La duodécima victoria consecutiva del brasileño Alison Dos Santos en los 400 vallas

·2 min de lectura
Photo credit: FRANCOIS WALSCHAERTS - Getty Images
Photo credit: FRANCOIS WALSCHAERTS - Getty Images

El brasileño Alison Dos Santos volvió a demostrar este lunes en la reunión de Bellinzona (Suiza) que este curso sólo sabe conjugar el verbo ganar, tras encadenar su duodécima victoria consecutiva en la prueba de los 400 metros vallas. El vigente campeón del mundo, que se impuso con un tiempo de 47.61 segundos, no dio la más mínima opción al francés Wilfried Happio, plata en los Europeos disputados el pasado mes de agosto en Múnich (Alemania), que cruzó la línea de meta casi un segundo y medio después -1.45-.

El lanzador de peso estadounidense Joe Kovacs volvió a demostrar el excelente momento de forma en el que ha llegado al tramo final de temporada, tras superar por segunda vez consecutiva al actual campeón olímpico y mundial, su compatriota Ryan Crouser. Si la pasada semana en Zúrich Joe Kovacs tuvo que firmar la mejor marca mundial del año -23,23 metros- para batir al plusmarquista mundial, este lunes en Bellinzona apenas necesitó superar los veintidós metros -22,19- para derrotar nuevamente a Ryan Crouser, que tuvo que conformarse con la segunda plaza con un mejor intento de 22,00 metros.

Tampoco pudo subir a lo más alto del podio la jamaicana Shericka Jackson, oro los 200 y plata en los 100 en los pasados Mundiales de Eugene, que firmó una "gris" quinta plaza en la final del hectómetro con un tiempo de 11.19 segundos. Una circunstancia que dejó libre el camino hacia la victoria a la marfileña Marie-Josée Ta Lou, la única capaz de bajar de la barrera de los 11 segundos, que se impuso con un registro de 10.86.

Tampoco falló la puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn, la vigente campeona olímpica, que se impuso con un crono de 12.72 segundos en la final de los 100 vallas a la estadounidense Nia Ali, segunda con un registro de 12.80. Por su parte, el sudafricano Wayde van Niekerk, plusmarquista mundial de los 400 metros, logró una esperanzadora victoria, tras unos últimos años marcados por las lesiones, al derrotar con un tiempo de 44.33 segundos, al granadino Kirani James, vigente subcampeón del mundo, segundo con un crono de 44.38.