Edmundo Arrocet limpia su imagen con la prueba de ADN

Edmundo Arrocet se somete a la prueba de ADN (Photo by Abraham Caro Marin/Redferns)


Bigote Arrocet acude a la citación del juez para hacerse una prueba de ADN y confirmar así si Alexis Ledgard es su hijo pero, ¿por qué ahora y no cuando se le citó la primera vez?

Siendo sinceros, el humorista Edmundo Arrocet no tiene la mejor prensa en este momento de su vida. Tras “mal dejar” a María Teresa Campos y luego ‘huir’ a Londres para que la prensa no le molestara, dejó colgado a su supuesto hijo con la prueba de paternidad.

Evidentemente todos estos actos han hecho que su caché suba para dar declaraciones si es que un día lo hace, pero también que su imagen baje en picado de cara a los telespectadores. El tema de la prueba de paternidad hacia Alexis es una cuestión de responsabilidad y al no acudir él a la cita la primera vez que se le citó el pasado 13 de enero deja mucho que desear.

Sin embargo, el 17 de febrero Bigote ha aparecido puntual a su cita en el Instituto Nacional de Toxicología de las Rozas para someterse a la prueba de ADN. ¿Es este un intento de lavado de imagen exprés? ¿Pretende ahora Edmundo que creamos que es el padre del año?

La verdad es que cuando Edmundo Arrocet ha hablado con la prensa antes de salir camino al Instituto para hacerse la prueba, ha querido aclarar rotundamente que en enero él no recibió ninguna notificación y que, única y exclusivamente por dicho motivo, no se presentó a la prueba de ADN.

En cambio ahora ha recibido un email de su hijo (como él le llama) Alexis Ledgard diciéndole dónde, qué día y a qué hora tenía que presentarse  y lo ha hecho sin problemas o esto es lo que él vende a los periodistas.

Una versión bien distinta tiene el abogado de Alexis, Fernando Osuna, que ha hablado con la revista Semana y afirma que: “No había esperanzas de que fuera. Si no iba se aplicaba la presunción de paternidad y, de esta manera, se tendrá que esperar a los resultados de la prueba. Sabremos algo definitivo en 20 o 25 días”.


Alexis Ledgard le ha mandado la citación a Edmundo Arrocet (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)


Es decir, Bigote no habría ido la primera vez con tal de evitar lo inevitable o, por por lo menos, de alargar el proceso. El abogado del joven prosigue: “Creo que la estrategia de Edmundo es generar la duda al juez. Como todavía no se había hecho la prueba y la ciencia no había certificado nada pues el haber ido puede ser para quedar bien con la sociedad y para que la gente se piense que cumple con su deber. Cuestión de imagen simplemente”.

Además del resultado de la prueba a la que, sea por quedar bien o por pura ética, se ha sometido Edmundo Arrocet se suman al juicio del 18 de marzo. Allí se pedirá, según cuenta el letrado, que varios testigos declaren y Edmundo también deberá declarar; es entonces cuando se decidirá definitivamente si es legalmente el padre de Alexis o no. Como muy tarde en abril o mayo ya habrá sentencia firme.

Lo sospechoso de todo este asunto es que, aunque él le llama hijo y públicamente le reconoce como tal, no ha ido nunca al registro a inscribirlo legalmente, de un modo oficial, como su hijo. Quizá tiene mucho que ver que, cuando Alexis sea declarado su hijo a nivel legal, tendrá derecho no solo a su apellido sino a su herencia y eso podría inquietar al artista.


Más historias que te pueden interesar

Edmundo se va de cena con su amiga rubia

Bigote Arrocet se prepara para hablar

María Teresa Campos bromea con la ‘muerte’ de Bigote