¿Qué fue de Edward Furlong, el joven John Connor de 'Terminator 2'?

·3 min de lectura
Photo credit: .
Photo credit: .

Edward Furlong lo tenía todo para triunfar en Hollywood. Con 14 años y tras debutar en 'Terminator 2: El juicio final', una de las mejores películas de ciencia ficción de la historia, se convirtió en un ídolo juvenil que forraba las carpetas de millones de adolescentes por todo el planeta. Pero, como muchas otras estrellas que comenzaron su fama a edad temprana, el estrellato y las malas decisiones pudieron con él.

Edward Walter Furlong nació el 2 de agosto de 1977 en Glendale, California, y la década de los 90 fue la mejor de su carrera, sin duda. Después de iniciarse en el mundo de la interpretación bajo las órdenes de James Cameron y compartiendo pantalla con estrellas como Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton, Furlong continuó su carrera en Hollywood con papeles en películas taquilleras como 'Cementerio de animales 2'.

Photo credit: .
Photo credit: .

Durante esos años, compartió cartel con actores como Meryl Streep y Liam Neeson en 'Antes y después', Tim Roth en 'Cuestión de sangre' y Jeff Bridges en 'American Heart'. En 1998 tuvo un importante papel en la película 'American History X', interpretando a un neonazi que quiere seguir los pasos de su hermano mayor, encarnado por Edward Norton. Pero su calvario estaba por comenzar.

La polémica llegó pronto a su vida tras conocerse que, años después del rodaje de 'Terminator 2', Furlong había comenzado una relación amorosa con su mánager Jacqueline Domac, 13 años mayor, a la que conoció en el set. Recordemos, Furlong tenía 14 años cuando se rodó la película. El anuncio se hizo público cuando Furlong cumplió los 18, y estuvieron juntos "oficialmente" 5 años hasta 1999, cuando la pareja rompió por, supuestamente, abuso por parte de ella.

Photo credit: J. Vespa - Getty Images
Photo credit: J. Vespa - Getty Images

El joven actor comenzó a acudir a sesiones de 'Alcohólicos Anónimos' en 1997, y en el año 2000 fue ingresado en una clínica de rehabilitación. Durante 2001 sufrió una sobredosis y permaneció bajo observación al manifestar pensamientos suicidas. A lo largo de ese periodo de tiempo, Furlong salió con la actriz Natasha Lyonne (La pondréis cara al recordar 'Muñeca Rusa', la serie de Netflix) y con la "mocatriz" Paris Hilton, que estaba en todos los fregados de la época.

“Me inyectaba montones y montones de heroína, metanfetaminas y fumaba DMT todo el tiempo. Así estuve todo el día. Es increíble que todavía esté vivo, hubo un par de veces que casi no lo cuento”.

Photo credit: Albert L. Ortega - Getty Images
Photo credit: Albert L. Ortega - Getty Images

El estreno de la cuarta entrega de 'El Cuervo', con Furlong protagonizando como 'Jimmy Cuervo' y compartiendo cartel con Tara Reid, David Boreanaz, Danny Trejo y Dennis Hopper, fue un intento por revitalizar su carrera, pero el proyecto terminó siendo un fiasco.

Desde entonces, Furlong ha ido intercalando pequeños cameos en películas como 'Green Hornet' con producciones de bajo presupuesto y exploitations directas a video, como 'Arachnoquake' de la infame productora The Asylum.

Su último trabajo en la pantalla fue su regreso a la franquicia de 'Terminator' en 2019 con 'Terminator: Destino Oscuro', cuando James Cameron le ofreció retomar brevemente su papel como John Connor. Desde entonces, Furlong sigue buscándose la vida en el cine independiente (tiene un par de películas en producción, según IMDb), y recientemente ha anunciado que lleva cuatro años sobrio y que, poco a poco, va superando sus problemas de adicción y retomando su vida como actor.

Photo credit: Bobby Bank - Getty Images
Photo credit: Bobby Bank - Getty Images

Ahora mantiene una relación sana con su familia y está empezando a trabajar más. Furlong dice que estar sobrio es "lo mejor que he hecho", y también busca reparar las relaciones profesionales que arruinó mientras estaba drogado: "Jodí a tanta gente cuando estaba drogado... Recuperar la confianza de las personas que trabajan contigo cuando has fallado tanto es un proceso largo”, compartió. “Es como la amistad que surge después de una mala ruptura: la gente está aprendiendo a confiar en mí nuevamente. Es genial y las cosas están empezando a ponerse en marcha de nuevo lentamente”.

"Una vez que entras allí, es muy difícil ver una salida. Eso es lo que me gustaría que la gente entendiera: hay una salida, pero es difícil”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente