La duquesa de Sussex trabaja de incógnito como voluntaria en Uvalde

·1 min de lectura
La duquesa de Sussex credit:Bang Showbiz
La duquesa de Sussex credit:Bang Showbiz

Este jueves la duquesa de Sussex realizó una visita no planeada al memorial que se ha creado a escasos metros de la escuela de Texas donde el pasado martes un joven de 18 años acabó con la vida de 21 personas, 19 estudiantes y dos profesoras. Meghan estaba acompañada únicamente por el jefe de su dispositivo de seguridad y trató de pasar desapercibida con ropa informal y una gorra.

Tampoco habló con ninguno de los presentes, pero sí depositó un ramo de flores frente a una de las cruces adornadas con un corazón azul que se han instalado en recuerdo de cada una de las víctimas. Según ha salido a la luz ahora, la esposa del príncipe Harry también acudió ese mismo día a un centro comunitario para ayudar a repartir comida entre las personas que acudían a donar sangre.

Aunque estuvo charlando con otros voluntarios, casi nadie la reconoció y la tomaron por una vecina más de la zona: "No tenía ni idea de que era ella. Estuvo hablando conmigo como si nos conociéramos desde hace años. Hablamos de la situación y de lo que había pasado", ha asegurado una mujer llamada Gloria es declaraciones al portal BuzzFeed News.

Meghan entró por la puerta trasera para no crear un revuelo a su alrededor, y no se presentó allí con las manos vacías. La duquesa había preparado dos cajas de alimentos y bebidas para los donantes y estuvo colocando botellas de agua en cubos con hielo y preparando las bandejas de comida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente