El consumo de marihuana se dispara entre las mujeres mayores de 65 años, según un estudio

En medio de la crisis de vapeo, cuyo origen se ha rastreado en gran medida hasta productos que contienen THC, una buena parte de la controversia sobre la marihuana se ha centrado en los jóvenes. Sin embargo, un estudio nuevo publicado en la Journal of American Medicine esta semana sugiere que otro grupo demográfico también la está usando mucho: las personas mayores.

Realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, el estudio descubrió que el consumo anual de cannabis entre los mayores de 65 años había aumentado del 2,4 al 4,2 % entre 2015 y 2018, un incremento del 75 % en el transcurso de apenas tres años. Estas cifras son consistentes con el aumento del uso entre las personas mayores que se ha producido en la última década, en comparación con el consumo de marihuana reportado en 2006 de apenas un 0,7 %.

Un nuevo estudio ha mostrado un aumento en el consumo de marihuana entre las personas mayores en la última década, especialmente en las mujeres mayores y las personas casadas. (Foto: Getty Images)

Los datos del estudio provienen de la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y Salud que los Institutos Nacionales de Salud realizan anualmente en los 50 estados. La encuesta permitió que los investigadores se concentraran en ciertos subgrupos en la categoría de quienes compartieron su consumo reciente de marihuana. Se apreciaron incrementos particulares entre las mujeres, las personas casadas, los universitarios y los que beben alcohol.

Aunque el aumento entre las mujeres mayores de 65 años puede parecer sorprendente, el autor principal, Joseph Palamar, doctor y profesor asociado de salud de la población en la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, dice que es probable que se deba al hecho de que el consumo de marihuana se está liberando del estigma que lo rodeaba. Que las mujeres se pongan a la par de los hombres puede implicar que su uso se normalice aún más”, le dijo Palamar a Yahoo Vida y Estilo. Sin embargo, los hombres tienen casi el doble de probabilidades de consumir marihuana que las mujeres.

Además de esos subgrupos, los investigadores también encontraron que el uso de la marihuana se ha más que duplicado entre los pacientes con diabetes, una enfermedad que padecen más de 100 millones de estadounidenses en la actualidad. Estudios recientes han demostrado que el cannabis tiene un potencial uso terapéutico para esta condición tan difícil de tratar, específicamente debido a sus propiedades antiinflamatorias. Se trata tan solo de uno de los muchos beneficios médicos potenciales del cannabis. La marihuana también ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de otras enfermedades, como el dolor crónico, la esclerosis múltiple, el síndrome de emaciación y la epilepsia.

El autor principal, Benjamin Han, doctor en medicina y profesor asistente de medicina geriátrica y cuidados paliativos en la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, explica por qué cree que los investigadores constataron un aumento en el consumo de marihuana entre las personas con diabetes. Sospecho que puede estar relacionado con el daño nervioso, le dijo Han a Yahoo Vida y Estilo. “

Existen evidencias de que el cannabis es beneficioso para los pacientes con neuropatía, lo cual podría explicar el aumento de su uso por parte de las personas con diabetes. Sin embargo, no podemos afirmarlo a partir de nuestro estudio”.

Han también señala que, si bien es probable que el medicamento sea beneficioso, no significa que sea inocuo para este grupo de edad. En la actualidad los investigadores de la Universidad de Iowa están explorando si la marihuana puede aumentar el riesgo de sufrir caídas en las personas mayores, por ejemplo, pero también hay que valorar otros aspectos. “Al igual que cualquier medicamento que tenga propiedades psicoactivas, me preocupan los mareos y las caídas, así como los cambios cognitivos que se pueden producir con el tiempo en los adultos mayores, le explicó Han a Yahoo Vida y Estilo. Además, se necesitan más estudios para comprender mejor si existe una asociación entre fumar cannabis y las enfermedades pulmonares o cardíacas. Por último, es importante que las personas de todas las edades sepan que el consumo de cannabis puede crear dependencia con el paso del tiempo y conducir a un trastorno por consumo de cannabis.

En una entrevista para MedicalResearch.com, Han dijo que es importante tener en cuenta estos riesgos ya que las personas mayores pueden ser más vulnerables a los daños del cannabis. Pero también es importante sopesar que probablemente las personas mayores “se benefician más de su uso debido a que arrastran una mayor carga de enfermedades crónicas”. En sentido general, dice que es necesario seguir investigando para determinar si se trata de una solución segura.

Mientras los expertos siguen explorando ese tema, los médicos que tratan a los ancianos, como Caroline S. Blaum, doctora en medicina y directora de la división de medicina geriátrica y cuidados paliativos en la Universidad de Nueva York, dicen que la revelación es crucial para ofrecer mejores cuidados de salud.

Este estudio nos brinda información importante sobre el consumo de cannabis en grupos clave de adultos mayores, particularmente los baby boomers, dijo Blaum en un comunicado. Comprender cómo nuestros pacientes mayores usan la marihuana y evaluar los posibles efectos es una de las preguntas más importantes que debemos responder en nuestro campo.

Noticias relacionadas

Lo siento, pero la marihuana tampoco vale para calmar la ansiedad o depresión

Estudio: Fumar marihuana a diario aumenta riesgo de psicosis

Abby Haglage