‘El grito’, de Edvard Munch: historia, significado y curiosidades

Ahora, es todo un icono de la cultura. Pero antes de lograrlo, tuvo que pasar por la censura, la crítica e incluso el robo en diversas ocasiones.

El grito es la obra más famosa del pintor noruego Edvard Munch (1863-1944) y uno de los estandartes del estilo impresionista. Y aunque muchos la conocen, no siempre se sabe exactamente qué significa. Aquí te lo contamos.

¿Cuánto sabes de esta obra? Foto: Galería Nacional de Oslo

Su historia

Pocos lo saben, pero El grito se trata en realidad no de una, sino de cuatro obras. Todas pintadas por Munch (de hecho, dos años después de crearlas, se sabe que hizo una quinta pieza con ese mismo título, esta vez como una litografía).​

La más conocida fue terminada en 1893 y se encuentra actualmente en la Galería Nacional de Noruega, en Oslo. Otras dos están en el Museo Munch (también en Oslo) y la restante forma parte de una colección particular, que fue subastada en 2012 por casi 120 millones de dólares, indica The New York Times.

Esta última se encontraba en manos del noruego Petter Olsen, cuyo padre había sido vecino, amigo y mecenas de Edvard. Por cierto, en su idioma original, la obra se llama Skrik.

Su significado

La pieza muestra la figura de un hombre en profunda desesperación, cuyo fondo es el paisaje de Oslo visto desde la colina de Ekeberg. Según escribió el propio Munch en 1892 en sus notas, retomadas por el diario El País, así nació la obra:

“Caminaba con dos amigos por la carretera; entonces se puso el sol. De repente el cielo se volvió de color sangre y me sobrevino un sentimiento de tristeza. Un angustioso dolor me oprimía el pecho. Me detuve y me apoyé en la barandilla, increíblemente cansado. Sentí el grito inmenso e infinito de la naturaleza”.

Algunas versiones apuntan a que El grito muestra mucho de la dura vida que le tocó a su autor. Siendo apenas un niño, perdió a su madre y a una hermana debido a la tuberculosis. Fue educado por un padre muy severo, médico militar y de ideas profundamente religiosas, lo cual le produjo diversas crisis nerviosas hasta su muerte. Años más tarde, otra de sus hermanas fue diagnosticada con trastorno bipolar y fue internada en un hospital psiquiátrico.

Curiosidades de Munch y su obra El grito

– Tras lo ocurrido con su familia, Munch aseguró que desarrolló una personalidad conflictiva y desequilibrada que consideraba la base de su genio.

– ¿Sabías que Munch no pensaba ser pintor? En 1879 comenzó la carrera de ingeniería, pero en 1881 vendió sus primeros dos cuadros y eso cambió el rumbo de su vida.

– En 1940, tras la invasión nazi a Noruega, sus pinturas fueron censuradas por considerarlas “degeneradas”.

Dos de las obras tituladas El grito fueron robadas. La que se encontraba en la Galería Nacional fue extraída en 1994, a plena luz del día y en apenas 50 segundos (fue recuperada tres meses más tarde). Y en 2004, una de las expuestas en el Museo Munch (más el cuadro Madonna del mismo autor) fue robada a mano armada y hallada dos años después. Antes de dar con ella, se ofreció una recompensa de 114 millones de dólares.

– La figura humana que aparece en El grito podría estar inspirada en una momia peruana que Munch vio en la Exposición Universal de París en 1889. Así lo señaló Robert Rosenblum, un especialista en la obra del pintor, en la red social ResearchGate.

– El pintor decía que, así como Leonardo da Vinci había diseccionado cuerpos en sus obras, él intentaba diseccionar almas. De ahí que sus trabajos se relacionen son sentimientos y tragedias humanas, como la soledad (Melancolía), la inquietud (Ansiedad), la angustia (El grito), la muerte (Muerte de un bohemio) y el erotismo (Amantes, El beso).

¿Qué te parece? ¿Conocías la historia de esta famosa obra y su autor? ¿Cuál es tu pieza artística favorita? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

YouTube Rewind 2017: ‘Despacito’, spinners, atentados, desastres naturales y más
¡Genio! Este artista del maquillaje se transforma en cualquier celebridad