Los duques de Cambridge juegan al bingo con una residencia de ancianos

Por Diezminutos.es

From Diez Minutos

  • La pareja de 'royals' ha querido lanzar un mensaje a nivel nacional para concienciar sobre la salud mental en tiempos de confinamiento... ¿y adivináis a qué famosos han llamado?
  • Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra prescinden de personal y te contamos el motivo.

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton se han convertido en bingueros por un día. Al igual que Felipe VI y Letizia, y otras monarquías europeas, los duques de Cambridge se han sumado al teletrabajo y el pasado jueves, 21 de mayo, tuvieron una reunión muy especial. El nieto de Isabel II y su mujer, confinados desde su casa de Anmer Hall, en Norfolk, realizaron una videollamada a la residencia de ancianos Shire Hall Care Home, en Cardiff, para conocer de primera mano cómo estaban viviendo los trabajadores la crisis de sanitaria por COVID-19 y agradecerles sus incansables esfuerzos mientras continúan cuidando a los más vulnerables en esta pandemia.

Primero charlaron con el personal de la residencia y escucharon el sincero testimonio de una de las trabajadoras: "Han sido un par de meses difíciles, debo decir honestamente. He trabajado en la industria de las residencias de cuidado desde hace 12 años y nunca, jamás, como os podéis imaginar, nos hemos encontrado con algo como esto". Después llegó la parte más divertida, los duques de Cambridge hicieron de presentadores de una partida de bingo con los ancianos.

Photo credit: Instagram

A través de un proyector iban sacando los números, los enseñaban a la cámara y los cantaban, entre risas, demostrando que son unos expertos bingueros.

Cuando terminaron, el príncipe Guillermo preguntó a los jugadores qué tal se habían desenvuelto él y su mujer. Y una de las residentes contestó: "No ha estado tan bien como debería haber estado". A pesar que los duques se lo 'curraron' utilizando incluso las rimas que utilizan los británicos para jugar al bingo. "62, Tickety-boo", se le escucha decir a Kate.

Photo credit: Instagram

La duquesa de Cambridge optó por un vestido de L.K. Bennett, en tonos rojos y primaveral, que ya ha llevado en otras ocasiones. En esta ocasión, Kate lo ha conjuntado con unos pendientes de hoja de oro de la firma Zoraida London.

Photo credit: Getty Images