"Te he amado por 67 años y sigo amándote": el conmovedor gesto de un anciano separado de su esposa por el COVID-19

El amor es poderoso y mostrarlo y vivirlo es importante, en especial en momentos de crisis como la presente epidemia de coronavirus. ¿Pero cómo llevar a cabo eso si se es parte de uno de los grupos más vulnerables al COVID-19? ¿Cómo hacerlo si el acceso al lugar donde vive el amor de tu vida está restringido a causa de las medidas de contención de la epidemia?

Bob, vecino de Vernon, Connecticut, encontró un modo singular de sortear la separación forzada para celebrar con su esposa el aniversario 67 de su matrimonio.

La pareja de Nancy y Bob celebró su 67 aniversario de bodas. (Captura de video / NBC News)

Su esposa Nancy, de acuerdo al relato de la televisora NBC, reside en una casa de ancianos y por la presente epidemia no les es autorizado al matrimonio encontrarse físicamente. Pero aún así Bob quiso demostrarle a Nancy su amor y acudió a la parte exterior de la casa de ancianos portando un cartel que rezaba: “Te he amado por 67 años y sigo amándote. Feliz aniversario”.

Nancy pudo ver a través de la ventana a su esposo y leer su amoroso mensaje. Según NBC, Nancy le envió como respuesta besos al aire y saludos con la mano.

Es la primera vez que la pareja debe pasar separada un aniversario de bodas y al respecto Bob comentó a la citada televisora que ‘me hace sentir mal, porque yo quiero que ella esté aquí conmigo, pero sé que ella no puede”. Y deberá esperar aún varias semanas para poder reunirse, pues el gobernador de Connecticut, como ha sucedido en muchos otros lugares, ha prohibido las visitas a casas de ancianos por 30 días para evitar la propagación del coronavirus.

Los ancianos son de los grupos más vulnerables y los que sufren mayores estragos y muertes a causa de COVID-19.

El emotivo mensaje que Bob le presentó a su esposa Nancy afuera de su casa de anciaons. (Captura de video / NBC News)

Laura, la hija de ambos, dijo que sus padres “han sido un ejemplo para todos nosotros. Los cuatro de nosotros [los hijos de Bob y Nancy] hemos aprendido mucho de ellos… Siempre han sido una inspiración…”.

Según comentó Laura a Fox News, su padre visitaba a su madre todos los días en la casa para ancianos, pero debió dejarlo de hacer la semana pasada cuando se establecieron las restricciones ante la epidemia de coronavirus.

El amor en tiempos del coronavirus sigue vigente.