El comentario machista de un periodista deportivo sobre Shakira en el Super Bowl

(Photo by Jeff Kravitz/FilmMagic)

Sabíamos que la actuación de la estrella colombiana en el medio tiempo del Super Bowl en Miami sería objeto de escrutinio, más al actuar junto a otra diva latina como lo es Jennifer Lopez. Lo que no esperábamos, no a estas alturas, es que alguien pudiera referirse a ella bajo un estereotipo machista que la anule no solo como persona, sino como profesional. Que no importa lo que haga, ella siempre será, de acuerdo al comentario de un periodista deportivo de ESPN, la esposa de Piqué.

La historia es sencilla pero no por ello molesta menos. Enrique Rojas, quien se anuncia en Twitter como escritor y reportero de béisbol para la cadena de televisión mencionada, se subió a la conversación que acaparó la red mundial durante 12 minutos.

“La esposa de Piqué hizo colapsar el internet en el palco de prensa de la Serie del Caribe”, fue el comentario de menos de 20 palabras que sorprende tanto por lo absurdo como por lo machista.

Para él, Shakira no tiene nombre, no merece siquiera ser mencionada. Para él, la trascendencia es que ella es esposa del Gerard Piqué, el futbolista del Barcelona, no importa que haya colapsado el internet no solo en el palco de prensa de la Serie del Caribe, sino en gran parte del planeta.

Por fortuna, una usuaria en la misma red social que se identifica como coquito sin ron le dio un “estáte quieto” con una breve sentencia de respuesta que ha tomado más viralidad que el comentario de Rojas.

Puede ser que el periodista solo intentara llamar la atención. Si es así, lo logró, Ahora será conocido como “el hombre que emitió un comentario machista sobre Shakira”, porque a pesar de sus palabras, aquí la famosa es y seguirá siendo ella. Y si eso no lo sabe él, sí lo sabe el mundo entero.


Te puede interesar:

12 momentos del medio tiempo del Super Bowl en Miami que nos volaron la cabeza

FOTOS | Así se fue la 'batalla' Shakira vs. JLo en el Super Bowl

Patrick Mahomes o cómo un chamaco de 24 años le cambió la vida a 4 generaciones