El Banano, el delincuente que ha saltado a la fama por destapar una plantación de marihuana en una huida

Lo que en un principio era un intento de encontrar al hombre que se había saltado el confinamiento en Granada y atropellado a un agente de la Guardia Civil dándose posteriormente a la fuga acabó no solo con su detención, sino también con el descubrimiento de una enorme plantación de marihuana y el inicio de la guerra entre los clanes de la droga de la capital andaluza.

El detenido era un hombre de 24 años con un amplio historial delictivo y apodado El Banano. Su nombre y la curiosa anécdota que ha protagonizado han sido muy comentados durante los últimos días en las redes sociales.

Algunas de las plantas de marihuana que encontró la Guardia Civil cuando buscaba a El Banano. (Foto: Twitter / @opcgranada).

Todo comenzó el pasado viernes 27 de marzo cuando fue sorprendido por una patrulla de la Guardia Civil cerca de la localidad de Pinos Puente, en la que residía. Al comprobar que tenía varias requisitorias pendientes, intentaron arrestarlo, pero el joven huyó en su coche de alta gama en dirección a Granada. Por el camino se encontró con otros agentes que estaban levantado un control para garantizar el cumplimiento del confinamiento obligado por el Covid-19, pero lejos de pararse atropelló a uno de ellos y se dio a la fuga.

El Guardia Civil resultó herido y tuvo que ser trasladado al Hospital de Traumatología de Granada, donde horas después le dieron el alta. El Banano se ocultó en un edificio del barrio de Almanjáyar, donde se desplegó un amplísimo dispositivo para encontrarlo.

La operación fue grabada por los propios vecinos del barrio con sus teléfonos móviles e incluso los agentes también compartieron imágenes de la persecución del delincuente por Granada.

En el dispositivo participaron más de 50 agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local, que acordonaron el edificio y empezaron a registrar todos los pisos hasta que dieron con el fugado. Este había entrado por la fuerza en uno de ellos y mantenía retenida a su inquilina.

Antes de dar con El Banano, los agentes registraron 12 viviendas y descubrieron que ocho de ellas estaban vacías y dedicadas al cultivo de marihuana. En total, encontraron 2.574 plantas de cannabis y 6,5 kilos de droga lista para la venta.

El joven, que contaba con antecedentes por extorsión, delitos contra la seguridad vial, robos, atracos, hurtos, tenencia ilícita de armas y atentados contra la autoridad, ha ingresado en la prisión de Albolote tras prestar declaración judicial por videoconferencia, pero su detención ha desatado una guerra entre los clanes de la droga de Granada que claman venganza por haber sido descubiertos y haber perdido todo el negocio.

Entre los vecinos de Pinos Puente circulan numerosos audios de WhatsApp de los agraviados amenazando a El Banano y a su familia, aunque la Guardia Civil afirma que no se ha producido ningún incidente.

Más historias que te pueden interesar: