El buen trabajo de las series españolas y su repunte este 2018: ¿Qué ha influido en este éxito?

El Emmy Internacional obtenido por La casa de papel en la categoría de mejor drama ha sido la guinda a un 2018 que ha supuesto la explosión de las series españolas y su reconocimiento fuera de nuestras fronteras.

La casa de papel (©Atresmedia)

Ya nadie duda que nos encontramos en la edad dorada de la televisión española por el buen hacer y calidad de las series con sello nacional. Pero… ¿a qué se debe realmente este boom?

Los números que se extraen de La casa de papel abren una nueva era para la ficción televisiva española y siembran de esperanza el futuro audiovisual. Esta serie creada por Álex Pina, que pasó sin pena ni gloria por Antena 3, se ha convertido en un auténtico fenómeno internacional gracias a Netflix. Tanto que es la serie de habla no inglesa más vista de la plataforma.

Lógicamente este cambio de tendencia ha venido marcado por la implantación de los nuevos modelos de consumo audiovisual bajo demanda así como por el recorte de la duración de los capítulos que posibilitan la proyección internacional. Antena 3 ha sido pionera en anunciar que sus series se reducen a 50 minutos y ya ha podido hacer balance de este acierto con la emisión de La catedral del mar.

La catedral del mar (©Atresmedia)

Además los operadores televisivos tradicionales, de manera paralela, han dado un paso adelante apostando por nuevas estrategias que han posibilitado el triunfo de una serie como Fariña en la televisión en abierto. Javier Rey y el resto de los actores han dado un golpe sobre la mesa con una trama nada cómoda para los espectadores puesto que se retrata el narcotráfico de los años ochenta en Galicia, es decir, se incrustan narraciones de personajes reales. Esto ha permitido que por fin se zanjen las comparaciones injustas en las que la ficción española tenía mucho que perder.

Fariña (©Atresmedia)

Las series españolas ahora arriesgan con propuestas que hace años eran impensables en la pequeña pantalla. Este éxito por tanto es fruto de la demanda de los espectadores exigiendo nuevas fórmulas televisivas sorprendentes como Gigantes, en definitiva, pidiendo la llegada de producciones orientadas a un público más adulto  y no tan pensadas en satisfacer las necesidades de la familia al completo como antaño.

Gigantes (©Movistar+)

En este sentido, la audiencia también se ha contentado con la mezcla de géneros, el caso más claro ha sido la segunda temporada de Estoy vivo que ha cautivado a la audiencia de la cadena pública con el mejunje de comedia, fantasía, y los tintes del género policíaco.

Estoy vivo (©RTVE)

El triunfo de las series españolas este 2018 también se explica con el tratamiento de temas considerados tabú delante de las cámaras que sí han rodeado la trama de Élite: desde las relaciones abiertas o el VIH hasta la religión. Este drama de Netflix ha arrasado dentro y fuera de nuestras fronteras demostrando que los adolescentes pedían a gritos una ficción juvenil en la que reflejarse porque estaban huérfanos de referencias televisivas.

Élite (©Netflix)

Además,  como ya sucediera en Física o Química hace una década, serie en la que por cierto han trabajado numerosos rostros que hoy copan la pequeña pantalla, en España tenemos talento joven a raudales. Mismamente en Élite Miguel Bernardeau así como Ester Expósito han brillado con sus actuaciones, aunque también hay que destacar la prometedora cantera de jóvenes actores y actrices nacionales de otras series como Óscar Casas, Ricardo Gómez o María de Nati que tienen mucho que contar en los próximos años y que se han convertido en grandes revelaciones interpretativas del año televisivo.

Cuéntame cómo pasó (©RTVE)

En el repunte de las series españolas este 2018 también ha influido las segundas oportunidades en otras cadenas ofrecidas a títulos muy aclamados que han posibilitado el regreso de series como Vis a vis en FOX, tras su cancelación en Antena 3, o el revivir de Velvet bajo el paraguas de una plataforma de pago como Movistar+ con el título Velvet Colección.

Vis a vis (©FOX)

Aunque si hablamos del verdadero hito que ha revolucionado la ficción española de este 2018, sin duda, ha sido la mayor presencia de las mujeres como protagonistas de potentes tramas.

La otra mirada (©RTVE)

Estas nuevas heroínas empoderadas han llegado dispuestas a romper tópicos como las protagonistas de La otra mirada o Las chicas del cable quienes, otra temporada más, han cautivado a los espectadores.

CABLE GIRLS

Otro de los grandes retos conseguidos es la mayor presencia de los efectos digitales en las series, a la par que se rueda en más espacios naturales, dotando de realismo y personalidad a las narraciones como ha sido el caso de La verdad emitida en Telecinco o La Zona de Movistar+ grabada en Asturias.

La verdad (©Mediaset)

El deseo para 2019 es que las ficciones españolas continúen ganando terreno ahora que los guionistas tienen el lujo de disponer de un poquito más de tiempo para sacar adelante sus historias. ¡Que continúe este salto de calidad!

Para seguir leyendo:
Llega La Peste: una historia bien contada de esas que dejan huella en el alma de los seriéfilos
Así será la tercera temporada de Vis a vis