Duques de Cambridge: cuando Kate le hizo la 'cobra' a Guillermo

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Los duques de Cambrigde han protagonizado un divertido momento 'tierra trágame'. Es poco frecuente que los 'royals' intercambien muestras de cariño en público, por eso extrañó tanto el beso que el príncipe Alberto de Mónaco le dio a su esposa Charlene en su viaje a Noruega. Ahora les ha tocado el turno a Guillermo de Inglaterra y su mujer, durante un partido de polo, pero con resultado algo distinto. Y es que el nieto de Isabel II se disponía a besar a su esposa, una vez finalizado el encuentro, pero fuera por lo inusual del gesto delante de todos o porque su esposo estaba sudando e iba a mancharla, lo cierto es que ella se retiró, haciéndole una 'cobra'. Sí, esa retirada de mejilla que en su día se hizo célebre cuando David Bisbal le quitó la cara a Chenoa, en un concierto en Sant Jordi allá por 2016. Y todo sin dejar de sonreír.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

También puede ser que estuvieran enfadados… La escena tuvo lugar en la Royal Charity Polo Cup 2022 en Windsor, un torneo benéfico en el que el equipo del segundo en la línea de sucesión al trono británico ha resultado vencedor. Y no es para menos. De todos es conocida la pasión que los Windsor tienen a este deporte, que tanta afición despierta en Reino Unido y otros países. La duquesa apareció por sorpresa en el Guards Polo Club de Windsor y, de nuevo, dejó a todos noqueados con su look.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Así, lució un vestido blanco con líneas geométricas negras firmado por Emilia Wickstead, una de sus diseñadoras favoritas, que cuesta más de 1.500 €, Lo combinó con unos zapatos planos, modelo Alicia, de Camilla Elphick (285 €), unos pendientes de aro de Sézane y una gafas de sol de Finlay. La melena, suelta y natural, como requería este acto.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Entretanto, la pareja no ha descuidado otras actividades de su agenda, como su presencia en Wimbledon, disfrutando del tenis. Este gesto de retirarle la cara a Guillermo suponemos que es sólo una anécdota, porque la sintonía entre los duques, ambos de 40 años, siempre ha sido total. Llevan más de una década de feliz matrimonio, del que han nacido tres hijos: George, que cumplirá nueve años el próximo 22 de julio; Charlotte, de siete, y el travieso Louis, de cuatro. En breve, la familia disfrutará de sus vacaciones veraniegas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente