Los duques de Sussex fueron víctimas de una campaña de odio orquestada por 83 cuentas de Twitter

·1 min de lectura
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

Uno de los motivos que los duques de Sussex citaron a la hora de explicar por qué decidieron abandonar su rol institucional en el seno de la monarquía británica fue el acoso que habían soportado, tanto en los tabloides británicos como en las redes sociales.

Un nuevo informe de la empresa de análisis de datos Bot Sentine desvela que Enrique y Meghan fueron víctimas de una campaña de odio "claramente coordinada" por tan solo 83 cuentas de Twitter con un total de 187.631 seguidores, que habrían sido las responsables de difundir el 70 por ciento de los tuits en contra del matrimonio de los 114.000 analizados como parte del estudio.

Una de dichas cuentas se dedicaba exclusivamente a tratar de reclutar a otros usuarios para que se unieran a sus esfuerzos por desacreditarles. En total, este grupo de 'haters' tenía el potencial de llegar a más de 17 millones de usuarios de la plataforma.

Aunque la red social había suspendido previamente el 40 por ciento de las cuentas que se identifican como primarias en el informe, es decir, que tenían como único objetivo atacar a la pareja, quienes las manejaban siempre encontraban formas de evadir la censura disfrazándose como "perfiles de parodia" o usando expresiones racistas codificadas para referirse a Meghan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente