El alto precio (que seguro no querrás pagar) de las pastillas 'crecepelo' que toma Trump

Depresión, diabetes y problemas de erección

No hay día que no se haga mención al controvertido peinado del president Donald Trump. (Foto: Evan Vucci/AP)

Aunque los calvos estén de moda y no seas nada presumido, que el pelo claree y las entradas vayan ganando terreno a machas forzadas empieza a preocuparte bastante, ¿verdad?

Pues yo que tú me lo pensaba bien antes de lanzarte como un poseso a los fármacos para frenar la caída del cabello. Las últimas revisiones relacionadas con sus principales componentes (entre ellos la finasterida) han demostrado que su consumo deriva en un mayor riesgo de depresión, diabetes y efectos permanentes en la libido.

Es decir que tomar una pastilla diaria contra la pérdida del cabello provoca una mayor predisposición a tener diabetes tipo 2, enfermedad vascular y osteoporosis. En algunos casos también se han descrito casos de depresión y síntomas de ansiedad relacionados con este tipo de medicamentos.

Pero los riesgos de los fármacos ‘crecepelo’ no terminan aquí. Además su consumo habitual repercute en la calidad de la vida sexual al causar un descenso en la cantidad de semen y retardo en la erección. Y encima, los efectos no son reversibles sino que permanecen en el tiempo aunque dejes de tomarla. ¡Pues vaya tela! ¿No?

“¿Calvo o sin erecciones?” Este es dilema de los hombres que no quieren perder su pelo. (Foto: Getty)

Estas conclusiones se publicaron en la revista «Endocrine Reviews and Metabolic Disorders» y ahora un nuevo estudio realizado por especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad del Noroeste, en Chicago, ha revelado que los medicamentos que se emplean para tratar de frenar la caída del cabello aumentan el riesgo de sufrir impotencia.  En algunos pacientes produce una disminución del deseo sexual, de la fertilidad y favorece la disfunción eréctil.

Los investigadores analizaron los efectos de dos de los compuestos más utilizados contra la calvicie, dutasterida y finasteride (que es el que supuestamente utiliza Donald Trump), en más de once mil varones, y descubrió que casi el 2 por ciento de ellos comenzó a sufrir problemas permanentes de disfunción eréctil tras haber comenzado el tratamiento.

Por cierto, que para rizar el rizo, algunos hombres intentan matar dos pájaros de un tiro y utilizan fármacos contra la próstata para tratar la calvicie. Así es como se forjo el tupé más famoso del planeta. De hecho, se sabe que Trump toma a diario pequeñas dosis de propecia o finasterida, fármacos que evitan la pérdida de cabello. La finasterida, que funciona mejor en la parte superior de la cabellera que en los laterales, se receta en pacientes con problemas de próstata y estos, los que padecían alopecia, constaron que recuperaban pelo. Pero, ¿a qué precio?

Como iba diciendo (y esto lo que es más grave aún), dichos problemas de impotencia se mantuvieron después de haber dejado de consumirlos, durante un período que iba desde los siete meses a los cuatro años. La causa de este trastorno se debe a que ambos productos provocan el bloqueo de determinadas hormonas, entre ellas la testosterona, vital para el deseo sexual masculino.

Según la ciencia, existe un componente genético en la calvicie. Así que puede que no puedas hacer mucho por frenar la progresión de esas interminables entradas. (Foto: Getty)

En total, los investigadores calculan que los varones que siguen dichos tratamientos tienen un 4 por ciento más de riesgo de sufrir impotencia. Un riesgo que es mayor aún en aquellos que tienen un tipo sanguíneo A,B y AB, que quienes lo tienen el O.

Los científicos creen que estos efectos adversos han recibido una mínima atención, y por lo tanto, es necesario llevar a cabo más estudios para confirmarlos y para determinar la razón por la cual estos efectos secundarios persisten en algunos individuos.

Lo dicho, en según qué casos, puedes quedarte importante al tratar de frenar la calvicie. Así que mucho pero que mucho cuidadito con las píldoras contra la alopecia.

También te puede interesar:

El problema de salud que más frustra y acompleja a los hombres, ¡que no te pase a ti!

¿Eres bruxista? Podrías serlo y no saberlo

Cenar pasta podría evitar que sufras un infarto debido al cambio de hora