'El Hormiguero' encuentra un filón en los políticos digno de análisis

·9 min de lectura

Que El Hormiguero se mantiene imbatible en televisión, con un público fiel que desde 2006 sigue este programa de Antena 3, no es nada nuevo. Sin embargo, el transcurso de la actual temporada sí que ha puesto de manifiesto un par de detalles muy significativos. Por un lado, la deriva como coach de Pablo Motos, con monólogos y reflexiones varias que han hecho correr ríos de tinta, y, por otro lado, el tirón de las entrevistas políticas.

Si bien desde tiempos inmemoriales El Hormiguero ha invitado al plató a diferentes políticos, como también ha hecho lo propio con cantantes, actores o deportistas, de un tiempo a esta parte es mucho más palpable cómo el talk show ha acertado en su fórmula de apostar por dirigentes como estrellas del prime time. Y es que cada entrevista en esta línea es digna de análisis porque da la campanada en audiencia. Sin ir más lejos, la última visita de Miguel Ángel Revilla ha reflejado el interés que tiene la audiencia por quienes gobiernan.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El Hormiguero es uno de los programas que ha contribuido a que Antena 3 le coma la tostada a Telecinco en noviembre. El formato presentado por Pablo Motos suele cosechar grandes resultados de audiencia, además de erigirse como una de las tendencias de las redes sociales. Sin embargo, lo más curioso, a juzgar por los datos firmados esta temporada que arrancó el pasado mes de septiembre, es que el talk show de Trancas y Barrancas no ha perdido un ápice de su frescura porque ha sabido leer entre líneas el interés de los espectadores. Tanto que ha dado en la tecla.

En sus inicios, El Hormiguero seducía principalmente por su capacidad para generar expectación con sus invitaciones internacionales. Por el plató del programa han desfilado estrellas de la industria cinematográfica tan icónicas como Richard Gere, Charlize Theron, Ryan Reynolds, Salma Hayek, Hugh Jackman, Cameron Diaz, Mel Gibson, Gwyneth Paltrow, Sylvester Stallone, Jessica Chastain, Tom Cruise, y, por supuesto, Will Smith que, todo sea dicho, regresará el próximo mes de enero como invitado.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, la pandemia de coronavirus obligó a reformular El Hormiguero dado que durante unas cuantas semanas los invitados, tanto nacionales como internacionales, únicamente participaban por videollamada. Si bien parece que el programa ya le ha tomado el pulso a la crisis sanitaria y en esta temporada, la número dieciséis, las entrevistas se desarrollan con normalidad desde el plató, lo cierto es que la tendencia ha virado hacia los asistentes políticos. Es decir, el brillo de las estrellas de Hollywood ha quedado en un segundo plano porque ahora lo que funciona en audiencias y hace arder la red social del pájaro azul son las visitas de los gobernantes.

Aunque se podría destacar que la curiosidad de la audiencia radica en que Pablo Motos consigue acercar la parte más personal y desenfadada de los políticos, no se puede olvidar que la presencia en El Hormiguero de este tipo de invitados forma parte de una estrategia de comunicación para dar una imagen parcialmente real de su vida pública y privada.

En otras palabras, a simple vista el tirón de estas entrevistas refleja el interés que tienen los ciudadanos de a pie por conocer más detalles sobre quienes les gobiernan, aunque no siempre se ha cumplido este deseo de los espectadores. De hecho, más de un internauta ha acusado al presentador de dulcificar estos encuentros dado que como El Hormiguero es uno de los programas más vistos de la televisión muchos dirigentes acuden simplemente para disponer de este escaparate extra.

Sea como sea, el análisis de audiencia es lo que verdaderamente sigue resultando pertinente dado que en la última entrega emitida ha vuelto a producirse el furor por una entrevistado de corte político.

En pleno festivo nacional, día de la Inmaculada Concepción, el programa de Antena 3 apostó por dar protagonismo a Miguel Ángel Revilla. Si bien la charla de Pablo Motos con el presidente de Cantabria podría haber quedado en agua de borrajas, por el hecho de que se trataba de una conversación emitida durante un puente y, sobre todo, porque el secretario general del Partido Regionalista de Cantabria es uno de los invitados recurrentes de El Hormiguero (hasta el punto de que pertenece al club Platino), el público puso de relieve cómo este tipo de visitas son un gancho.

Así, la entrega que dio voz al político de 78 años, quien suele emplear gran parte de sus entrevistas para publicitar Cantabria, alcanzó el 15% de cuota de pantalla y congregó a 2.401.000 espectadores de media. Asimismo, un total de 5.255.000 personas vieron en algún momento el programa. Dicho de otra manera, esta visita ha funcionado bien en cuanto a cuota de pantalla evidenciando una vez más que la audiencia quiere conocer más acerca de los políticos, acercarse a sus discursos y propuestas, pero también a su vida personal.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En este sentido, y aunque hay que coger con pinzas este tipo de entrevistas dado que están muy enfocadas a conseguir que el invitado en cuestión se sienta a gusto para que suelte la anécdota personal de turno que al día siguiente acaparará titulares, lo que nadie puede negar es que El Hormiguero sirve en bandeja una fórmula efectiva. Y es que el programa ha encontrado un filón con su estrategia en los políticos, con Pablo Motos intentando tirar de ingenio para acercarles al público en sus entrevistas.

Dicho de otro modo, y dejando a un lado la intención política que mueve a estos invitados a acudir al plató de Antena 3, El Hormiguero ha conseguido incrementar su influencia a golpe de repetir la misma fórmula prácticamente cada semana. Porque si en la entrega del 8 de diciembre el programa invitó a Miguel Ángel Revilla, quien habló largo y tendido sobre Pedro Sánchez, el pasado 2 de diciembre quien acaparó la atención de los espectadores fue Mariano Rajoy.

El que fuera presidente del Gobierno, que acudió al plató para presentar su libro Política para adultos, se llevó el gato al agua, alzando a El Hormiguero como el programa no informativo más visto del 2 de diciembre con una media del 19.8% de cuota de pantalla y 3.048.000 espectadores. Una expectación de la audiencia que se tradujo como el tercer mejor dato de la temporada para el formato producido por 7 y Acción.

La entrevista a Mariano Rajoy tuvo mucha miga, puesto que mostró su apoyo al rey emérito Juan Carlos I en directo y profundizó en su salida de la política, tanta como la conversación que Pablo Motos mantuvo con Abel Caballero.

El alcalde de Vigo visitó el plató de El Hormiguero el 22 de noviembre para destacar el tradicional encendido de luces navideño en la localidad gallega, aunque también tuvo tiempo de hacer un repaso de la actualidad y encandilar a los espectadores con sus declaraciones. El enganche de la audiencia fue tal que la charla al edil superó el número de espectadores de MasterChef Celebrity de Televisión Española (TVE). Es decir, el programa congregó frente al televisor a 2.529.000 telespectadores y anotó un 15.4% de cuota de pantalla.

Claro que si esta temporada hay alguien que ha roto los audímetros de El Hormiguero y que verdaderamente ha puesto de manifiesto la tendencia del talk show esa es Isabel Díaz Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid se reveló como un auténtico icono de la cultura popular, siendo recibida incluso entre vítores y gritos. Su puesta en escena no dejó indiferente a nadie, en Twitter especialmente cada una de sus palabras tuvieron una considerable repercusión. Y es que, si bien la madrileña en general soslayó la polémica, ofreció unas cuantas perlas en directo.

El Hormiguero, que por cierto se alargó más allá de su tiempo habitual hasta casi las 23:15 horas, se convirtió en el programa más visto a lo largo de aquel martes 9 de noviembre. La entrevista a Isabel Díaz Ayuso logró una cuota de pantalla del 23.2%, reuniendo un total de 3.588.000 espectadores. Según los datos de la auditora Kantar Media, el programa anotó el minuto de oro, es decir, el minuto más visto llegó hasta los 4,2 millones de espectadores y casi siete millones de personas sintonizaron en algún momento Antena 3 para ver esta charla.

Pero hay más ya que además de marcar máximo de temporada, la presidenta de la Comunidad de Madrid anotó el quinto mejor dato de cuota de pantalla de la historia del programa. Solo superada por el ganador de Pasapalabra Pablo Díaz, cuya entrevista el 1 de julio de 2021 alcanzó el 24% de cuota de pantalla, Isabel Pantoja, quien el 31 de enero de 2017 cosechó un 23.8% de cuota de pantalla, Santiago Abascal que anotó un 23.5% de cuota de pantalla el 10 de octubre de 2019 y Pedro Cavadas que dio la campanada el 8 de octubre de 2020 con un 23.1% de cuota de pantalla.

Como se puede apreciar con estos resultados relativos al share de El Hormiguero en lo que lleva de temporada (e incluso teniendo en cuenta que en la anterior tanda José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, anotó un 22.0% de cuota de pantalla y congregó a 3.880.000 espectadores, erigiéndose como el segundo político que más audiencia ha cosechado en el programa de las hormigas tras Santiago Abascal en 2019), este tipo de invitados se han convertido en un valor seguro para el programa que presenta Pablo Motos.

Si bien el programa procura mostrar el lado más campechano y cercano de los políticos, porque como se ha comentado previamente estas visitas suelen venir marcadas por una potente estrategia de comunicación, lo que verdaderamente llama la atención es que El Hormiguero ha encontrado un nuevo filón, un seguro de audiencia. Todo apunta a que el formato se ha propuesto seguir tirando por esta línea de contar con dirigentes, valorando que a lo mejor el público no los escucha en los debates, pero a la vista está que sí muestra interés por ellos en un plan relajado en el prime time.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente