El consumo intenso de marihuana está relacionado con un mayor riesgo de derrames cerebrales en los jóvenes

Un nuevo estudio ha hallado una relación entre el consumo de marihuana y un mayor riesgo de derrames cerebrales en gente joven (Foto: Getty Images).

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en el periódico Stroke, la gente joven que consume marihuana podría tener un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral.

En dicho estudio, los investigadores observaron a 43 000 adultos de entre 18 y 44 años que consumieron marihuana en los últimos 30 días y descubrieron que los consumidores jóvenes de cannabis tienen “posibilidades considerablemente mayores de sufrir un derrame cerebral” en comparación a jóvenes no consumidores. El riesgo fue incluso mayor en el caso de consumos frecuentes: aquellos que informaron haber consumido marihuana más de 10 veces al día tuvieron 2,5 más de posibilidades de sufrir un derrame cerebral que los no consumidores.

Otras formas de fumar, como la vaporización, solo parecen empeorar las cosas: los jóvenes que consumen marihuana con regularidad y que fuma cigarrillos electrónicos triplicaron las posibilidades de sufrir un derrame cerebral que los que no consumen.

La investigación también descubrió que la gente diagnosticada con trastorno del consumo de marihuana –una forma de dependencia a la marihuana– es más propensa a ser hospitalizada por problemas cardíacos conocidos como arritmias.

Tarang Parekh, autor que dirige el estudio e investigador de políticas sanitarias en la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia, le dijo a Yahoo Lifestyle que hay varias teorías posibles que explican por qué el consumo de cannabis puede llevar a un mayor riesgo de derrames cerebrales. Una es una condición llamada vasoconstricción cerebral irreversible, una constricción repentina de los vasos sanguíneos que le llevan sangre al cerebro, la cual puede ser desencadenada por el consumo de cannabis y provocar un accidente cerebrovascular, dice Parkekh.

Otra causa posible es un aumento de la coagulación, efecto producido por el cannabis. Parekh explica que el THC (la sustancia presente en la marihuana que produce los efectos psicoactivos) puede llevar a una “agregación plaquetaria, que es un factor de riesgo significativo para los derrames cerebrales y se encuentra especialmente en pacientes jóvenes”. Además, Parekh señala que el cannabis ha sido vinculado con el estrés oxidativo, que juega un papel importante en los derrames cerebrales.

Parekh dice que es posible que haya otros hábitos, como fumar cigarrillos o beber alcohol mientras se consume cannabis, que “podrían contribuir a aumentar el riesgo de derrame cerebral”. Sin embargo, le dijo a Yahoo Lifestyle, “en nuestro estudio, el consumo frecuente de marihuana estuvo asociado de forma independiente con los derrames cerebrales, ya que se controló el consumo de cigarrillos, cigarrillos electrónicos y alcohol, además de factores de riesgo de comorbilidad”.

Con el aumento creciente del consumo diario de marihuana entre adultos jóvenes, el riesgo de derrame cerebral se convierte en una preocupación creciente. “Puede que la marihuana no sea tan dañina en comparación a otras sustancias ilegales como la cocaína y la metanfetamina, pero su consumo frecuente con otras sustancias aumenta críticamente el riesgo de sufrir un derrame cerebral a corta edad”, explica Parekh. 

Él recomienda que los consumidores jóvenes de cannabis –especialmente aquellos que fumen cigarrillos electrónicos y tengan otros factores de riesgo de derrame cerebral, como pueden ser presión alta, diabetes u obesidad– deberían saber que el consumo de marihuana puede aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral a corta edad. "Los médicos deberían preguntarle a los pacientes si consumen marihuana”, dijo Parekh a EurekAlert, “y aconsejarlos sobre los riesgos potenciales de un derrame cerebral en el marco de las consultas médicas".

Rachel Grumman Bender