El aceite de coco que causa furor entre las influencers es 'veneno puro'

Mónica De Haro

Profesora de Harvard se burla de la pasión de vegetarianos, veganos e influencers por el aceite de coco asegurando que “es una de las peores cosas que se puede comer”

Las tiendas healthy lo venden como si fuera la panacea para todo, pero la imagen cuidadosamente elaborada del aceite de coco como cura para muchos males ha sido rotundamente rechazada por una profesora de Harvard. (Foto: istock)
Las tiendas healthy lo venden como si fuera la panacea para todo, pero la imagen cuidadosamente elaborada del aceite de coco como cura para muchos males ha sido rotundamente rechazada por una profesora de Harvard. (Foto: istock)

El aceite de coco ha ganado bastante popularidad en los últimos años, desde aceite de cocina hasta productos de belleza, muchos influencers del ámbito salud y deporte lo recomiendan para realizar recetas ‘fitness’. Se considera una opción saludable, entre otras virtudes dicen que es bueno para el cerebro y antibacteriano, pero el aceite de coco que tiene un alto contenido de grasas saturadas y “es una de las peores cosas que puedes comer”, asegura Karin Michels, epidemióloga de la escuela de salud pública TH Chan de Harvard.

Este comentario realizado durante un video viral que ha superado el millón de visitas, ha abierto la caja de los truenos ya que el aceite de coco virgen ha sido calificado como súperalimento y se vende en tiendas especializadas de todo el mundo como si fuera la nueva panacea. Entre los principales beneficios que se le atribueyen están la pérdida de peso y control del apetito, efecto antienvejecimiento, más energíay (¡como no!) prevención del cáncer. ¡Alto ahí! Veamos que dicen los expertos.

Durante su discurso (en alemán) sobre ‘Corazón y errores en Nutrición’ la académica no dudó en calificar el aceite de coco como “veneno puro”. Michels asegura que el aceite de coco es peor que la manteca de cerdo porque contiene exclusivamente ciertos ácidos grasos saturados que pueden obstruir las arterias. En comparación, el aceite de oliva contiene en su mayoría ácidos grasos insaturados; una opción más saludable.

Sus declaraciones han generado oleadas de respuestas tanto de la comunidad médica como de la industria del bienestar. No es la única enemiga de este remedio para todo; la Asociación Americana del Corazón también desaconseja su uso ya que “al ser muy rico en grasas saturadas aumenta el colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad), una causa de ECV, y no tiene efectos favorables compensadores conocidos”.

El aceite de coco contiene un <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/aceite-coco-malo-salud-212511657.html" data-ylk="slk:86 por ciento de grasa saturada;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">86 por ciento de grasa saturada</a>, mucho más que la mantequilla o la manteca. (Foto: Getty)
El aceite de coco contiene un 86 por ciento de grasa saturada, mucho más que la mantequilla o la manteca. (Foto: Getty)

De acuerdo con las directrices dietéticas estadounidenses, la ingesta de grasas saturadas debe ser inferior al 10 por ciento de la ingesta diaria de calorías, o 20 g en una dieta de 2000 calorías. Otras organizaciones han emitido advertencias similares. “El aceite de coco se puede incluir en la dieta, pero como es alto en grasas saturadas, solo se debe incluir en pequeñas cantidades y como parte de una dieta sana y equilibrada”, afirma la British Nutrition Foundation.

¿Tu nuevo aliado de la salud?

Sabemos que las dietas ricas en grasas saturadas están asociadas con un aumento del colesterol no HDL en la sangre, y que el colesterol alto es un factor de riesgo de enfermedad coronaria y apoplejía.

“Ha habido especulaciones de que parte de la grasa saturada presente en el aceite de coco puede ser mejor para nosotros que otras grasas saturadas, pero hasta ahora no hay suficiente investigación de buena calidad para darnos una respuesta definitiva”, cuenta a The Guardian Victoria Taylor, dietista senior en la British Heart Foundation. Lo que sí sabemos es que reemplazar las grasas saturadas con grasas no saturadas como aceite vegetal, aceite de oliva y aceite de girasol ha demostrado ser una forma efectiva de ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL, por lo que esta sería una opción más saludable”.

La locura empezó con el <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/aunque-ellas-tomen-agua-de-coco-y-otras-infused-water-no-es-la-mejor-bebida-deportiva-123335248.html" data-ylk="slk:agua de coco;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">agua de coco</a>. (Foto: <span class="irc_su">Instagram by @nutre.t</span>)
La locura empezó con el agua de coco. (Foto: Instagram by @nutre.t)

Así que aunque nos lo metan por los ojos y nos pasemos el día viendo las maravillosos fotos de Instagram de las green influencers como la modelo Toni Garrn recomendado su consumo debemos ser precavidos. Y es que las celebridades como Madonna, Emma Stone, Miranda Kerr o Gwyneth Paltrow han tenido mucho que ver en el ascenso fulgurante de este ‘producto it’ que supuestamente vale para todo. Lo usan como desmaquillante, como mascarilla para el pelo o para limpiarse los sientes, pero queridas, ¡no hagáis caso!

<span class="irc_su"><a href="https://www.instagram.com/p/Bhra1bZDPWZ/?utm_source=ig_embed" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Panqueques de coco" class="link rapid-noclick-resp">Panqueques de coco</a> elaborados por la personal trainer e influencer venezolana Sascha Fitness</span>. (Foto: Instagram)
Panqueques de coco elaborados por la personal trainer e influencer venezolana Sascha Fitness. (Foto: Instagram)

Por qué triunfa en la cocina

Tiene un sabor agradable, es sólido a temperatura ambiente (lo que permite la elaboración de muchas recetas) y también es muy estable en calor, por lo que es bueno para freír y saltear.

Pero según recoge un meta-análisis (una revisión sistemática de la investigación existente) publicado en la revista médica Nutrition Reviews: reemplazar el aceite de oliva extra virgen por aceite de coco sería “peligroso, y más bien tonto”, especialmente para las personas con problemas cardíacos.

Resultado de imagen de dieta coco influencers
Otros expertos como el coach @themacrowizard xp tienen claro por qué no debes unirte a esta tendencia

“Hasta la fecha no hay evidencia científica sólida que respalde los beneficios para la salud derivados de la ingestión de aceite de coco”, asegura Taylor.

Visto lo visto, el uso del aceite de coco en la cocina no es tan bueno como nos habían dicho y la sugerencia es consumirlo con moderación y siempre atentos de las reacciones que provoca en cada organismo.

Así que si te gusta el sabor del aceite de coco, haz como con la mantequilla, toma un poco de vez en cuando. La porción recomendada del aceite de coco es de 13 gramos, el equivalente a 1 cucharada y su consumo debe ser en promedio de 2 a 3 veces por semana.

Podrías por ejemplo, regar con unas gotitas un salteado de verduras, añadir coco rallado a tu batido de frutas o echar una cucharadita al bol del desayuno. “Lo mejor es restringirse a pequeñas cantidades y usar aceites insaturados como una opción diaria en su lugar “, concluye la experta.

¿Qué opinas, crees que realmente es malo consumir aceite de coco?

También te puede interesar:

Ya no cuela lo de ingerir (sin ser conscientes) grasas poco saludables

Aunque ellas tomen agua de coco y otras ‘infused water’, no es la mejor bebida deportiva

El pez que todos quieren comer (y el más caro)

Casero y con base de plátano, el helado más sano del verano

Este puñado de frutos secos puede salvarte la vida