Cada vez tengo más dudas de que Belén Esteban regrese a ‘Sálvame’

A lo largo de la historia de Sálvame, muchos han sido los accidentes que han sufrido sus colaboradores, tanto en el plató como fuera de él. Caídas de la silla, empujones de broma que terminan haciendo daño, tropiezos varios por el decorado. El pasado 25 de abril, Belén Esteban sufrió una caída haciendo una prueba en la línea de Supervivientes, que le provocó una fractura de la tibia y el peroné, y que la obligaba a estar de baja de un mes y medio a dos meses. Pero van pasando los días, las semanas, y nos están pintando a una Belén muy hundida, que genera dudas sobre su futuro en el programa.

Este mismo lunes, sin ir más lejos, el reportero Sergi Ferré conectó con Sálvame para contar cómo había sido su encuentro con la antaño conocida princesa del pueblo. Para que los huesos vuelvan a su sitio, Belén se ha sometido a una intervención bastante larga. “La fractura ha sido muy considerable y el problema que hay ahora es que el postoperatorio es muy doloroso, explicaba el comunicador. Esos dolores impiden a Belén conciliar el sueño, algo en lo que la máquina que le drena la pierna no ayude precisamente. “Está muy desanimada, muy floja”, valoraba Ferré.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Ese mismo día, Jorge Javier Vázquez ofreció una entrevista en La Razón, pues ha empezado a ser imagen de una famosa dieta, y en la charla con este medio se le preguntó sobre cómo se encuentra la ganadora de Gran Hermano VIP. “Te lo puedes imaginar. Cada vez que hablo con ella llora. La recuperación es muy complicada”, dice de forma escueta el presentador sobre su compañera.

Aunque el día de su caída, Belén Esteban se convirtió en un meme de lo más viral, lo cierto es que la misma tiene un trasfondo mucho más duro. Para empezar, Belén Esteban sufrió un accidente laboral. El programa le hizo colgarse de una plataforma a pesar de que ella no quería, no contó con ninguna clase de protección, y claro, pasó lo que pasó: que terminó en el suelo, cayendo de mala manera y fastidiándose la existencia unas buenas semanas. En otras palabras, se puede decir que el programa no la cuidó como debía, algo bastante grave.

Desde otro punto de vista, podemos pensar cómo Belén Esteban se ha dejado la salud con tal de remar a favor de obra y dar contenido al programa. Siempre se dice que Sálvame es un formato que desgasta mucho, y ahí ella sí que se ha dejado la piel para que la gente de casa se eche unas risas. Del mismo modo que, en otras ocasiones, se le ha subido el azúcar por las nubes cuando ha tenido una palabra más alta que otra con un compañero o con un invitado. A Belén Esteban formar parte del universo de Sálvame le ha costado la salud de una forma que jamás se habría podido imaginar.

La fractura de su hueso está pasando una factura muy dolorosa a Belén, y en Sálvame siempre se habla de ello con mucho rigor y cariño. Lejos queda, por ejemplo, la caída que Chelo García-Cortés sufrió en la calle, en la que perdió un diente. El programa se trasladó hasta el lugar del suceso, tomándoselo todo pitorreo. Cuando Kiko Matamoros o la propia Chelo han tenido un revés en su salud, la dirección les ha hecho acudir en una cama de hospital hasta el plató, con mucha sorna, quitando hierro al asunto. Pero se ve que lo de Belén está a otro nivel, y se nos antoja imposible verla colaborar con la pierna escayolada, y mucho menos haciendo un paripé sanitario, entrando en ambulancia o algo similar.

El tiempo dirá si esta baja, a la que le queda cuando menos un mes, supondrá un punto de inflexión en la carrera de Belén Esteban. En algunas ocasiones ha comentado cómo se planteaba volver a ser madre junto a su marido Miguel, y ha emprendido negocios lejos de la televisión, como su propia marca gastronómica. En enero de este mismo año, por primera vez, mencionó en voz alta que su salida de Sálvame está más lejos que cerca, y que cuando tome la decisión de irse, la misma será irrevocable. Fue en una emisión de Sábado Deluxe, donde confesó que había estado muchas veces a punto de irse, y que no lo había hecho por su hija, a la que le encanta verla en Sálvame. “El día que me vaya de la tele, me iré definitivamente de la tele. Muchas veces estoy cansada, mi madre vive en Benidorm... es una decisión muy dura que voy a tomar en la vida y que a lo mejor puede estar equivocada y me la tengo que plantear poco a poco. Hay personas que me necesitan y tengo que estar, porque de lo contrario no me lo perdonaría”, explicaba.

MADRID, ESPAÑA - 8 DE ABRIL: (COBERTURA EXCLUSIVA) Belén Esteban posa para una sesión de retratos el 8 de abril de 2022 en Madrid, España. (Foto de David Benito/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 8 DE ABRIL: Belén Esteban posa para una sesión de retratos el 8 de abril de 2022 en Madrid, España. (Foto de David Benito/Getty Images)

La única razón por la que Belén no ponía una fecha a su final televisivo era porque tenía contrato con la productora, La Fábrica de la Tele. Sin embargo, el haber sufrido ese accidente laboral lo puede cambiar todo, y más si ha afectado al estado anímico de la Esteban. El tiempo nos dirá si toma las de Villadiego, o si vuelve al plató para recuperar su corona de princesa del pueblo.

Más historias que podrían interesarte: