El gran showman no es la mejor película del año, pero será tu nueva obsesión cinéfila

Es cierto. El gran showman no es la mejor película del año (para eso te traemos este listado), pero tiene los ingredientes necesarios para coronarse como nuestro guilty pleasure de 2017. Es decir, esos placeres ocultos cinematográficos que solo confiamos a amigos o en secreto, como ocurre a muchos espectadores con películas como Dirty Dancing, Back to the Future o Pretty Woman (o, al parecer, el bodrio de Netflix, Un príncipe de Navidad). Esas películas que no podemos dejar de ver (aunque las hayamos visto mil veces).

©20th Century Fox

Dirigida por Michael Gracey en su debut cinematográfico, El gran showman apenas ha conseguido una aprobación del 53% de la crítica, según los datos recopilados por RottenTomatoes, PERO, el público la está adorando con un puntaje del 90%. ¿Cómo es posible? Te lo explicamos.

El gran showman flojea en su argumento, dejando muchos cabos sueltos en la historia de su protagonista, un hombre con una vida tan interesante y con tantas curiosidades que daría para una miniserie. También se pueden detectar algunos errores o debilidades técnicas que sugieren la mano de un novato como Gracey. Pero la verdad no puede negarse, El gran showman hipnotiza.

Y es que, Gracey y Jackman optaron por crear un espectáculo sobre un espectáculo, dejando a un lado la profundidad de la historia o los detalles técnicos. Al contrario, se esforzaron en crear una película formado por videoclips continuados, cargados de color y las canciones más pegadizas del año. Ni Taylor Swift nos saca This is me de la cabeza.

Hugh Jackman brilla en su salsa metido en un papel que le permite darlo todo como estrella de los musicales que es. Y acompañado por la nueva promesa del cine, Zendaya, por una joyita como Michelle Williams y un clásico del género que llevaba 10 años sin cantarnos en pantalla, Zac Efron. ¿Qué más se puede pedir?

El gran showman es una película para ver con palomitas, uno de esos espectáculos cinéfilos para ver cómodamente, a pierna tendida y dejar al crítico en casa. Es una película que no demanda el escrutinio técnico, nos da lo que propone sin pretender más: un puro espectáculo que encandila y asombra. Y eso lo consigue.


MÁS SOBRE EL GRAN SHOWMAN:
Zac Efron vuelve al musical 10 años después de High School Musical: “Me sentía un poquito oxidado”
Te contamos todo lo que debes saber del musical del año, El gran showman