Cómo el ejercicio y las relaciones sociales sanan el cerebro

un grupo de hombres habla antes de jugar al fútbol
Cómo el ejercicio y las relaciones sanan la menteSouth_agency - Getty Images

Existen varias opciones para que el cerebro esté en buena forma. Los desafíos intelectuales, los ejercicios de memoria o los hábitos son buenas maneras de que se mantenga en un estado óptimo. Además, la actividad física y las relaciones sociales son aspectos de la vida atractivos e imprescindibles para que la cabeza esté al máximo nivel.

Según los científicos, la masa gris del cerebro es básica para el ser humano. De este área depende en buena manera el estado neuronal. El inconveniente para el funcionamiento óptimo es que su volumen se reduce con los años. Para frenar este proceso los investigadores del Instituto Nacional de Envejecimiento de Baltimore (Estados Unidos) han descubierto que los seres humanos más saludables rebajan esta atrofia de una manera más significativa, lo que abre una puerta a luchar contra el deterioro cerebral.

Una de las principales bazas para optimizar la salud cognitiva se encuentra en la actividad física. Según el estudio científico publicado en The Journals of Gerontology, el entrenamiento del ejercicio aeróbico aumenta el volumen cerebral de manera "significativa" entre las personas de mayor edad. Según los test de la Universidad de Illinois a partir de los 60 años tanto la materia gris como la materia blanca del cerebro aumentaron con el entrenamiento.

Los científicos argumentan que una mejor salud cardiovascular ayuda al sistema nervioso central y a las funciones cognitivas gracias, entre otros motivos, a la mejor circulación de la sangre. A este beneficio, otro estudio de la misma universidad ha añadido que el ejercicio físico aumenta las capacidades del cerebro relacionadas con las actividades cotidianas, la capacidad cognitiva y la capacidad de concentración.

Pero los beneficios no se reducen a estos ejemplos. También hay mejoras físicas interiores. "(Los estudios científicos) sugieren que hay una serie de cambios cerebrales asociados con la actividad física, incluidas nuevas neuronas en las regiones del cerebro que sustentan la memoria, conexiones entre neuronas (sinapsis) y un aumento de la estructura vascular", especifica Art Kramer, catedrático emérito de la Universidad de Illinois.

un grupo de hombres habla antes de jugar al fútbol
South_agency - Getty Images

El cerebro funciona mejor acompañado

Por otra parte, la faceta social de los seres humanos también es clave para este órgano. Más allá de la salud mental y del bienestar, los científicos han hallado conexiones entre la red neuronal del cerebro y una vida social activa. Los expertos detallan que la interacción con otras personas aumenta la masa blanca del cerebro y estimula la capacidad neuronal de manera que detiene algunos trastornos patológicos asociados al envejecimiento. Además, varios estudios han revelado que el asilamiento impide el desarrollo de algunas funciones cognitivas debido a su estrecha relación con la manera de actuar con otros individuos.

No obstante, los expertos se muestran cautelosos debido a que no existe una manera precisa para poder optimizar el cerebro en función de cada individuo, debido a que todavía hay que profundizar en estos estudios. "Hay algunas limitaciones (con los conocimientos actuales) como la personalización de estos factores que impulsan las funciones del cerebro y la capacidad cognitiva, además de saber cuál es el mejor modo para combinarlo con la capacidad intelectual, la actividad física y las interacciones sociales para lograr los máximos beneficios en una larga vida", resume Art Kramer.