El hijo de Forrest Gump iba a tener VIH en la secuela que nunca se hizo

Forrest Gump es una de esas películas que se convirtieron en clásico instantáneo a poco tiempo de su estreno. La historia del pequeño Forrest y su salto a la adultez junto a algunos de los eventos más importantes de la historia moderna americana sirvió para crear una película prácticamente perfecta y redonda. Tanto que cuesta imaginar una continuación. ¿Pero sabías que casi la hubo?

(©Paramount Pictures)

El guionista de la película de 1994 y ganador del Oscar por aquel libreto, Eric Roth, escribió una continuación siete años después -en 2001- que contaba con el director original, Robert Zemeckis, y su protagonista, Tom Hanks, a bordo.

El guion estaba basado en la secuela de la novela original, Gump and Co., escrita por Winston Groom en 1995, y comenzaba con Forrest sentado en aquel mítico banco esperando a su hijo del colegio. Pero tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, Zemeckis y Roth se sentaron a hablar del proyecto, decidiendo que ya no tenía relevancia debido a la tragedia ocurrida en el país.

Roth habló con Yahoo! en EEUU revelando que Forrest Jr., el hijo del protagonista y Jenny (Robin Wright), tenía VIH, eliminando de una vez por todas una de las dudas que dejó la película que ha sido fruto de cientos de foros en la red en los últimos años. Es más, al tratarse de una época de tabúes alrededor del virus, el guionista cuenta que, en la historia, sus compañeros de colegio no querían asistir a clase a su lado.

(©Paramount Pictures)

Siguiendo con la temática de la película original de cruzar la vida de Forrest Gump con la historia americana, Roth confiesa que la secuela también incluía una escena en donde el protagonista terminaba acompañando a OJ Simpson en la recordada huida en su furgoneta Bronco. Y también íbamos a ver a Forrest bailando bailes de salón con la mismísima princesa Diana de Gales.

Había una escena graciosa en la que se encontraba con una mujer nativo-americana en un autobús y le decía que ‘por fin había descubierto su propósito en la vida’ y era cantar los números del bingo en una reserva aborigen”, cuenta el guionista. “El gran evento de la historia o tragedia sucedía cuando la compañera nativa americana de Forrest se marcha a trabajar, porque trabajaba como maestra de infantes en un edificio del gobierno en Oklahoma. Él la estaba esperando en un banco cuando el edificio detrás suyo explota” cuenta el guionista haciendo referencia al atentado terrorista de Oklahoma en 1995.

Por eso, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 “sentimos que todo lo que habíamos escrito ya no tenía sentido”.

En ese momento decidieron dejar a un lado la secuela a pesar de tener el guion terminado, y Eric Roth cree que nunca verá la luz. “Fue algo muy especial para nosotros y quizás es mejor dejarlo así” sentenció Roth sobre la continuación. “Pero lo intenté” concluye.

A diferencia del guion, la segunda novela de Groom, comienza incorporando la película en la vida de Forrest hablando de cómo el éxito afectó su vida recibiendo atención mediática enseguida. Incluso, en uno de los capítulos, Forrest se topa con Tom Hanks y es invitado a los premios Oscar.

Sabiendo estos detalles, es imposible no imaginar a Forrest en un bingo, bailando con Diana o sufriendo otra tragedia que afecta su vida de nuevo. Forrest es un personaje que se ganó un lugar enorme en la historia del cine y en la vida de muchos cinéfilos, y aunque podría haber sido interesante volver a verlo en cines, la película original tenía un final completo. Mejor quedarnos con aquel final del tierno protagonista visitando la tumba de Jenny, viéndolo orgulloso de su hijo, pescando juntos y emocionándonos con una de las mejores interpretaciones en la carrera de Tom Hanks.

Para seguir leyendo:
 La película más terrorífica de todos los tiempos iba a ser un drama religioso
 Entrevista con el vampiro, la película que deprimió a Brad Pitt
 Las 14 propiedades que fueron escenario de clásicos del cine de terror (y puedes visitar)
 ¿Quieres pasar miedo? Estas 15 películas de terror están basadas en casos reales
 La gasolinera donde se rodó La matanza de Texas reabre como un hotel