La dura confesión de Carmen Borrego sobre María Teresa Campos y la salud de Terelu

Redacción El HuffPost

Parece que Carmen Borrego llevaba tiempo necesitando desahogarse y este miércoles lo ha hecho. La hija menor de María Teresa Campos ha concedido una entrevista a Mila Ximénez en la revista Lecturas y ha hablado sobre cómo han vivido la periodista y ella misma la enfermedad de su hermana, Terelu Campos.

 

"Hubiera preferido padecer yo lo que sufre Terelu. Verla cada día peor y no poder hacer nada es horrible", ha confesado Borrego. También asegura que no ha llorado tanto en la vida: "Más que cuando murió mi padre [...] Terelu se traga el llanto".

La hija de María Teresa Campos volvería a aconsejar una y mil veces a su hermana someterse a la doble mastectomía por la que ya se ha operado "porque hay que apostar por la vida y tiene que vivir tranquila", declara. De hecho, ella misma pasó por un cáncer con 35 años y le quitaron el útero. El mismo tipo de cáncer que padeció Carla Duval, que no se sometió a la operación y falleció en 2010, recuerda.

Sin embargo, la confesión más dura de Borrego ha sido contar cómo María Teresa afrontó la enfermedad de su hija. "Se me partió el corazón un día que mi madre dijo '¿No le pueden dar mis pezones? ¿No le pueden dar mis pechos?' A mí ya no me valen para nada", ha revelado. Sin embargo, están más unidas que nunca: "Ahora mi madre es feliz llevándola al médico".

Carmen Borrego también se ha referido a los últimos tiempos de María Teresa en televisión y le duele escuchar la frase 'fíjate para lo que ha quedado María Teresa'. "A mi madre la han humillado. Se arrepiente de haber hecho Las Campos, le ha perjudicado. Dejémosla vivir el tiempo que le quede, si algo se ha ganado es el respeto", ha sentenciado.

Parece que la entrevista no ha sentado muy bien a María Teresa Campos, tal y como ha comentado este miércoles Mila Ximénez enSálvame. La colaboradora ha vivido un momento tenso en el programa de Telecinco después de confesar que ha recibido un mensaje de la presentadora.

Sigue leyendo en El HuffPost