El huracán Esther Doña puede causar nuevos estragos sentimentales

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - APRIL 19: Author Esther Doña poses at the presentation of Cruz Sanchez Lara's book 'Cazar leones en Escocia', at the Real Casino de Madrid, on 19 April, 2022 in Madrid, Spain.  (Photo By A. Perez Meca/Europa Press via Getty Images)
Esther Doña podría ser la causante de una ruptura sentimental de su nuevo amigo empresario (Photo By A. Perez Meca/Europa Press via Getty Images)

Estas semanas la protagonista indiscutible de la prensa rosa es Esther Doña a la cual la vida le está dando toda una serie de sorpresas inesperadas, no sé si para ella, o para los que le rodean.

Todo empezó hace unos quince días cuando la revista ‘Hola’ sacó en portada a la viuda del Marqués de Griñón junto a su pareja de este último año, el juez Santiago Pedraz. Los tortolitos se habían comprometido en Baleares y anunciaban boda a golpe de exclusiva para el año 2023.

Resulta que cuando salió la revista ellos ya habían roto, pero ojo que Esther Doña asegura que ella no se había enterado y es que Santiago la dejó con un escueto mensaje de WhatsApp que ella se tomó como una crisis pasajera.

Gracias a esa supuesta confusión pudieron cobrar la exclusiva publicada aunque la credibilidad del medio quedase en entredicho sin tener la revista culpa de absolutamente nada. Total, que se ha publicado de todo, que si ‘Hola’ ha vetado a Doña de por vida, que si Santiago está cabreado y decepcionado por la jugarreta…

Pero todo esto parece no afectar al buen estado de ánimo ni al tren de vida de Esther Doña que posa en Instagram en un jacuzzi lleno de espuma y bebiendo champán, riéndose de sus desgracias. De hecho ese mensaje de ruptura le llegó de Santiago el 12 de agosto y, según dijeron Beatriz Cortázar y Paloma Barrientos, el 13 ya estaba ella en el yate de Bruno, el empresario del que todo el mundo habla.

Sin ir más lejos ‘Vanitatis’ sostiene que “la marquesa viuda se ha vuelto a enamorar. Se trata de un señor muy bien posicionado, que se ha convertido en la 'nueva ilusión’.” pero es que ahí no acaba el tema porque, encima, ¡Bruno tenía pareja desde hacía cinco años!

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Es decir, recapitulando, si es verdad que Esther ya se ha vuelto a enamorar, ha sido literalmente en 24 horas porque el 12 lo dejó con Pedraz sin ella enterarse (según dice) y el 13 ya habría estado en el barco de este supuesto nuevo novio.

Pero ahí no queda el asunto sino que el huracán Doña habría causado estragos también en el círculo de Bruno porque su familia y amigos están “conmocionados” según recoge ‘Chic’ por la repentina ruptura con Carla, su relación estable hasta ahora.

Barrientos asegura que: “Están absolutamente todos conmocionados, ya que Bruno mantenía una relación seria con una mujer llamada Carla desde hace aproximadamente cinco años y vivían juntos en un casoplón de La Moraleja con el hijo de ésta y los tres hijos de él”, publica el citado medio.

También recogen que la pareja se comportaba como un matrimonio hasta que ha aparecido Esther Doña. La periodista además relata que cuando apareció Doña, toda la familia se tuvo que ir del yate, incluidos los padres de Carla: “Resulta que el empresario naviero se había enamorado de la exmodelo y decidió ‘dar puerta’ a su pareja por sorpresa, que se encuentra “destrozada”.

Desde luego este culebrón es digno de una novela turca y es que, si todas estas informaciones se confirman, tanto Santiago Pedraz (que ya ha borrado todo rastro de Doña en sus redes sociales) como su familia y entorno, así como los allegados a la tal Carla, deben estar bastante enfadados y sorprendidos con todo lo que mueve este huracán con nombre de mujer, Esther Doña.

Te puede interesar...

¿Quién es Esther Doña?

Esther Doña es una exmodelo que se convirtió en marquesa de Griñón por casarse con Carlos Falcó. Tras fallecer el título pasó a su hija y ella entabló relación sentimental con el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, 20 años mayor que ella.