La reflexión dura de Mila Ximénez sobre el futuro de Gianmarco y Adara que impacta a la concursante

El velo de los concursantes de Gran Hermano VIP se destapaba tras la durísima confesión de Adara Molinero. Las imágenes de la joven recostada con Gianmarco Onestini, a cinco centímetros el uno del otro, habían sido comentadas por sus compañeros en varias ocasiones, pero ninguno quería incidir por si perjudicaban su concurso. Ahora, tanto Estela Grande como Noemí Salazar y como Alba Carrillo saben que entre el italiano y la de Madrid hubo mucho más que una amistad. Adara tiene su gran apoyo en Mila Ximénez, quien ha decidido romper esa barrera entre las dos para sincerarse ante su nueva amiga. La colaboradora de Sálvame ha hablado con franqueza, exponiendo que su relación con Onestini no será idílica: "Es más fácil seducir en un entorno donde no hay obligaciones, donde tu actúas, eres el único objeto". 

Gianmarco Onestini Adara Molinero

A juicio de Ximénez, el ambiente de Gran Hermano VIP propicia una sensación de libertad que es ficticia. "En la calle se tienen obligaciones, hay que ir a trabajar, de mejor o peor humor, el niño de pone malito. La pareja no es tan idílica como parece aquí. Todas esas crispaciones…", decía Mila ante la atenta mirada de Adara, que respondía con cierta melancolía: "Ya, estoy confundida". Para la colaboradora de televisión, son muchos los factores que su amiga tiene que tener en cuenta en el futuro inmediato: "Lo que se vive aquí no es del todo real. La realidad está en la calle. Imagínate que deseas empezar una relación con Gianmarco. Esa relación pasa porque no eres una persona libre, tienes obligaciones, un bebé del que ocuparte…". 

La joven ya había comentado en varias ocasiones las dudas que tiene en su cabeza. De hecho, no fue capaz de confesar que está enamorada de Gianmarco, aunque sí dejó claro que no era feliz en su vida con Hugo Martín Sierra. "Lo siento, no quería hacer daño a nadie", decía entre lágrimas Adara, en uno de los momentos más emocionantes que ha dejado esta séptima edición del concurso. Fuera de la casa, el italiano promete esperar a su amada, insistiendo en que sus sentimientos son los mismos desde que fue expulsado de la casa de Guadalix de la Sierra. 

Mila Ximénez

Adara y Mila han compartido este rato de confidencias, puesto que es evidente que dentro de la casa la favorita no se fía para nada de Alba o Estela. Aunque con Ximénez ha protagonizado numerosos enfrentamientos que han acabado en gritos, siempre han mantenido un respeto mutuo que en este final de concurso ha derivado en amistad verdadera. Junto a la mujer de Diego Matamoros, las dos amigas se juegan el pase a la final de las finales de Gran Hermano VIP. Una de las tres mujeres será expulsada el próximo jueves.


Más historias que te pueden interesar: