EEUU suma a compañía de chips, petrolera china a lista negra

JOE McDONALD
·2 min de lectura

BEIJING (AP) — El gobierno de Estados Unidos ha intensificado su disputa con Beijing por la seguridad al incluir al mayor fabricante chino de chips procesadores y a un gigante petrolero estatal en una lista negra que limita su acceso a la tecnología e inversión estadounidense.

El anuncio del jueves se suma a las medidas tomadas por Donald Trump contra China desde su derrota en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Los analistas políticos han dicho que es probable que Trump tome más iniciativas antes de que el presidente electo, Joe Biden, asuma el cargo el 20 de enero.

El Pentágono sumó a cuatro nuevas empresas, incluyendo Semiconductor Manufacturing International Corp. y China National Offshore Oil Corp., a una lista negra de entidades que se considera que forman parte de los esfuerzos para modernizar el ala militar del gobernante Partido Comunista, el Ejército Popular de Liberación. Con estas, la lista contiene 35 firmas.

En respuesta, el Ministerio de Exteriores de China acusó el viernes a Washington de abusar de los argumentos de seguridad nacional para perjudicar a los incipientes competidores industriales chinos.

“Las acciones de Estados Unidos violan gravemente el principio de competencia de mercado y las reglas del comercio y la economía internacionales que el bando estadounidense siempre ha defendido", afirmo la vocera del departamento, Hua Chunying. “Estados Unidos debe dejar de abusar del poder estatal o de generalizar el concepto de seguridad nacional para reprimir a las empresas extranjeras".

SMIC tiene un papel importante en los esfuerzos de Beijing para reducir su dependencia de la tecnología estadounidense y extranjera creando proveedores chinos de chips procesadores y otros componentes.

Esto ha cobrado una mayor urgencia desde que Washington bloqueó el acceso a los chips estadounidenses y a otras tecnologías al gigantes de equipos de telecomunicaciones Huawei Technologies Ltd. e impuso restricciones a otros compradores chinos. La Casa Blanca ha bloqueado también el uso de tecnología estadounidense por parte de proveedores globales que producen chips para Huawei.

CNOOC, por su parte, es la más pequeña de las tres principales petroleras estatales chinas.

Los analistas políticos esperan pocos cambios con Biden como presidente por la frustración generalizada por los antecedentes comerciales y de derechos humanos de China, y las acusaciones de espionaje y robo de tecnología.

El ejército chino, con 2,3 millones de miembros, es uno de los más grandes y mejor armados del mundo, y está realizando una gran inversión para desarrollar submarinos nucleares, aviones indetectables, misiles balísticos y otras armas avanzadas.