Sí, esa alienígena de ‘El libro de Boba Fett' es una actriz mítica de los 80 que no envejece

·6 min de lectura

Como suele ocurrir con todo estreno de Star Wars, El libro de Boba Fett está dando bastante que hablar a los fans de la saga creada por George Lucas. Quizá no al nivel de The Mandalorian, pero sí lo suficiente como para tener una fuerte presencia en redes sociales, donde Star Wars se analiza pormenorizadamente en busca de detalles ocultos, conexiones, cameos o teorías.

Se ha hablado sobre todo de los flashbacks que desvelan una de las grandes incógnitas de la saga mostrándonos, casi 40 años más tarde, cómo sobrevivió Boba Fett; y ya se está teorizando sobre posibles apariciones de algún que otro personaje icónico. Pero también se ha generado mucha atención alrededor de una nueva incorporación a la mitología de Star Wars, un nuevo personaje llamado Garsa Fwip. Y si a ti también te suena su cara, la incógnita se despeja: se trata de una de las actrices más míticas de los 80, Jennifer Beals, conocida por su papel como Alex Owens en Flashdance. Un regreso que no lo es tanto si hemos estado atentos a su carrera.

(Center): Jennifer Beals in a scene from Lucasfilm's THE BOOK OF BOBA FETT, exclusively on Disney+. © 2021 Lucasfilm Ltd. & â„¢. All Rights Reserved.
(Center): Jennifer Beals in a scene from Lucasfilm's THE BOOK OF BOBA FETT, exclusively on Disney+. © 2021 Lucasfilm Ltd. & ™. All Rights Reserved.

La participación de Beals en El libro de Boba Fett era un secreto, hasta que se publicó el primer tráiler de la serie de Disney+. Los más avispados la reconocieron al instante en aquel avance, donde aparecía apenas dos segundos y a pesar de estar “oculta” bajo capas de maquillaje y prótesis. Y es que Beals no interpreta a un personaje humano en la ficción de Star Wars, sino a una Twi'lek, especie originaria del planeta Ryloth que se caracteriza por su piel colorida y un par de tentáculos prensiles en la cabeza, a la que pertenece por ejemplo Bib Fortuna, el mayordomo de Jabba el Hutt. 

Como es habitual en todas las producciones de Star Wars, el hermetismo más absoluto ha rodeado a El libro de Boba Fett desde que fue anunciada al final de la segunda temporada de The Mandalorian. Con la serie recientemente estrenada en Disney+, la actriz, de madre irlandesa y padre afroamericano, por fin puede hablar del secreto que llevaba ocultando más de un año y en su primera entrevista sobre la serie para Variety desvela que ni siquiera sabía en qué proyecto de la saga estaba participando: “Sabía sobre el personaje, pero así de buenos son guardando secretos: incluso al llegar al set el primer día no sabía que estaba en El libro de Boba Fett. Solo sabía que formaba parte de esa historia”.

Beals se siente “honrada de formar parte de la familia Star Wars” y agradece su entrada en este universo a dos de los principales artífices de El libro de Boba Fett, Jon Favreau (productor) y Robert Rodríguez (productor y director), cineastas con los que ya había trabajado antes. “Trabajé con ambos hace muchos, muchos años”, dice la actriz, “Jon y yo salimos en La Sra. Parker y el círculo vicioso, y con Robert trabajé en Four Rooms, y además lo conocía del círculo de amigos de Quentin Tarantino y mi exmarido, Alex Rockwell. Pero hacía décadas que no los veía”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Garsa Fwip, o Madam Garsa, es la propietaria de una cantina en Tatooine con la que Boba Fett establece una alianza al convertirse en el nuevo líder de Mos Espa. Aunque Beals aparece brevemente en el episodio, seguramente volveremos a verla en las próximas semanas. Solo está por ver hasta qué punto su personaje será esencial para la trama o si simplemente se quedará como una secundaria más. Por ahora, el personaje tiene su propio póster individual, lo cual es digno de mención, pero no tiene por qué significar nada en concreto, ya que Disney+ es muy dada a dedicar carteles a todos los personajes de sus series de Star Wars y Marvel, por muy insignificantes que sean. 

De momento, son muchos los que se han alegrado de ver a Beals formando parte del universo Star Wars. Al fin y al cabo, ella también fue un símbolo de los 80 gracias a Flashdance, con lo cual estamos asistiendo a un cruce bastante curioso y lleno de nostalgia para los que crecieron en esa época. Pero si hay algo en lo que todo el mundo coincide en señalar es lo increíblemente joven que está la actriz a sus 58 años. La misma edad, por cierto, que tiene la coprotagonista de la serie, Ming-Na Wen, otra actriz eternamente joven. Puede que Beals esté caracterizada como una extraterrestre de piel naranja, pero aun así salta a la vista lo bien que luce a poco de cumplir los 60.

Imagen de la película
Imagen de la película "Flashdance", dirigida por Adrian Lyne. En la escena, Jennifer Beals como Alex Owens. Estreno original en EE.UU. el 15 de abril de 1983. Screen capture. Paramount Pictures. (Photo by CBS via Getty Images)

Aunque Beals había desaparecido del radar de muchos espectadores después del éxito de Flashdance, eso no quiere decir que no haya estado en activo. Todo lo contrario. No hace mucho formó parte del elenco de la popular franquicia romántica juvenil After: Aquí empieza todo, pero su carrera se ha desarrollado principalmente en televisión, donde ha participado en numerosas series, de las cuales destaca L (The L Word), drama lésbico emitido originalmente entre 2004 y 2009.

L regresó recientemente con un revival titulado L: Generación Q (disponible en Movistar+), en el que Beals retoma su personaje de Bette Porter, el que la convirtió en un icono queer para toda una legión de mujeres. La actriz disfruta del éxito en este reboot, donde, poco antes de aparecer en El libro de Boba Fett, ya nos estaba demostrando que el tiempo no pasa por ella.

Mientras esperamos la tercera temporada de L: Generación Q, Beals ingresa en una nueva etapa de su carrera formando parte de una de las sagas más populares de todos los tiempos. Eso sí, los cinéfilos apegados a los 80 seguiremos recordándola siempre como Alex, aquella joven que soñaba con triunfar como bailarina mientras trabajaba como soldadora en la industria del acero.

Flashdance pasó a la historia como clásico de los 80, a pesar de que inicialmente no tuvo muy buena acogida por parte de la crítica, que la tachó de sórdida. Su éxito en cines fue incontestable: fue la película más taquillera de 1983 en Estados Unidos, recaudando más de 200 millones de dólares en todo el mundo, y su banda sonora causó sensación (llegó a ganar el Oscar a Mejor Canción por la inmortal Flashdance...What a Feeling, de cuatro nominaciones). El film, dirigido por Adrian Lyne, y especialmente sus secuencias de baile, ejercieron gran influencia en títulos posteriores como Footloose, Dirty Dancing o Top Gun, formando parte de la moda de películas que mezclaban romance y baile en los 80, e inmortalizando a Beals en la gran pantalla.

Se dice pronto, pero han pasado casi cuatro décadas desde que Flashdance irrumpió con sus sensuales bailes en el cine, y Jennifer Beals sigue impresionante, formando parte del club -presidido por Paul Rudd- de las estrellas que no envejecen. Aunque su participación en El libro de Boba Fett es por ahora breve, esperamos volver a verla más. Y sobre todo, ahora que la tenemos en esta serie, se abre la puerta a futuras apariciones en otros títulos de la saga desarrollados para la gran pantalla o el streaming. Ya era hora de que recibiera la visibilidad que merecía.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente