El gel anticonceptivo (reversible) que promete acabar con las vasectomías

De momento solo funciona en monos y conejos

El anticonceptivo funciona de manera similar a una vasectomía, pero sin la necesidad de realizar una cirugía que pretende ser irreversible. (Getty)
El anticonceptivo funciona de manera similar a una vasectomía, pero sin la necesidad de realizar una cirugía que pretende ser irreversible. (Getty)

Un nuevo avance en anticonceptivos podría poner la pelota en el terreno masculino y dejar de ‘imponer’ esta responsabilidad a las mujeres. Se trata de un gel que forma una barrera para impedir que le esperma se mueva.

El método, desarrollado por un investigador en India, fue probado con anterioridad (y con éxito) por científicos estadounidenses, primero en conejos y luego en simios.

En 2016 un equipo de científicos probó el gel anticonceptivo no hormonal masculino Vasalgel -un polímero de alto peso molecular- en conejos, abriendo una esperanza a un anticonceptivo a largo plazo para los varones.

El estudio, publicado en la revista Basic and Clinical Andrology, ha sido realizado en macacos Rhesus por el Centro Nacional de Investigación de Primates de California (EE. UU), y ha demostrado, con un porcentaje de éxito del 100%, que Vasalgel es un anticonceptivo masculino de efecto prolongado y fiable.

Los métodos anticonceptivos, en su mayoría, están diseñados para mujeres, por lo que este gel supone un gran avance en anticoncepción masculina. (Getty)
Los métodos anticonceptivos, en su mayoría, están diseñados para mujeres, por lo que este gel supone un gran avance en anticoncepción masculina. (Getty)

El método de anticoncepción se llama RISUG (Reversible inhibition of sperm under guidance, en español, Inhibición reversible de esperma bajo guía), y fue desarrollado por el investigador indio Sujoy Guha. Su preparación de copolímero de estireno con anhídrido maleico está en fase III de ensayo clínico en la India. La preparación de Vasalgel se ha desarrollado gracias a la ONG estadounidense Parsemus Foundation.

El experimento se llevó a cabo con 16 monos rhesus machos adultos y un grupo de control de 16 monos de la misma edad que habían sido previamente vasectomizados. Los animales fueron sedados con Ketamina; se les administró 100 microlitros de Vasalgel con la ayuda de una jeringa a través de una pequeña incisión.

El gel creó una barrera de aproximadamente 2 centímetros de longitud dentro del conducto deferente. Tras esto, los monos volvieron a su hábitat normal, donde convivieron con hembras durante 2 años. La paternidad de todos los descendientes fue probada a través de muestras de sangre y pruebas genéticas. Los resultados evidenciaron que los machos tratados con el gel anticonceptivo no habían tenido descendencia.

Como efectos secundarios, un solo mono del grupo desarrolló granuloma de esperma -bulto en el testículo-, algo que también sucede en la vasectomía. La diferencia es que el porcentaje de aparición de estos granulomas espermáticos es del 15 por ciento con la vasectomía y de apenas un 3 por ciento con el gel.

Su aplicación no es cutánea (lo sentimos por ellos) sino que consiste en inyectar un gel que bloquea el conducto que transporta el esperma. (Getty)
Su aplicación no es cutánea (lo sentimos por ellos) sino que consiste en inyectar un gel que bloquea el conducto que transporta el esperma. (Getty)

Así funciona

Es un gel libre de hormonas y no tóxico que se inyecta en los conductos deferentes, los tubos que transportan el esperma de los testículos al pene.

El gel rellena y ocupa las cavidades internas de estos conductos y actúa como una barrera para el esperma.

¡Ah! Importante: el método es reversible. Las pruebas previas realizadas en conejos han demostrado que el procedimiento es fácilmente ‘mudable’ disolviendo el gel mediante el uso de ultrasonidos.

Esta es una de las grandes ventajas de Vasalgel porque “aunque es posible revertir una vasectomía, es un procedimiento técnicamente difícil y, a menudo, los paciente presentan tasas muy bajas de fertilidad tras la reversión”, comenta Catherine VandeVoort, del California National Primate Research Centre de California.

La ausencia de efectos secundarios (depresión, acné, aumento de peso o desequilibrios hormonales) será otro beneficio asociado a su posible y futuro uso ya que no afecta a la producción de esperma ni a los niveles hormonales.

Además, a diferencia de las vasectomías, donde los conductos se cortan y atan, lo que complica más su reversión, el gel debería ser fácilmente reversible mediante el uso de ultrasonidos, aunque hasta ahora esto sólo ha sido probado en conejos y no en monos todavía.

Además de los preservativos masculinos y las vasectomías, hay otras opciones enfoques que están siendo probados, entre los que se incluye un implante que actúa como un botón de desconexión del esperma y una inyección de hormonas que retrasa la movilidad de los espermatozoides y que presenta una eficacia del 96 por ciento.

También te puede interesar:

¿Llevas una temporada en el dique seco? No desesperes: Este es el remedio para los días sin sexo

Si quieres que te cuente la verdad no le exijas que te mire a los ojos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente