'El Doc': la triste historia del hombre que crió a Sergio, el hermano que Luis Miguel abandonó

·5 min de lectura
Luis Miguel con sus hermanos: Alejandro (izquierda) y Sergio, el más pequeño a quien sostiene en brazos.
Luis Miguel con sus hermanos: Alejandro (izquierda) y Sergio, el más pequeño a quien sostiene en brazos.

Entre las numerosas subtramas de 'Luis Miguel, la serie' en su temporada 2, que por diversos motivos se ha visto obligada a usar en sus guiones una profusión de elementos altamente 'ficcionalizados', hay una que sí está más apegada a la realidad, y que en el capítulo 7 será explorada más a fondo.

Se trata del episodio en el que Luis Miguel despoja de la patria potestad de su hermano Sergio a su nefasta y codiciosa abuela Matilde Sánchez viuda de Gallego (Lola Casamayor) y posteriormente la otorga a uno de los personajes que lo acompañó desde la adolescencia: el noble, generoso y desinteresado 'Doc' (Gabriel Nuncio), quien en la vida real se llama Mario Octavio Fonseca, y es también conocido (aunque nadie conoce la razón) por el alias de 'Octavio Foncerrada'

Desde 1983, 'El Doc' acompañó a Luis Miguel a viajes, entrevistas, grabaciones, y aunque no era su guardaespaldas, fue un empleado de confianza (pero empleado, pese a todo), que siempre estuvo a su lado apoyando a la familia hasta que, a finales de los años 90 o principios de los 2000 (no se sabe bien la fecha) se rompió la relación, a causa de varias circunstancias, para no arreglarse nunca.  

Siendo realistas, Mario Octavio Fonseca, fue un personaje crucial y muy importante en el seno de esa familia tan extraña, como se puede ver en la primera y luego la segunda temporada: no solo era el asistente personal de "El Sol", sino que también fungía como niñera de los hermanos del cantante; a Alex (nacido en 1972) lo apoyaba con temas escolares, mientras que a Sergio (1984) prácticamente lo crió después de la desaparición trágica de la pobre Marcela Basteri (a la que, según la serie, el propio Luisito Rey pudo haber matado, voluntaria o involuntariamente, en la piscina de Las Matas).

Por lo mismo, el que Luis Miguel prácticamente abandonase a Sergio al cuidado de Fonseca, es algo innegable e importante en la historia de su vida y en la trama de la serie, más allá de sus aires de telenovela cara, que es en lo que se ha convertido.

A raíz de la primera emisión de la serie, en 2018, Fonseca ofreció una muy extensa entrevista a la temible Pati Chapoy para Ventaneando en la que contó detalladamente que él se llevó a Sergio a vivir a EE.UU. primero, para tratar de darle una vida normal alejado de la fama de su hermano, esto financiado por Luis Miguel.

También relató cómo fue que se involucró con la familia; y que fue un día a principios de los 80, que fue requerido, al azar, para evitar un supuesto infarto de Luisito Rey, quien en realidad, lo que tenía eran grandes cargas de estrés, que le provocaron taquicardias (Rey fumaba y bebía en exceso, señaló. Esto y su consumo frecuente de cocaína le elevaban la presión).

Desde entonces, y a invitación de Rey, Fonseca estuvo muy apegado a la vida de la familia, como médico particular y acompañante y tutor, a quienes ayudaba con toda clase de problemas de la salud, pero específicamente los relajaba constantemente, y los apoyaba en temas de educación (aunque Luis Miguel no terminó la primaria, Alejandro y Sergio, sí).

Esa era, en realidad, su profesión. Como doctor, se dedicaba a asesorar adolescentes que pretendían estudiar medicina, pero también tenía un consultorio en la Ciudad de México, donde ejercía como médico familiar, de lo que eventualmente se retiraría en 1983. Fue ahí donde se especializó en la reducción de peso, pero a través del relajamiento, y de otras prácticas como el reiki. Así, aseguró, las personas lograban concentrarse mejor para bajar de peso y eso les ayudaba a vivir sin estrés.

Su vida con Luis Miguel incluyó ser casi un miembro de la familia, si bien no tenía exactamente una posición para disciplinar cuando hacía falta, pero sí de proteger y ayudar, saliendo incluso por las noches a cumplirles antojos, como un sirviente con privilegios. A Luis Miguel lo cuidó hasta los 21 años, según los relatos del propio Fonseca, hasta que finalmente fue puesto al cuidado de Sergio Basteri por orden del propio cantante, que prácticamente se desentendió de su hermano, cuando éste apenas era un niño.

A mediados de los 90, lo llevó a vivir a Boston, y posteriormente a Guadalajara, de donde era originario y donde el resto de la familia Fonseca ayudó a que Sergio estudiara una carrera técnica, ya que para entonces, Luis Miguel había preterizado a su hermano y había cortado de tajo su manutención, dejándolo prácticamente a manos de Fonseca, sin ocuparse de él para nada, como un cachorro que ya no tiene gracia para el niño al que se le obsequia.

"Yo amo a Sergio como si lo hubiera parido", reveló Fonseca "y es como si hubiera sido mi hijo. Yo fui quien más cerca estuvo de él y significa todo para mí" Mientras la relación entre ellos sigue vigente y hasta cierto punto estrecha, Sergio ahora vive en Madrid, y lleva una vida modesta, pero feliz con la familia que formó. Con el hermano con el que tiene cercanía es con Alejandro, que se quitó el "Gallego" y solo usa el Basteri, quien tiene un contacto directo con él, mientras que el gran solitario, ha puesto distancia tanto con su hermanito, como con el hombre al que tanto debe en una deuda insaldable.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Patricia Manterola critica la imagen que ofrece de ella la serie de Luis Miguel

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente