Eden Hazard, el vago que todo entrenador quiere en su equipo

Peter De Voecht / Photonews via Getty Images

Eden Hazard lleva semanas dando mucho que hablar. El belga ha despegado finalmente con el Real Madrid, y con Bélgica ha continuado siendo el gran timonel de la selección de Roberto Martínez. Aunque su arranque en España fue complicado, en las últimas semanas hemos podido ver al Hazard más influyente, ese que es capaz de desparramar rivales a su paso y ser un jugador capital en el plano ofensivo para su equipo.

Zinedine Zidane ha confiado en él desde el principio de temporada, cuando su rendimiento no era el esperado. Para ser un jugador que le costó al Real Madrid 105 millones de euros, el fichaje más caro de la historia, su arranque en el club merengue no fue todo lo apropiado que se podía esperar.

Hazard llegó pasado de peso tras el verano, presentándose en Estados Unidos con una figura que daba hasta vergüenza para un futbolista profesional. Está bien entender que el belga tiene una composición anatómica diferente a la del resto de la plantilla, pero es que durante la pretemporada tenía una barriguita que era difícil de explicar.

Poco a poco, el 7 blanco se ha ido librando de esos kilos de más y a su vez aportando mucho más al equipo. Llevaba varias semanas mejorando sus actuaciones, pero no fue hasta el partido ante el Eibar cuando Hazard finalmente explotó con el Real Madrid.

Peter De Voecht / Photonews via Getty Images

Bajo la lluvia en Ipurua, el belga se asoció con Luka Modric y Karim Benzema y demostró el fútbol de muchos quilates que lleva dentro. Hazard corrió, apretó, fue agresivo en el repliegue, recuperó balones y lanzó contraataques como látigos, sentando rivales en su camino hasta el área.

Durante el parón viajó con su selección y siguió en estado de gracia: dos goles anotó contra Rusia, comandando a su selección de manera firme a la próxima Euro 2020.

En medio de este gran momento de Hazard, han sorprendido las declaraciones de su excompañero en el Chelsea, Obi Mikel. El nigeriano, que nunca quiso reclamar los focos durante su temporada en el Real Madrid a las órdenes de José Mourinho, pero esta semana no dejó a nadie indiferente. Mikel aseguró que Hazard es el futbolista más vago que ha conocido en su vida, pero que luego llegaba el domingo y era imparable.

La comparación, odiosa para el belga, le pondría a la altura de Ronaldo Nazario, de quien José María Gutiérrerz, Guti, dijo que solía llegar al vestuario y preguntar: “¿contra quién jugamos? y ¿cuántos goles tengo que marcar?” Lo de Hazard, según Mikel, es poco más que mágico y va por el mismo camino, pues es un jugador que sin llegar a dar al cien por cien, puede marcar diferencias abismales en cualquier equipo.

Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images

Lo hizo en el Chelsea durante seis años, donde fue el amo y señor del mediocampo, y ahora lo quiere conseguir en el Real Madrid.

Seguro que Jon Obi Mikel hizo su comentario en forma de chascarrillo, pero lo cierto es que ha tenido mucha repercusión. Hazard, por su cuenta, se ha dedicado ha demostrar todo su poderío sobre el terreno de juego, dejando la anécdota de Mikel en poco más que eso —una batallita que pronto nadie recordará.

Sea vago o no, lo cierto es que Hazard se ha ganado a pulso ya su puesto en el Real Madrid y si Mikel piensa que no es adecuado, quizás sea él quien esté equivocado en su valoración de Hazard. El belga podrá ser todo lo vago que quiera, pero con su calidad, no existe un sólo jugador de la Liga que le llegue a los talones. Ahora le toca a Zidane canalizar todo ese talento en su once inicial, pues la calidad incuestionable de Hazard hace que no importe si es vago o no durante la semana. Es tan bueno, que cualquier entrenador moriría por tenerle en sus filas.

También te puede interesar:

Lo que debe hacer Marcelo para reconquistar el lateral izquierdo

Luka Modric y el ejemplo del último Xavi en el Barça

La rápida caída en desgracia de James Rodríguez