El amor rejuvenece a Alberto Vázquez, la voz legendaria de México, quien se ha vuelto a casar a los 81 años

·5 min de lectura

Una de las figuras pertenecientes a la farándula mexicana que más querida es por el público, es sin duda el cantante (y actor ocasional) Alberto Vázquez, que lleva 60 años ininterrumpidos de carrera —hasta durante la pandemia dio conciertos virtuales— y en estos días anunció, intempestivamente, que había contraído matrimonio (por cuarta ocasión) a los 81 años con quien ha sido su pareja desde 2005, la española Elisabet Ranea, de 38 años, la madre de su hijo más pequeño, Juan Alberto.

De hecho, ya había trascendido que Vázquez tenía intenciones de formalizar su relación desde mucho tiempo atrás, pero diversos factores, como la pandemia y el primer confinamiento, hicieron que su boda se fuera postergando, al punto de quedar hipotéticamente programada para 2022. Sin embargo, el miércoles, a través de su perfil de Instagram el intérprete de '16 toneladas' y 'Maracas' (aquél famoso dueto que hizo con Joan Sebastian), anunció que “por fin”, ya podía presumir a su esposa como tal.  

Esto causó sorpresa, ya que donde algunos daban por sentado que la pareja se habría casado hacía mucho, otros no se esperaban la noticia, que vino acompañada de un par de fotos en las que se ve junto sus seis hijos, cinco de ellos ya adultos, nacidos de sus relaciones anteriores, y que por primera vez se habían reunido todos al mismo tiempo en casa de su padre.

La relación de Alberto y Elisabet data de 2005, dos años después del fallecimiento de quien fuera la tercera esposa del cantante y con la que tuvo su relación más larga y estable, María del Rosario Hoyos, con quien tuvo dos hijas. Según relataron ambos a medios mexicanos, su encuentro fue fortuito y se dio a través de un chat en un foro en internet. Elisabet es 43 años menor que él, por lo que en aquel momento tenía 22 años y la noticia en su momento fue bastante notoria, explícitamente por la diferencia de edades.

Tras algunos años de amistad y salidas casuales, decidieron formalizar el vivir juntos en 2008 y al año siguiente nació su único hijo, Juan Alberto, aunque no se habían casado, hasta ahora. Esto vino a ser un cambio de tono, ya que a comienzos de 2021 Alberto dijo en entrevista que había estado reflexionando acerca de su propia mortalidad y que esto lo llevó a pensar que no quería morir sin volver a un escenario, por lo que decidió hacer conciertos virtuales que le levantaron mucho la moral.

En las fotos en que aparece con sus hijos — Arturo, Claudia, Mónica, Rosario, Daniela y Juan Alberto—, Vázquez luce muy rejuvenecido, sonriente, lozano; un gran salto de como se mostraba un año atrás. La familia en pleno, con el padre entero y alegre, y un comunicado escrito por él: 

“Después de vivir juntos por más de 16 años, Elisabet y un servidor hemos tomado la decisión de contraer nupcias y así formalizar nuestra relación. Habiendo compartido estos años tan bonitos viviendo juntos en familia, estamos convencidos de que este hecho traerá una mejor realidad para nosotros y nuestro hijo Juan Alberto Vázquez de 12 años”.

En el comunicado explicaba que tanto su boda civil como su unión religiosa originalmente se había planeado para llevarse a cabo en 2022 en Torreón, Coahuila, pero que los planes habrían cambiado en el trayecto y decidieron casarse este mes, aunque no aclaró si solo lo hicieron por el civil.

Esta es la cuarta unión conyugal del cantante: El primer matrimonio tuvo lugar a los 16 años con una mujer mucho mayor que él, y el padre de Alberto se enteró y anuló de inmediato el matrimonio al ser el contrayente menor de edad; la regañiza que se llevó, ha contado, fue memorable, pero no aprendió del error ya que le gustaban mucho las mujeres: en 1960 se relacionó con la modelo danesa Ena Larsen, que también era mayor que él. Para evitar repetir la situación, esperaron a que Alberto fuera mayor de edad y lograron casarse, aunque a los dos meses la abandonó para irse a vivir un tórrido romance con la actriz Isela Vega, aunque su relación fracasó por una honda incompatibilidad de caracteres, y de esa relación nació su primogénito, el actor también cantante Arturo Vázquez, con quien tuvo una relación tormentosa pero que ahora es cálida y cordial. 

Años después, conoció a María del Rosario Hoyos, con la que encontró estabilidad en su vida. Con ella tuvo tres hijas, dos de ellas gemelas, en 1969, aunque al aparecer con las pequeñas en los diarios de la época esto suscitó la furia de Ena Larsen, ya que, aunque estaban separados desde muchos años atrás, no habían firmado el divorcio, por lo que lo acusó de bigamia, y según contó en entrevistas, acabó en la prisión preventiva por la demanda de Ena, hasta que resolvió ese divorcio (que en ese entonces era muy complicado por las leyes en México) pudo casarse con Rosario, estando juntos y felices, hasta su fallecimiento en 2003. 

Su quinta hija, Claudia, es cronológicamente la segunda: tiene 55 años, y él no supo de ella hasta 2019 cuando se le acercó para decirle que era su hija, algo que ella también había ignorado por muchos años. Tras realizarse una prueba de ADN, se confirmó la paternidad, por lo que Alberto no dudó en hacerla parte de su familia como de la convivencia con el resto de sus hijos, algo que señala, lo hace ahora muy feliz y sentirse muy completo, por lo que este matrimonio lo ha hecho renacer en más de un sentido.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Vicente Fernández, despedido en su tierra con el cariño del pueblo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente