Edmundo vuelve a España con nuevo 'look' y da sus primeras palabras sobre María Teresa

Por Diezminutos.es
Photo credit: telecinco

From Diez Minutos

  • María Teresa Campos ya ha reaparecido en varias ocasiones tras anunciar su ruptura.
  • La noticia de la ruptura entre María Teresa y Edmundo saltó el pasado diciembre.

El pasado 28 de diciembre y coincidiendo con el Día de los Inocentes, Terelu Campos soltaba un bombazo en el programa en el que colabora, 'Viva la vida': Su madre y Bigote Arrocet habían puesto fin a su relación. Era la propia María Teresa Campos quien emitía un comunicado oficial en el que anunciaba su ruptura y desde entonces la familia ha copado todos los titulares. Días después de su anuncio, María Teresa reaparecía públicamente para pedir respeto en unos días de mucho dolor, pero desde entonces ha vuelto a los platós y parece haber recuperado la sonrisa. Edmundo, por su parte, desconectó de lo sucedido en Londres, junto a su familia. A pesar de tener casa en Madrid, Bigote cogió las maletas para refugiarse en la capital británica junto su familia: su hijo, Maximiliano, su nuera, Natalia, y su nieto, el pequeño León.

Pero Edmundo ha vuelto y 'El programa de Ana Rosa' ha podido hablar con él a su llegada al aeropuerto de Madrid, donde se ha dejado ver en la terminal de llegadas con un 'look' totalmente renovado: Ya no lleva bigote y se ha teñido el pelo.

Photo credit: telecinco

El ex de María Teresa aseguraba estar "anonadado": “Todo lo que me estáis contando me pilla desprevenido”, confesaba. "He estado fuera y no tengo ni idea de lo que me habéis contado", aseguraba Edmundo.

El humorista no ha contestado a ninguna pregunta, solo ha hablado de su estancia: “En Londres he estado pasándolo bien con mi nieto”.

La primera vez que rompía su silencio era apareciendo por su cuenta de Instagram tras su sonada ruptura con María Teresa Campos y el motivo no fue otro que laboral... y pasión, a partes iguales. Edmundo Arrocet ha inaugurado el 2020 en su perfil social con uno de sus últimos trabajos y ha dado mucho de qué hablar.