vez que la Reina Letizia lo utilizaba, otra parte de la prensa acercaba más su objetivo a otra joya: los pendientes de chatones. Pero, ¿por qué es especialmente significativo que la Reina Letizia utilizase esos pendientes del joyero real? La respuesta es rotunda: son los pendientes que llevó la Infanta Cristina en su boda con Iñaki Urdangarin. Y podemos recordar que ya hay mucho dicho negro sobre blanco sobre la “distancia”, o la “gran distancia”, que hay en la relación entre la Reina Letizia y la Infanta Cristina.

Japan's Emperor Naruhito and Empress Masako welcome Spain's King Felipe and his wife Queen Letizia prior to a court banquet at the Imperial Palace in Tokyo, Japan. October 22, 2019. Imperial Household Agency of Japan/Handout via REUTERS THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. MANDATORY CREDIT

Para cualquier novia las joyas o los adornos que utilice en el día de su boda los considera suyos, sean o no sean de su propiedad. Da igual si fue un préstamo, cuando una novia complementa su vestido de boda con unos pendientes, el valor sentimental de esa joya se queda en el recuerdo para siempre. Y eso mismo le debió pasar a la hija de los Reyes eméritos. Debemos saber que los pendientes de chatones pertenecen al joyero real y forman parte de las joyas heredadas de la Reina Victoria Eugenia. Estas joyas sólo las pueden utilizar las sucesivas reinas. Para la boda de Cristina, la entonces Reina Sofía tenía el privilegio de poder usar estos pendientes y también de prestarlos. Así, aquel 4 de octubre de 1997, la Reina Sofía le prestó a su hija Cristina los pendientes de chatones para su boda. Y como para cualquier novia, para la Infanta Cristina son en su recuerdo “sus pendientes de boda”. Y ahora se los ha puesto la Reina Letizia. Por ello, son muchos los que ven en este gesto de la Reina un claro mensaje a su cuñada, insisto. Pero, ¿cuál sería ese mensaje? ¿Qué le estaría diciendo Letizia a su cuñada a través de los pendientes?

Spanish Infanta Cristina and her husband Inaki Urdangarin exchange wedding rings during their wedding at Barcelona's cathedral on October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.

Lo cierto es que ya hubo otras ocasiones anteriores en las que Letizia sacó estos pendientes del joyero real. Y también se analizaron en la prensa como mensajes de la Reina Letizia a su cuñada. Recordemos que cuando tuvo lugar la resolución del Caso Nóos y la Infanta Cristina y su marido Urdangarin eran el principal foco de atención de la prensa, la Reina Letizia lució estos significativos pendientes en la primera visita oficial de Mauricio Macri y Juliana Awada a España. Un año después, tras la “vuelta” de la Infanta Cristina a la Familia Real, la esposa del Rey Felipe VI volvió a utilizar la señalada joya. Era un momento en el que Urdangarin ya estaba en prisión, pero la Infanta había quedado libre de toda culpa y la vimos junto a sus padres en la celebración del cumpleaños de la Reina Sofía. Hubo fotos y sonrisas y parecía una manera de la Infanta Cristina de decir: “he vuelto”. Poco después apareció de nuevo La Reina Letizia con los pendientes de chatones puestos. Y en la prensa llegamos a leer en titulares frases como: “La Reina demuestra quién manda”.

Argentina's first lady Juliana Awada, Argentina's President Mauricio Macri, Spain's King Felipe and Queen Letizia (L-R) pose during the gala dinner at the Royal Palace in Madrid, Spain February 22, 2017. REUTERS/Chema Moya/Pool

Ahora, el momento de la Infanta Cristina vuelve a tener un repunte de actualidad. Su marido Urdangarin ha obtenido un permiso para salir de la cárcel un par de días a la semana y realizar tareas de voluntariado. Es un importante y favorable cambio para la familia Urdangarin. Quizás por ello ¿era el momento adecuado para que la Reina volviera a ponerse los famosos pendientes de chatones? ¿Hay un nuevo mensaje de doña Letizia para la Infanta Cristina? Lo cierto es que, por curioso que resulte, si son mensajes o coincidencias sólo lo sabe, con certeza, la Reina Letizia.