El ejercicio de María Pombo para unos abdominales de acero

·3 min de lectura
Photo credit: @mariapombo / Instagram
Photo credit: @mariapombo / Instagram

Es el sueño fitness de muchas mujeres: tener abdominales y presumir de vientre plano. Sin embargo, es una meta que incluye mucha disciplina, trabajo duro, constancia y ejercicios que nos harán sudar la gota gorda. Y si no que se lo digan a María Pombo, quien ya ha vivido su propia vuelta al cole en modo sporty y ya se está poniendo de nuevo en forma con su entrenadora de confianza Crys Dyaz.

En su estudio deportivo, María ha comenzado un nuevo curso de entrenamientos donde está dando mucho importancia a su abdomen. Eso sí, en esta ocasión ha decidido potenciar y ejercitar sus abdominales con un movimiento que incluye un objeto: una pelota de pilates.

Beneficios de la pelota de Pilates en los ejercicios de abdominales

Quizá te preguntes por qué María Pombo realiza este movimiento para entrenar sus abdominales con una fitball entre sus manos. La respuesta está en que esto hace que mantenga más centrado su core y así no pierda estabilidad. Es decir, que tenga más equilibro tanto en la subida como en la bajada. Además, al ser flexible, permite realizar un poco de presión con los brazos ayudándonos a la realización de este sacrificado ejercicio.

Como habrás podido ver, María Pombo hace caso a las instrucciones de su entrenadora para ejecutar de manera satisfactoria esta rutina. "Al subir exhala, saca pecho, abdomen hacia dentro. ¡Buen trabajo", le dice. Unas indicaciones que tú también tendrás que seguir si quieres que este ejercicio surta efecto.

Ejercicios de abdominales para practicar en casa

Si estás pensando en ponerte al día con tus abdominales, te dejamos una rutina de ejercicios para practicar en casa.

1. Sentadillas con salto

Desde la posición inicial: mirada al frente con pies abiertos a la anchura de los hombros y puntas ligeramente hacia afuera, baja con la espalda recta y sacando ligeramente el culo hacia afuera, flexionando la cadera y rodillas a 90 grados. Salta y regresa a la posición baja.

2. Lunge alterno

Desde la posición inicial: teniendo los pies a la anchura de tu cadera, lleva una pierna hacia atrás haciendo una zancada con una flexión de rodilla. Baja la parte superior del cuerpo manteniendo el equilibrio. Utilizando principalmente el talón del pie, empuja hacia arriba y regresa a la posición inicial. Repetimos ejercicio con la pierna contraria.

Importante que la rodilla avance más allá de los dedos de los pies a medida que bajas.

3. Escalador

Desde la posición inicial: plancha con los brazos completamente rectos y directamente debajo de los hombros. El cuerpo debe formar una línea recta desde los hombros hasta los tobillos. Levanta un pie del suelo y lleva la rodilla hacia el pecho, manteniendo el cuerpo recto y vuelve a posición inicial y repetir el movimiento con la pierna contraria.

Importante apretar los abdominales para hacer la técnica correcta del escalador.

4. Push ups

Desde la posición inicial: de tabla con los brazos a la anchura de tus hombros, baja hasta que el pecho toque casi el suelo intentando llevar los codos siempre en 45 grados. Presiona la parte superior de su cuerpo hacia arriba hasta la posición inicial mientras aprietas el pecho.

Puedes apoyarte en tus rodillas hasta controlar el ejercicio y poder hacer de manera completa.

5. Plancha

Desde la posición inicial: tabla con los codos separados al ancho de los hombros, apoya los antebrazos y mantén en posición recta. Abrir y cerrar las piernas constantemente

Recuerda contraer glúteos y abdomen. Evitar elevar la cadera más allá de la línea recta que forma el cuerpo.