Dos (inesperadas) sustancias que tu cuerpo necesita para mantenerse saludable

Muchas cosas que tomas a diario boicotean tu salud, mientras que otras que pasan desapercibidas o tienen mala fama podrían ayudarte a prevenir o ‘curar’ enfermedades neurodegenerativas y trastornos metabólicos hereditarios

Un estudio reciente atribuye nuevos beneficios al<a href="https://www.cafetearteblog.es/estudios-cientificos/beneficios-del-te-verde-para-la-salud.html" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:té verde" class="link "> té verde</a>, y los asemeja a los del vino tinto. (Foto: Getty)
Un estudio reciente atribuye nuevos beneficios al té verde, y los asemeja a los del vino tinto. (Foto: Getty)

La mayoría de las personas con trastornos metabólicos hereditarios nacen con un gen defectuoso que provoca una deficiencia enzimática crítica. De hecho, en ausencia de una cura, muchos afectados deben cumplir con una dieta estricta y exigente durante toda su vida.

Sin embargo, algunos compuestos presentes en el té verde y el vino tinto pueden servir para tratar enfermedades metabólicas, ya que bloquean la formación de metabolitos tóxicos, tal y como ha puesto de manifiesto un estudio realizado por expertos de la Universidad de Tel Aviv (Israel), publicado en la revista ‘Nature Communications Chemistry’.

El vino tinto podría formar parte de una dietoterapia anti-neurodegenerativa. (Foto: Getty)
El vino tinto podría formar parte de una dietoterapia anti-neurodegenerativa. (Foto: Getty)

El estudio demuestra la capacidad que tienen ciertos productos naturales para actuar como medicamentos contra algunas de las peores enfermedades humanas. Los investigadores analizaronun polifenol del té verde, y el ácido tántico que se encuentra en el vino; y demostraron que previenen la formación de estructuras amiloides tóxicas que a su vez son responsables del desarrollo de trastornos degenerativos como el Párkinson o el Alzhéimer.

“En el caso de enfermedades metabólicas congénitas innatas, el cuerpo no produce una enzima metabólica vital. Como resultado, los metabolitos, sustancias que son, entre otras cosas, los componentes básicos del ADN y las proteínas, se acumulan en el cuerpo. Tal acumulación incontrolada es tóxica y puede causar trastornos mentales y del desarrollo severos. Nuestro nuevo estudio demuestra una vez más la capacidad de la naturaleza para producir el mejor candidato de medicamentos para tratar algunas de las peores enfermedades humanas”, han explicado los investigadores.

Este hallazgo asegura que con estas dos bebidas naturales se puede impedir la acumulación de proteínas tóxicas en el cerebro y evitar el deterioro cognitivo al tiempo que se reducen las posibilidades de que tengamos que enfrentarnos a los temblores, dificultades de movimiento, torpeza, dolor y apatía que causa el Párkinson. Ambos brebajes contienen compuestos naturales que bloquean la formación de estructuras dañinas en la sesera. Como te decía antes, la ‘molécula prodigiosa’ del té verde se llama epigalocatequina galato (EGCG), mientras que en el vino tinto la estrella es el ácido tánico.

“Nuestra investigación demuestra, una vez más, la capacidad que tiene la naturaleza de producir los mejores fármacos para tratar los peores males humanos”, asegura Shira Shaham-Niv, coautora del estudio que publica la revista Communications Chemistry.

¿Tienes la costumbre de tomar una taza de té verde por la mañana o después de comer? ¿Y una copa de vino?

También te puede interesar:

El truco para evitar que tus batidos pierdan color o sabor

Té verde: tu escudo protector contra la ‘cheat meal’

Por qué te equivocas (y mucho) cuando pides bebidas ‘light’ o ‘zero’