¿El café nos hace inmortales?

3 tazas de esta poción mágica podrían alargar la vida al reducir el riesgo de muerte por numerosas causas, entre ellas el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y la enfermedad renal

Después del agua, el café es la bebida más consumida en el mundo. Y, según la ciencia, es un buena elección. Por cierto, sus efectos positivos no dependen de que sea o no descafeinado. (Foto: iStock)

Después del agua, el café es la bebida más consumida en el mundo. Cada día se toman mil cuatrocientos millones de tazas, en cualquiera de sus múltiples versiones. Bien, pues los bebedores de café están de suerte porque, aunque sea descafeinado, el café es bueno (muy bueno) para la salud.

La principal característica de esta bebida es que posee un potente efecto estimulante, incrementando la energía, la resistencia, la rapidez, la capacidad de reacción y la fatiga mental. ¿La consecuencia directa? Elimina el cansancio y la somnolencia de golpe, además del dolor de cabeza.

También cumple un papel neuroprotector, reduciendo el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer; y ayuda a frenar y prevenir el cáncer de mama, la obstrucción de las arterias y los infartos. Por supuesto, cada uno de estos beneficios está científicamente probado.

Estos granos de café están considerados ‘habas mágicas’ porque nos ayudan a vivir más y mejor. (Foto: Pexels)

¡Tranquilos! No voy a hablaros de todo. Sólo de los dos últimos, publicados en ‘Annals of Internal Medicine’, subrayan los beneficios para la salud de un mayor consumo de café, tanto con cafeína como descafeinado. El primer trabajo encontró que, en comparación con los no bebedores de café, los que consumen más café tienen un riesgo significativamente menor de muerte, y el segundo reveló que un mayor consumo de café se vincula con menor riesgo de muerte en personas blancas y también en poblaciones no blancas.

En concreto, el primer estudio, realizado por investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) y el ‘Imperial College de Londres’, Reino Unido, mostró que los niveles más altos de consumo de café están asociados con un menor riesgo de muerte por todas las causas, particularmente por enfermedades circulatorias y digestivas.

Los investigadores de este nuevo trabajo han llevado a cabo el que califican como el mayor análisis de los efectos del consumo de café en una población europea, donde el consumo de café y los métodos de preparación varían desde un espresso en Italia hasta un cappuccino en Reino Unido, encontrando una asociación similar entre el consumo y la mortalidad.

Lo usamos para levantar el ánimo y como ‘despertador’. Pero para que su consumo nos beneficie, nunca debemos sobrepasar las 4 tazas diarias. (Foto: Getty)

Utilizando datos del estudio EPIC (‘European Prospective Investigation on Cancer and Nutrition‘), el equipo analizó datos de 521.330 personas de más de 35 años de diez países de la Unión Europea, incluyendo Reino Unido, Francia, Dinamarca e Italia. Se evaluaron las dietas de las personas mediante cuestionarios y entrevistas, con el mayor consumo de café (en volumen) notificado en Dinamarca (900 mililitros por día) y el más bajo en Italia (aproximadamente 92 mililitros por día).

Aquellos que bebían más café también eran más propensos a ser más jóvenes, fumadores, bebedores, comer más carne y menos frutas y verduras. Después de 16 años de seguimiento, casi 42.000 personas en el estudio habían muerto de una serie de patologías incluyendo cáncer, enfermedades circulatorias, insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular.

Después de ajustar estadísticamente los factores del estilo de vida como la dieta y el tabaquismo, los científicos descubrieron que el grupo con mayor consumo de café registraba un menor riesgo de todas las causas de muerte en comparación con los que no tomaban café.

“Hallamos que un mayor consumo de café estaba asociado con un menor riesgo de muerte por cualquier causa y específicamente por enfermedades circulatorias y patologías digestivas, cuenta el Dr. Marc Gunter, autor principal del IARC y anteriormente en la Escuela Imperial de Salud Pública. Es importante destacar que estos resultados fueron similares en todos los diez países europeos, con hábitos de ingesta y de consumo de café, y nuestro estudio también ofrece importantes ideas sobre los posibles mecanismos de los efectos benéficos del café para la salud”.

En la segunda investigación, se detectó que el consumo de café se vincula con un menor riesgo de muerte debido a enfermedades del corazón, cáncer, apoplejía, diabetes y enfermedad respiratoria y renal para afroamericanos, japoneses, latinos y blancos.

Las personas que consumían una taza de café al día tenían un 12 por ciento menos de probabilidades de morir en comparación con las que no tomaban café; una asociación que fue creciendo con el incremento de la ingesta de café: 18 por ciento menos de probabilidad de morir en los consumidores de dos a tres tazas diarias.

Da igual como lo tomes y tampoco influye el sexo, la edad o la raza: ¡el café es bueno para todos! (Foto: Getty)

“Algunas personas creen que beber café es perjudicial, ya que podría aumentar el riesgo de enfermedades del corazón o conducir a úlceras de estómago y acidez, pero la investigación sobre el café no ha mostrado mayor daño a la salud de las personas”, aclara la autora principal del estudio, Veronica W. Setiawan, profesora asociada de Medicina Preventiva en la Escuela de Medicina de la Universidad de Sur de California (USC), en Estados Unidos.

La menor mortalidad estuvo presente independientemente de si la gente bebía café normalmente o descafeinado, lo que sugiere que “la relación no está ligada a la cafeína”.

“No podemos decir que beber café prolongará su vida, pero vemos una asociación, concluye Setiawan. Si te gusta beber café, bebe; si no eres un bebedor de café, entonces tienes que considerar si deberías empezar a tomarlo”.

Pero, ¡ojo! Si has llegado hasta aquí, te voy a contar cuál es la verdadera clave de todo: hay que tomar una ‘cantidad moderada’ de este exquisito brebaje. Y ¡hete aquí! Que por fin sabemos a que se refieren con eso, entre tres y cuatro tazas de café al día.

También te puede interesar:

Tomar café al despertarnos y otras 17 cosas que hacemos al revés

Consumir dos tazas de café al día reduce (a la mitad) la fertilidad masculina

¿Sabías que el café mejora la memoria a corto plazo?