Un nuevo reality quiere ayudarte a aceptar la muerte

·4 min de lectura

La muerte es una de las dos experiencias únicas que todos los seres humanos compartimos en vida sin importar raza, religión ni género: nacer y morir. No hay duda alguna que la muerte llegará algún día y no hay nada que podamos hacer para evitarlo.

Sin embargo, hablar de la muerte puede ser un tema tabú para muchas personas y hogares del mundo. Es más, personalmente me ha pasado en varias ocasiones que al sacar el tema me topaba con personas que lo perciben como algo tétrico y prefieren enterrarlo en el baúl de la negación absoluta. Pero no somos inmortales, la muerte es tan real como la vida misma y un reality show espera ayudarnos a normalizarla.

Un cementerio en Pamplona, España, el 1 de noviembre de 2021 durante el día de Todos los Santos (Photo by Iranzu Larrasoana Oneca/NurPhoto via Getty Images)
Un cementerio en Pamplona, España, el 1 de noviembre de 2021 durante el día de Todos los Santos (Photo by Iranzu Larrasoana Oneca/NurPhoto via Getty Images)

La plataforma streaming de NBCUniversal, Peacock, ha dado luz verde a un reality que se titulará ‘El arte sueco de ordenar antes de morir (The gentle art of swedish death cleaning)'. La idea, básicamente, se centra en una costumbre del país nórdico dedicada a hacer una limpieza completa en vida, y en todos los sentidos, aceptando la muerte como algo natural e inevitable para, así, dejar menos "trabajo" a los descendientes.

El show, producido por la comediante Amy Poehler y los responsables de Queer Eye, contará con expertos en dicha costumbre que ayudarán a personas que se encuentran en “encrucijadas importantes” a organizar y desmitificar sus hogares, vidas y relaciones “permitiéndonos prepararnos para la muerte mientras disfrutamos de la vida”. Uno de los productores, David Collins, asegura que el programa “transformará la forma en que vemos la muerte”, según medios como The Hollywood Reporter.

El programa parte de un libro del mismo título publicado en 2018 y escrito por Margareta Magnusson, una abuela de 88 años, que explica esta costumbre sueca llamada ‘Döstädning’. Se trata de un fenómeno popular por el cual las personas mayores y sus familiares organizan sus asuntos en vida como preparativo antes de la muerte. Desde deshacerse de cosas materiales a procesar activamente el capítulo final de la vida, haciéndolo tangible, real y, según cada persona, dándole el significado que mejor le ayude a procesarlo. Es “la limpieza de la muerte”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

No tengo paciencia para personas que pretenden que no van a morir” dijo en 2017 la autora durante la promoción de libro. Mi consejo es que despierten. Un día será su último día”. Y sí, aunque pueda sonar incómodo, tiene toda la razón del mundo. Esta costumbre de tirar, donar o deshacerse de papeles, muebles, cosas innecesarias o inútiles, y vivir simplemente con lo necesario para el día a día, es una especie de ritual que ayuda a quienes lo aplican a vivir mejor, con los pies en el presente y sin vivir aferrados al recuerdo o las cosas materiales que los representan. Aunque, para la autora del libro, lo importante es que con este tipo de limpieza se ayuda a los familiares a que no tengan que lidiar con tus asuntos, papeles, cosas y demás, tras la muerte.

Según declaró la escritora a New York Post hace tiempo, Döstädning’ es una costumbre que los suecos comienzan a aplicar en sus vidas cuando llegan a los 50, deshaciéndose de cosas poco a poco, aunque una búsqueda en Internet también nos dice que las personas mayores o las que luchan contra una enfermedad terminal son quienes la ponen en práctica más a menudo. Sin embargo, el reality show pretende aparentemente llevar la idea más lejos a una simple limpieza de hogares, expandiéndolo tambien en la limpieza emocional y racional en torno a la muerte. Es decir, haciendo que esa limpieza física tenga un propósito sanador y consciente, enviando el mensaje de recordar a los espectadores lo que realmente importa.

En el reality, los espectadores viviremos “un viaje honesto y emocional” a medida que vemos a personas de la calle poniendo patas arriba sus hogares mientras repasan y se deshacen de décadas coleccionando cosas materiales. Con ayuda de los expertos suecos, dichas personas prestarán atención a los recuerdos, pasando a sus descendientes aquello que realmente importa: no lo material, sino quienes fueron y cómo quieren ser recordados.

Y en el proceso, intentarán conquistar sus peores miedos y descubrir quienes son por dentro. Y es que al centrarte en repasar los efectos que rodean tu vida, elegir qué puede ir a la basura y qué no, haces que la muerte sea real al ser el motivo detrás de la limpieza. De esta manera, cada persona puede darle el significado que quiera, hacerla realidad y vivir con ella, rompiendo el estigma en torno a la mortalidad y sintiéndose cómodo con la idea de soltar, de dejar ir cosas, momentos y pasado, viviendo el presente en un hogar que lo recuerde.

Nos guste o no, estoy convencida que llega un momento en la vida adulta que todos comenzamos a dedicarle pensamientos. Ya sea con esfuerzos centrados en la negación absoluta, como aquellos que seguimos en la búsqueda de darle nuestro propio significado racional, religioso, psicológico o como cada uno lícitamente necesite. Y, sin dudas, esta idea de dedicar tiempo a repasar nuestras cosas y recuerdos con la intención de deshacerte de aquello que ya no necesitas, expone un proceso de autodescubrimiento, de darle un valor personal a lo que de verdad importa, de vivir en el presente porque, como dice Margareta Magnusson, cualquier día puede ser el último.

¿Empezamos a limpiar?

Más historias que te pueden interesar: