¿Por qué duelen las piernas al volver a correr tras un periodo de inactividad?

·3 min de lectura
Photo credit: filadendron
Photo credit: filadendron

A muchos corredores les habrá ocurrido, bien para ponerse en forma de cara al verano o después de las vacaciones para reincorporarse a las actividades diarias y a la rutina que al volver a la calle a correr les acaban doliendo las piernas de diferentes formas. Para responder a esa pregunta hemos preguntado al fisioterapeuta Alejandro Valencia, de la plataforma TopDoctors, que suele tener la consulta llena de pacientes con roturas de fibras y dolores tendinosos en su regreso al deporte al aire libre habiendo descuidado su actividad durante un tiempo.

Valencia explica que el dolor de piernas "es normal por la inactividad muscular, ya que los músculos no se contraen tanto como debieran en ese tiempo y hay menos flujo de oxígeno. Esto se debe a lo llamado hipotonía muscular o la pérdida del tono". De sus pacientes, distingue tres tipos: el deportista habitual que ha bajado el nivel y sufre sobrecargas y roturas, el sedentario que ha empezado a hacer ejercicio en casa sin costumbre y padece dolores de rodillas, hombros y articulaciones en general y el que nunca hacía nada y ha comenzado de cero y sufre numerosísimos dolores.

Photo credit: Cavan Images - Getty Images
Photo credit: Cavan Images - Getty Images

¿Y si se ha trabajado en casa?

Aunque se haya hecho deporte en casa, el regreso al asfalto tiene consecuencias. "Lo que hacemos no simula mucho el impacto y aparecen este tipo de dolores. Los corredores deben hacer movilidad articular precarrera y empezar con una progresión muy leve, muy poco a poco, con trabajo cardiovascular en función del nivel y cambios de ritmo".

Muchas veces tenemos ganas de echarnos a correr y es como si nos molestara retrasar la carrera por hacer esos ejercicios y estiramientos dinámicos y podemos pensar que con empezar trotando a ritmo suave vale como calentamiento. Pero no es así.

Para prevenir los dolores en las rodillas, especialmente si llevamos mucho tiempo sin sentir el asfalto bajo los pies, es muy necesario el calentamiento dinámico para prevenir lesiones. De esta manera podemos aumentar la temperatura corporal así como el ritmo cardiaco. La sangre fluirá mejor por todos nuestros músculos y mejoraremos el rango del movimiento de nuestras rodillas de cara al entrenamiento.

Más fácil lo tienen, según Valencia, los que en casa hayan tenido la suerte de correr en cinta con impactos o se hayan ejercitado con skipping, sentadillas, trabajo de fuerza, comba, multisaltos o pliometría, ya que aunque puedan sentir diferentes dolores, se recuperarán antes.

Photo credit: kali9 - Getty Images
Photo credit: kali9 - Getty Images

Si se viene de la nada

Para los sedentarios, la recomendación es hacer ejercicio aeróbico suave y regenerativo, al 50% de frecuencia cardiaca máxima y combinado con periodos cortos de paseo. "Unos 30 minutos parando y retomando el ejercicio", explica Valencia.

Más en mujeres

El fisioterapeuta observa el problema más pronunciado en mujeres que en hombres, con una proporción 70-30, y relaciona también el problema de la pesadez de piernas al volver a correr con la ansiedad que se padece estos días tras tanto tiempo de falta de actividad física al exterior.

Photo credit: vitranc - Getty Images
Photo credit: vitranc - Getty Images


Como la alimentación también es importante, recomienda tomar muchas proteínas, hidratos de carbono, fibra, poca grasa e hidratarse muy bien para favorecer también el riego sanguíneo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente