"Asesino del Zodíaco": el enigmático mensaje que envió a un periódico ha sido descifrado medio siglo después

Jesús Del Toro
·4 min de lectura

En 1968 y 1969, el asesino serial conocido por el sobrenombre “del Zodíaco” mató a cinco personas y dejó varios heridos en ataques sucedidos en ciudades del norte de California. Esos crímenes continúan sin resolverse y no hay sospechosos formales. Aunque durante décadas se ha indagado, pensado y especulado sobre su identidad, permanece aún en el misterio.

Pero al menos una de las enormes incógnitas ha sido resuelta: uno de los mensajes en código que envió a periódicos del área de San Francisco, en donde cometió sus crímenes, fue finalmente descifrado 51 años después de que fue recibido, reveló el periódico San Francisco Chronicle.

Un boletín de la policía de San Francisco y copia de las cartas enviadas por el asesino al San Francisco Chronicle. (AP Photo/Eric Risberg)
Un boletín de la policía de San Francisco y copia de las cartas enviadas por el asesino al San Francisco Chronicle. (AP Photo/Eric Risberg)

El mensaje escrito en código tiene 340 caracteres, varios de ellos signos extraños, y desde que fue enviado en 1969 al San Francisco Chronicle, junto a una camisa manchada con sangre de una víctima, no había podido ser descifrado. Ni siquiera por una supercomputadora programada especialmente para ello, de acuerdo a The Washington Post, pudo romper su código.

A lo largo de los años, el FBI ha recibido muchas versiones del contenido de ese mensaje, pero todas fueron desestimadas por falta de mérito.

Pero en días pasados un grupo de criptógrafos, matemáticos y programadores -originarios de Estados Unidos, Australia y Bélgica- se dieron a la tarea de analizar el enigmático mensaje y lograron descifrarlo.

El FBI verificó el desciframiento, que abre una ventana a la mentalidad del “asesino del Zodíaco”.

“Me siento vindicado”, dijo al Post el estadounidense David Oranchak, uno de los integrantes del equipo que descifró el mensaje, que conoció por primera vez hace 14 años. Según The New York Times, Oranchak edita un website y tiene un canal en YouTube dedicado al misterio del asesino serial.

Los otros miembros del equipo que descifró el menaje son el matemático australiano Sam Blake y el programador belga Jarl Van Eycke.

El mensaje dice:

I hope you are having lots of fun in trying to catch me

That wasnt me on the tv show

Which brings up a point about me

I am not afraid of the gas chamber

Because it will send me to paradice all the sooner

Because i now have enough slaves to work for me

Where everyone else has nothing when they reach paradice

So they are afraid of death

I am not afraid because i know that my new life is

Life will be an easy one in paradice death

Que se traduce aproximadamente como:

Espero que ustedes se diviertan mucho tratando de atraparme

No era yo el del programa de TV

Lo que plantea algo sobre mí

No le temo a la cámara de gas

Porque eso me enviará al paraíso más pronto

Porque yo ahora tengo suficientes esclavos para trabajar para mí

Donde todos los demás no tienen nada al llegar al paraíso

Por ello tienen miedo a morir

Yo no tengo miedo porque sé cuál es mi nueva vida

Vida que será más fácil en la muerte en el paraíso

La carta, y su mensaje cifrado de 340 caracteres, que el asesino serial Zodiac envió en 1969 al periódico San Francisco Chronicle. (Photo by Bettmann/Corbis/Getty Images)
La carta, y su mensaje cifrado de 340 caracteres, que el asesino serial Zodiac envió en 1969 al periódico San Francisco Chronicle. (Photo by Bettmann/Corbis/Getty Images)

De acuerdo a Oranchak, cuando trabajaba en posible soluciones con un programa especializado notó que este ofrecía frases como “espero que ustedes” y “tratando de atraparme”, narra el Post, y cuando ajustó el software para seguir esas frases como base del trabajo de desciframiento comenzó a tener mayores resultados.

Y cuando el sistema arrojó la línea “No era yo el del programa de TV”, Oranchak supo que lo había logrado. De acuerdo al Post, un sujeto que clamaba ser el “asesino del Zodíaco” llamó a un programa de televisión dos semanas antes de que el San Francisco Chronicle recibiera el mensaje cifrado. Quien llamó a ese programa dijo “yo no quiero ir a la cámara de gas”. En su carta, el criminal alude a eso y señala diciendo que él no llamó a ese programa y que no teme a ser ejecutado con gases letales.

El equipo de Oranchak puso manos a la obra y cuando finalmente descifró todo el mensaje se lo hizo llegar al FBI el pasado 5 de diciembre. La unidad de criptoanálisis del FBI verificó que en efecto Oranchak y su equipo lograron romper el código y descifrar el mensaje de 340 caracteres de Zodiac.

“El mensaje codificado, no sé en qué los ayudará [a los familiares de las víctimas]… Es más de la misma basura que al asesino le gustaba escribir con la intención de lastimar a la gente y hacerla temer”, dijo Ornachak, de acuerdo al Times.

¿Ayudará el conocimiento del contenido de ese mensaje cifrado, que permaneció en el misterio por 51 años, a revelar finalmente la identidad del asesino y, en su caso, a someterlo a la justicia? Se trata de otra incógnita mayúscula pero, al menos, puede afirmarse que el misterio es hoy un poco menos difuso, al menos en lo relacionado a sus extrañas comunicaciones.