El truco de Kim Kardashian para aplicar protector solar sobre el maquillaje: ¿un error garrafal?

Se acerca el verano y con él comienza la lluvia de información sobre protección solar. Cómo hacerlo correctamente, cuál es el factor adecuado, cuántas veces reaplicarlo, e incluso, los consejos de Kim Kardashian para usarlo sobre el maquillaje. 

(Photo by: NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)

Antes de decidir si te aventurarías a seguir los consejos de la diva de Keeping Up With The Kardashians, es importante tener en cuenta que el uso de protector solar es recomendable no solo para los días de playa.

Según la American Cancer Society, la exposición a los rayos ultravioleta, provenientes de la luz solar o de lámparas solares, es el factor de riesgo principal para la mayoría de los melanomas. La protección de la piel no debe tomar vacaciones, con lo cual debemos incluir este paso en nuestro ritual de cuidado diario como un imprescindible.

Si bien cada piel tiene necesidades diferentes, lo que determina si un protector solar es eficiente no es el espesor, sino el factor de protección, e incluso, según la Academia Española de Dermatología y Venerealogía, un factor de protección 50 requiere una reaplicación cada dos horas al estar en una exposición prolongada.

El secreto revelado de Kim Kardashian

Los pasos adecuados de la rutina diaria de belleza suelen ser limpiar, tonificar, aplicar productos hidratantes o antiedad, y luego el protector solar. Al dejar secar, se procede a maquillar, pero qué ocurre cuando debes reaplicar durante el día.

Ante esta interrogante, surge la revelación de Kim Kardashian para protegerse del sol incluso estando maquillada, y ella sí que se maquilla donde quiera que esté.

La célebre empresaria ha contado recientemente que su secreto es aplicar un face mist, no protector en aerosol, sino un ligero spray que deja una suave capa de producto sobre la piel. Se trata del Post-Makeup SPF 50 Mist de Lumasol.

El consejo de Kim fue compartido a través de sus Instagram Stories donde aseguró que no le pagaban por recomendar este producto, sino que realmente se había convertido en su auténtica fanática. Comentó que se aplicaba a unos 10 centímetros del rostro y se dejaba secar durante unos segundos.

La efectividad de este tipo de productos, así como la de los protectores en aerosol, ha sido cuestionada frecuentemente, y esta no es la excepción. Más allá del factor de protección, que se supone que ha pasado por todas las pruebas necesarias, el problema está en la cantidad adecuada de aplicación.

Una pulverización o dos no son suficientes para proteger la piel del daño de los rayos ultravioleta. El doctor Joel L. Cohen, director de AboutSkin Dermatology en Denver y docente de la Universidad de Colorado, consultado por la revista Consumer Reports explica que para todo el cuerpo, en un día de playa, se necesita una onza completa de producto, lo que equivale a una gota del tamaño de una pelota de golf y reponerla a las dos horas. Para un día cotidiano, cuando solo el rostro y los brazos están expuestos, se necesita la cantidad equivalente a una cucharadita de protector solar para el rostro y cuello, y otra para los brazos.

(Getty Creative)

De esta manera, si se usa la cantidad adecuada, se corre el riesgo de arruinar el maquillaje, pues no soportaría –aunque sea una reaplicación- la composición de aguas y aceites del producto sin afectarse de alguna manera.

En todo caso, quienes prefieren irse por lo seguro, podrían sustituir la base de maquillaje por protector con color, usando una BB cream con SPF. Actualmente muchos cosméticos cuentan con fotoprotectores en su composición con lo cual, lejos de dañar la piel, se hacen cada vez más integrales para su cuidado, aunque no están diseñados para la exposición continua al sol.

TE PUEDE INTERESAR:

Pecados de maquillaje: lo que debes evitar a los 30, 40 y a los 50 

Michael Jordan y otros deportistas que se han anotado buenos puntos como iconos de estilo

10 'remedios de la abuela' que deberías desterrar para siempre de tu rutina de belleza