Los ecos de la guerra en Ucrania llegan hasta Svalbard, donde viven noruegos, rusos y ucranianos

·1 min de lectura

A mil kilómetros del Polo Norte, en el océano Glacial Ártico, el archipiélago de Svalbard, es territorio noruego pero un tratado de 1920 da a los países signatarios, acceso equitativo a sus recursos naturales.

Y así lo hace Rusia, y antes la URSS, que desde 1932 explota esta mina de carbon en Barentsburg con la empresa Arktikugol.

Serguéi Guschin es el cónsul de Rusia aquí. Sobre la guerra en Ucrania dice:

"No hay signos visibles de conflicto en apariencia. La gente trata de ayudarse y apoyarse mútuamente. Yo lo llamo solidaridad ártica."

Longyearbyen es la población más importante, la mayoría son noruegos, pero tiene una gran comunidad rusa y ucraniana.

Menos de cuatrocientos mineros rusos y sobretodo ucranianos originarios del Donbás, conviven en estos inhóspitos parajes.

Timofey Rogozhin es un de esos ucranianos del Donbás:

"Dos o tres semanas después de que comenzara la guerra, el gerente general de Arktikugol, la empresa minera rusa, anunció en una reunión de personal que no deberíamos hablar sobre la guerra ni provocar ningún conflicto." -dice

Pero los ecos de la guerra han llegado hasta aquí, enrareciendo el ambiente, instilando la desconfianza, según Siv Limstrand, pastora protestante:

"Sabemos de las guerras en otros lugares del mundo, pero ahora, de repente, se nos acerca y el agresor es alguien que también sabemos que vela de cerca por sus interés en la región del Ártico. Así que es natural que la gente piense: ¿nos afectará esto de alguna manera?" -dice.

Porque nadie ignora aquí, que el archipiélago, en particular la isla más al sur, la Isla del Oso, está cerca de las aguas por las que los submarinos nucleares rusos de la poderosa Flota del Norte deben navegar para llegar al océano Atlántico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente